EL ARPA CELTA DE CYNTHIA VALENZUELA

Llega el mundo mágico de la música celta este viernes de 21 de mayo, en concierto del grupo de la arpista Cynthia Valenzuela y los bailarines del Irish Dancing de México, alternando con Francesco Bianchini, del ensamble italiano GOR
Desde Xalapa, Veracruz, donde radica, Cynthia se emociona cuando evoca la experiencia de interpretar aquellas sonoridades que siente al pulsar el arpa celta, instrumento que es símbolo oficial de la República de Irlanda:
“Al tocar el arpa celta entro a otro mundo La misma música me jala, y cuando me doy cuenta ya se acabó la pieza; entonces regreso de ese universo de los bosques, del castillo y de las hadas donde creo atmósferas de fantasía e imágenes, y nada más trato de fluir con el ritmo que lleva esa música y sus melodías
“La gente que me escucha aporta mucho también, porque en concierto puedo sentir al público cuando toco, es una comunicación no verbal muy intensa no sólo cuando aplauden al terminar una pieza, sino cuando ésta sucede, todos armonizamos en una misma frecuencia”

Mayo celta
La única arpista mexicana de música celta ha realizado una decena de grabaciones, cuatro de ellas en la disquera URTEX
“Toco arpa celta con cuerdas de metal, el dulcimer, el bouzouki y canto Me acompañarán en este recital Francisco Bringas, en la tabla hindú, percusión y voces; Enrique D’Flon, flauta barroca y guitarra; el irlandés Michael Nelly, gaita escocesa y flauta irlandesa (tinwhistle), así como algunos bailarines del Irish Dancing de México
“Tengo un arpa parecida a la que está en la biblioteca del Trinity College en Dublín, toda una joya que da el símbolo a Irlanda y se graba en sus monedas Es una réplica tomada de ese modelo y, además, tengo otras ocho arpas más de diferentes tamaños, con cuerdas de metal, porque las arpas celtas jamás fueron estandarizadas, cada luthier aporta su propio sello En mi caso, mi compañero Juan Manuel Gonzáles las construye con técnicas innovadoras y su propósito es hacer arpas para curación y proporcionar salud, en un proyecto mío de musicoterapia”
La fascinación por el folclor musical del mundo y las músicas étnicas ha estado con ella “desde siempre” Recuerda que en la década de los setenta, cuando estudiaba en el Conservatorio Nacional de la Ciudad de México, se sintió atraída por los discos Allan Stivell y sus delicados arpegios en el arpa tradicional celta
“Luego obtuve una beca para la Universidad de Austin, Texas, donde asistí a varios conciertos de música celta; me impresionaron muchísimo la forma y la fluidez con que la tocaban los músicos, su espontaneidad y perfección
“Yo estudiaba composición y me intrigaba el porqué sonaba así aquella música, por lo que profundicé en las escalas que utiliza, que son modos griegos muy antiguos: lidio, mixolidio, dórico, eólico, etcétera; cada uno tiene diferentes efectos y las atmósferas que crean no se pueden dar a través de las escalas mayor y menor que usa la música occidental Son expresiones artísticas que no buscan hacer negocio”
De su amplia bibliografía que abarca mitos, leyendas y miscelánea cultural celta, menciona su predilección por el libro The Mist of Avalon (Las nubes de Avalon) que ha sido llevado al cine e integra una triología de Marion Zimmer Bradley en torno de las leyendas del Rey Arturo, aunque desde el punto de vista femenino medieval
“Siento que la cultura celta toca puntos en el ser humano que habían estado dormidos desde la Edad Media A los celtas se les aisló, y como no profesaban la religión católica, hubo sacerdotisas a las que se les acusaba de herejía Es fascinante su calendario lunar; sus dioses eran el espíritu del bosque y del agua, el sol, el viento
“Algunas piezas celtas son festivas y están relacionadas a rituales paganos que no eran bien vistos por la Inquisición, además de que en la evolución de la música occidental predominó la influencia austro-germana, más que nada En el siglo XXI, después de 2 mil años, oímos de nuevo estas escalas antiquísimas y tan intensas que hacen despertar algo en el sentimiento de la gente a través de las vibraciones musicales En musicoterapia se ha analizado que despiertan la memoria ancestral y traen a la mente asociaciones de ideas que hacen a las personas entrar en estados de conciencia distintos y que cambien incluso su comportamiento”
La idea original era que el concierto del 21 se diera el 1 de mayo, “pero por cuestiones de logística no pudimos hacerlo”, explica Cynthia:
“El año del calendario celta se divide en dos: a partir del 1 de mayo, cuando comienza la época luminosa, y del 1 de noviembre, con la llegada de la oscuridad, el otoño y el invierno, seis meses entre cada período En ese mes, en Irlanda se festeja al sol, al dios celta Bel cuyo brillo permitía curar las heridas, un tiempo caluroso de las cosechas con ritos a la fertilidad precisamente el día 1 Ese rito se llama en la cultura celta la festividad de los fuegos de Beltaine o Beltene”
A su vez, Francesco Bianchini (quien toca bombardas, flautas, cítara y otros instrumentos medievales) se presentará con una bailarina belly dancer y envió el siguiente texto desde Italia:
“Estoy muy contento de ir a México, pues siento que tu país está más cerca del mío al sur de Italia Este concierto se organizó con tres meses de antelación pero hubo muchos retrasos y falta de presupuestos, ya que los organizadores de Gryphon Producciones son independientes No podrá venir mi grupo GOR, pero iré con un bailarín”
El Concierto medieval y Celta será en el Salón Plaza Jardín de Plaza Señorial, Hamburgo 188, Colonia Juárez, a las 20:30 horas, el viernes 21 de mayo

Comentarios