ZACATEPEC ADIOS AL FUTBOL

Administrado por Guillermo Cañedo y dirigido por Ignacio Trelles, el Zacatepec alcanzó la gloria en el futbol de la Primera División en los años cincuenta Los demás equipos temblaban ante la perspectiva de jugar en el estadio Agustín Coruco Díaz: además del fervor de la afición, tenían que enfrentar una temperatura de 38 grados, jugando a las cuatro de la tarde Con 20 años en la Segunda División, las esperanzas de los aficionados crecieron durante el último torneo, pues el equipo se mantuvo como líder general todo el tiempo Sin embargo, en la semifinal de la Liguilla fue eliminado Resultado: descontento violento de los aficionados, y la decisión del dueño de la franquicia, Juan Antonio Hernández, de llevarse el equipo a otro lugar
ZACATEPEC, MOR- Es un pueblo de 33 mil habitantes, con un clima extremadamente caluroso que prácticamente no conoce el frío: la temperatura llega a los 38 grados bajo la sombra Es Zacatepec, que nació y creció al abrigo de la caña de azúcar y el ingenio Emiliano Zapata
A mediados de 1920, impulsado por el crecimiento de la Liga Cañera de futbol, un grupo de jóvenes campesinos y obreros del ingenio fundaron un equipo que en 1948 recibió el nombre de Club Social y Deportivo Zacatepec, que alcanzó sus momentos de gloria dirigido por Ignacio Trelles, el legendario entrenador de la inseparable cachucha
Llegó en 1950, cuando el equipo seguía en la Liga Cañera y un año después consiguió el ascenso a la Primera División como primer monarca de la recientemente creada Segunda División En la temporada 1953 arañó el título en una final que perdieron ante el Tampico, ya con Guillermo Cañedo como presidente del club

En el torneo 1954-55 se proclamó campeón al arrebatarle el título nada menos que al “Campeonísimo” Guadalajara La hazaña tuvo mayores dimensiones por haber sido conseguida con jugadores en su totalidad oriundos de Zacatepec y de la zona
Y en la temporada 1957-58 logró el segundo campeonato al vencer en la final al Toluca Y redondeó su exitosa campaña con el título de Campeón de Copa en la campaña 1958-59
Recuerda Trelles: “Se conjugaron todos los factores importantes para dar forma a un equipo de gran envergadura: una gran directiva, un grupo de jugadores de trascendencia con gran calidad técnica y humana, y un entrenador de mucha capacidad Así de sencillo y de difícil, como se le quiera ver El deporte ofrece estos contrastes que hay que saber evaluarlos, tratándose de una pequeña población, sin mucha trascendencia, a no ser por la importancia del ingenio y con una cancha pequeña, pero con un futbol muy grande
“Soy el gran hacedor de la gloriosa época del Zacatepec Ni más, ni menos Tomé al equipo desde muy abajo, en la Liga Cañera, que equivale a estar más abajo de la Tercera División Era un equipo totalmente amateur que jugaba únicamente en la zona cañera, después pasó a una de mayor importancia, como la Liga Estatal Todo sucedió muy rápido: Zacatepec ganó el campeonato estatal, luego el nacional, y posteriormente se inscribió en el primer torneo de la Segunda División, la categoría de ascenso, y logramos el pase a la Primera División ese mismo año Y ahí tuvimos la mejor época, después vinieron altibajos; la historia ya es conocida, pero ya no estuve ahí Me tuve que alejar para recorrer todas las escalas del futbol mexicano y ya Zacatepec quedaba en el recuerdo Alguna vez fui a un aniversario, pero ya después no hubo más, pero lo logrado ahí queda”
Francisco Hernández, también protagonista de la época brillante de los Cañeros y luego directivo del América durante 27 años, recuerda que en 1959 el club capitalino fue adquirido por Emilio Azcárraga, y contrató a Cañedo como presidente del equipo Al año siguiente descendió el Zacatepec “Para que vean lo que vale un buen directivo No todo es tener buenos jugadores”, refiere Hernández
La gran desgracia
Enero de 2004 En el vetusto estadio Agustín Coruco Díaz cuelgan varias pancartas: “Juan Antonio Hernández, no provoques la violencia en los verdaderos cañeros”; “Salomón (Hernández, el alcalde), en tus manos está la tranquilidad de Zacatepec”; “No a la basura 50 años de franquicia”
Y es que los actuales dueños del equipo decidieron trasladar la franquicia del Zacatepec a otra plaza Explica Félix Martínez, vicepresidente del equipo: “Desafortunadamente hemos comprobado que no somos bien recibidos en Zacatepec, lo que se hizo más patente después de que fuimos eliminados en la liguilla por el ascenso por Cobras de Ciudad Juárez Y lo mismo sucedió a lo largo de todo el torneo de Apertura 2003, no obstante haber realizado una extraordinaria campaña, siendo líderes de principio a fin Tuvimos un ingreso de público en promedio de 2 mil 500 con boleto pagado por juego, lo que es muy triste y desalentador, porque en el futbol para que se conjuguen objetivos tan grandes como es un ascenso deben trabajar de manera armoniosa muchos factores: la afición, el equipo, las autoridades, la directiva y los medios de comunicación”
Insiste: la ausencia de público en el estadio Coruco Díaz “nos desalienta a seguir en esta plaza Hace que el equipo se sienta descobijado en este estadio con capacidad para 10 mil 900 aficionados Es muy lamentable porque con casi 10 años de administrar el club la gente de Zacatepec se ha dado cuenta que siempre fue uno de los protagonistas durante este lapso: no hubo un año que no hayamos calificado a la Liguilla Con ello, se les garantizó que siempre buscamos el objetivo del ascenso”
Considera que el desinterés del pueblo de Zacatepec se debe a dos factores: “Primero: el club es una leyenda del futbol mexicano, además de que aquí surgieron grandes jugadores como Pablo Larios, Harapos Morales, Monito Rodríguez, grandes técnicos y grandes directivos Por lo tanto, hablamos de un club con una historia muy grande, pero esta institución ya casi tiene 20 años en la Segunda División, por lo que las nuevas generaciones potenciales de aficionados no se acuerdan ni conocieron a ese legendario Zacatepec Además, están los problemas económicos de la localidad, porque Zacatepec se vino abajo con la caída del ingenio”
El segundo factor podría ser con el cambio de nombre, Leones por Cañeros, la eliminación del escudo tradicional y el diseño de la playera, realizados hace dos años y medio: “La gente de Zacatepec se ha mostrado muy renuente a estos cambios, como ponerle un león en lugar del anterior escudo Eso ha generado peticiones por regresar otra vez al mote de Cañeros y al escudo de la Z”
El litigio
A su vez, el alcalde Salomón Hernández explica que la gente quiere “que haya jugadores de la región y que vuelva el uniforme de la franja y el escudo de ‘Hacer deporte es hacer patria'”
Recuerda que el ingenio quebró en 1991 y vendió el equipo La franquicia pasa por diversas manos, llegó al gobierno del estado, el cual la vendió a Juan Antonio Hernández, el exitoso empresario de venta de automóviles que fue propietario de los Toros Neza
El precio de venta fue simbólico: “1 millón 700 mil viejos pesos, y creo que el señor Hernández sólo dio 700 mil pesos”
Según el alcalde, Hernández tuvo que enfrentar “un proceso legal con la familia Rodríguez (los hermanos Luis y Alfredo) y un grupo de exjugadores que reclamaban los derechos sobre la franquicia, de ahí que para evitarse problemas decidieron llamarse Leones de Zacatepec Y actúan en el estadio Coruco como una empresa privada que se maneja por las leyes del mercado, hasta ir perdiendo esa identidad de comunión con la sociedad”
Explica que “como autoridades municipales no tenemos injerencia directa en el equipo El vínculo que existe con el ayuntamiento es por el préstamo del estadio El dueño daba 300 boletos de cortesía, que la alcaldía vendía a mitad de precio y ese dinero se dedicaba a cuidados del campo de juego y vigilancia Realmente no obteníamos ningún beneficio De acuerdo con la Ley de Ingresos de este año debíamos obtener 6% de la taquilla, pero no cobramos con el afán de apoyar la inversión de ese señor, que sirviera para que los Leones ascendieran a Primera División”
Menciona también que “los actuales jugadores no son de aquí, ni siquiera entrenan aquí; se hospedan en el hotel Tamai de Cuernavaca Vienen y realizan sus juegos y se van Por eso este proceso de divorcio entre la sociedad y el equipo profesional, y al no lograr el ascenso durante varios torneos trae como consecuencia que haya un sentimiento fuerte de frustración y de coraje”
El divorcio total se produjo con la eliminación del Zacatepec en la liguilla Ante las protestas de los aficionados, el entrenador Antonio Mohamed los llamó “violentos y trogloditas”
Félix Martínez, vicepresidente del ahora exZacatepec, se refiere a los disturbios ocasionados por un sector del público tras la eliminación del equipo en la ronda de semifinales frente a Cobras de Ciudad Juárez: “Como administración y como parte del más importante grupo empresarial del país en el ramo automotriz, no nos vamos a exponer a que el día de mañana en una manifestación mal encausada del aficionado vaya a presentarse una desgracia que después se nos acuse que no tomamos las medidas necesarias y oportunas para evitarla”
Aclara que las autoridades municipales pueden “negociar con el equipo que mejor convenga a sus intereses para que esta plaza no se quede sin futbol Se ha mencionado que nos llevaremos el escudo, el mote y el nombre, lo que es falso Hemos convenido con el presidente municipal que con todo gusto podríamos hacer una declaración pública en la que anunciemos regresarle ese patrimonio al municipio Aquí están todos los trofeos que tenemos del Zacatepec desde que compramos el equipo, aquí está el escudo con todos los derechos de explotación comercial, el mote, el nombre, en fin, que sea el municipio el responsable de otorgar, valorar ese nombre y todos esos elementos del equipo”
Revela que la nueva casa del equipo propiedad de Juan Hernández será la antigua sede de Colibríes, el estadio Mariano Matamoros de Xochitepec, Morelos
Las nuevas esperanzas
El presidente municipal Salomón Hernández promete iniciar otra estrategia para que Zacatepec no se quede sin futbol: “Tengo ofrecimientos de otros clubes de la Primera División A (Tijuana y Rivera Maya), de la Segunda División (Colibríes) y de la Tercera División (Chinelos de Atlético Morelos) En ese sentido, la afición puede estar tranquila Estoy tratando de que el equipo que venga sea de Primera A, para que se tenga la posibilidad de que algún día pueda subir a Primera División En el último de los casos la gente está consciente de que podemos tener un equipo de Tercera División, pero con jugadores de arraigo, de la región y que haya una identificación plena con la sociedad, que es lo que realmente me están pidiendo”
Por ahora, Chinelos se perfila como el más viable candidato, y Raúl Cárdenas retomaría la función de director deportivo que realizó hasta hace un par de meses con el Zacatepec
-¿Usted no concibe esta plaza sin futbol?
-Sería un error de mi administración decir que nos da lo mismo que haya o no futbol Este deporte forma parte incluso de nuestro logo, en el que destaca un campo de futbol porque es una tradición, y no necesariamente es el Coruco Es el campo Cisneros, el campo de La Benito, el campo de la Volkswagen, porque el futbol es a todos los niveles Lamentablemente nuestra Liga Cañera está en una crisis generalizada a causa de la desvinculación que se da con el equipo profesional; desapareció la cantera, pero los valores ahí están Ha faltado esa visión del equipo profesional de enviar a alguien para descubrir esos valores, y es el compromiso que queremos arrancar al conjunto que venga a jugar aquí, que aparte de esa visión social está la convivencia con los aficionados Si lo sabe hacer vamos a alcanzar alturas insospechadas
-¿Fue una mala apuesta pensar en Juan Antonio Hernández?
-En ese momento lo que le urgía al gobierno del estado era darle viabilidad a un proyecto, y el señor Hernández garantizaba esa viabilidad en ese entonces No sé si fue una buena o mala decisión De hecho, si sacamos el balance por números, la actuación del equipo no fue tan mala: tuvieron dos finales, algunas semifinales, y en esta temporada fueron líderes en toda la campaña, pero muy al margen de eso lo que necesitaba la afición era el ascenso Para acabarla de amolar el que dirige a Cobras es Sergio Orduña, que se formó en la Liga Cañera Le vino a ganar a un importado como Mohamed El dicho dice que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo, y ahí está el ejemplo: vino alguien de aquí y nos ganó
Los malos directivos
Para Panchito Hernández, que vivió toda la época dorada del Zacatepec, “el futbol está lleno de pésimos directivos, con las normales excepciones, y esos directivos, de los cuales forma parte Juan Antonio Hernández, no permiten que el futbol crezca Los equipos van creciendo, los entrenadores van creciendo y los directivos van decreciendo ¿Por qué Cruz Azul anda tan mal? ¿Cómo es posible que haya llegado a la situación tan complicada de que por primera vez en el mundo alguien rescindió los contratos a todos los jugadores y a los cuatro meses se está metiendo en otros líos?
“Me da una tristeza infinita saber lo del Zacatepec ¿Cómo es posible que Juan Antonio quiera manejar un equipo al que la gente de Morelos quiere mucho y que al terminar el juego en el que hubo disturbios diga que esa gente no debe tener futbol?
“¿Por qué el Zacatepec se ha vuelto otra vez el chico más chico si llegó a ser el chico más grande? Porque tiene un directivo como Juan Antonio Hernández, que podrá enseñar cómo vender un auto, pero no cómo armar un equipo de futbol Hay gente nefasta que no puede vivir en el futbol porque ya le ha hecho demasiado daño, y Juan Antonio debería retirarse desde ahora”
José Bigotón Vela es otro referente histórico del futbol de Zacatepec, primero como jugador y después como entrenador De los cinco ascensos y descensos que registra el equipo en su historia, le correspondió a él subirlo a la Primera División por última ocasión en la temporada 1983-84, aunque descendió en la siguiente campaña (1984-85) Desde entonces los Cañeros no han vuelto a la Primera División
Vela tiene esta explicación: “La nueva directiva siempre despreció al jugador número 12 del Zacatepec: el sol Si usted juega a las cuatro de la tarde, como lo hacía este equipo, está despreciando al mejor jugador Lo digo con conocimiento de causa: con Nacho Trelles entrenábamos al mediodía y a las tres de la tarde y nos acostumbramos tanto que cuando jugábamos el rival podría ser muy bueno y podría ir arriba en el primer tiempo, pero en el segundo acabábamos con él Llegó el momento en que los adversarios pensaban antes de venir a Zacatepec y anticipaban lo que iban a pasar aquí por el calorón imperante”
En términos generales, “se trataba de un equipo que sabía jugar futbol y que corría los 90 minutos Si a eso le agregaba el sol, que desde el momento que uno está en la cancha corre media hora y al rato el rival ya no quería saber nada del juego ante una temperatura de 38 grados En los años cincuenta se armó un equipazo Aquí se escribió nuestra historia A este pueblito no lo conocía nadie, era simplemente un ingenio azucarero, y nada más Pero empezamos a jugar contra adversarios de la talla del Veracruz, que traía jugadores de primera línea del futbol profesional y esta bola de azucareros le metimos 8-0 Desde entonces empezaron a fijarse en estos Cañeros del Zacatepec A través de las imágenes la afición mexicana conoció la iglesia de nuestro pueblo, el Zacatepec fue un equipo triunfador bajo la dirección de Trelles, y así duramos 11 años, que marcaron la época de oro del equipo”Raúl Ochoa Rincón / Foto: Francisco Daniel

Comentarios