EL YA BASTA DE GERTZ

La insólita “jubilación” de Alejandro Gertz Manero no fue en realidad sino el disfraz con el que el propio funcionario y su jefe, el presidente de la República, pretendieron ocultar las verdaderas razones de su renuncia a la Secretaría de Seguridad Pública: no hay ni habrá dinero suficiente para enfrentar los crecientes retos que enfrentan los órganos operativos de esa dependencia federal En el fondo yacen también sus conocidas diferencias, que no pocas veces llegaron a confrontaciones, con el titular de la PGR, general Rafael Macedo de la Concha Y, por supuesto, su desacuerdo con las reformas propuestas por Vicente Fox en materia de seguridad pública No falta tampoco quien aluda a un fracaso del gobierno federal en este terreno
En medio de la crisis que afecta a los órganos de seguridad pública del país y a dos semanas de que se cumpla el plazo para que el presidente Vicente Fox dé una respuesta a la demanda ciudadana de poner un alto a la delincuencia, planteada en la marcha del 27 de junio último, el gabinete del “cambio” continúa erosionándose: el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Alejandro Gertz Manero, dejó su puesto con el insólito argumento de que ya era tiempo de su “jubilación”
Sin embargo, el propio viernes, Gertz confió a colegas suyos en el gabinete presidencial que, más allá de la explicación oficial, uno de los motivos centrales de su separación fue la falta de presupuesto en la dependencia bajo su mando
El argumento de la “jubilación”, ofrecido por Gertz y el propio mandatario el viernes 13, más que aclarar la situación creó suspicacias, sobre todo porque el 2 de junio pasado, luego de su comparecencia en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Gertz había advertido que la SSP podría quedar paralizada en septiembre si no recibía 800 millones de pesos que le fueron recortados de su presupuesto
Advirtió entonces que sin esos recursos, la Policía Federal Preventiva (PFP), su orgullo, suspendería los operativos de apoyo en todo el país Preocupado por la disminución presupuestal, dijo que ésta provocaría la cancelación de mil 900 nuevas plazas de la PFP y 800 plazas de custodios en los penales federales
El presupuesto asignado, añadió, es insuficiente para cubrir 338 millones de pesos por concepto de socorro a los gobiernos de los estados; 138 millones para cambiar los uniformes de las Fuerzas Federales de Apoyo y 141 millones para viáticos que deberán ser utilizados a partir de septiembre
Al final, Gertz solamente logró la recuperación de 300 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda
Otro antecedente de la “jubilación” de Gertz es el hecho de que si se aprueban las reformas en materia de seguridad pública y al sistema de justicia enviadas por el presidente Fox al Congreso de la Unión, la SSP -que el funcionario encabezó durante casi cuatro años- podría desaparecer
Y es que dichas reformas proponen la desaparición de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la SSP para crear en su lugar la Fiscalía General de la Nación y la Secretaría del Interior También proponen la fusión de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y de la PFP en un solo cuerpo que se denominaría Policía Federal
Además, el sorpresivo anuncio de la sustitución de Gertz por el subsecretario de Gobernación, Ramón Martín Huerta, fue interpretado como una acción desesperada del presidente Fox ante la demanda ciudadana de resultados inmediatos en el combate contra la inseguridad en el país
De igual forma, la llegada de Martín Huerta es vista como parte del reforzamiento del equipo más cercano del mandatario, conocido como el “grupo Guanajuato”
Jorge Uscanga, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, sostiene que la salida de Gertz “es una señal de ineficiencia del gobierno federal para poder combatir la inseguridad”, más aún si se considera que el sustituto Ramón Martín Huerta carece de experiencia en la materia
Para Javier Oliva, especialista en asuntos de seguridad pública, “lo que estamos observando es precisamente un fracaso Y ante esto, se busca, de manera inesperada, solucionar el problema a través del nombramiento de un nuevo titular de esa secretaría”
El presidente “comprensivo”
Por su parte, el propio Alejandro Gertz, en entrevista realizada el viernes 13, horas después del anuncio de su “jubilación”, ofrece su propia explicación:
“Después de tantos años de trabajar en el gobierno llego a los 65 años de edad y ya tengo todos los elementos para poderme jubilar Yo tengo que ver que en los próximos años que me quedan, ya no son muchos, los pueda recuperar para mí y para mi familia, para mis actividades académicas y para ir haciendo el recuento final de mi vida Entonces, cuando llego a los 65 años, pues fui a pedirle al presidente la oportunidad de mi jubilación y de mi retiro a la vida privada, y él fue muy comprensivo, entendió mis razones de que necesito recuperar a mi familia y mi propia vida en los últimos años de mi vida”
Despeja dudas sobre su estado de salud: “Me siento bien y no quiero perder esa condición Repito: es una decisión personal, he cumplido y llevo exactamente seis años de haber entrado a cuestiones de manejo de policía Los tiempos de la gente que está en un trabajo de esta naturaleza, ya los cumplí”
Y cuando se le pregunta si en su decisión influyeron los supuestos conflictos que tenía con varios miembros del gabinete, como el secretario de Hacienda, Francisco Gil, y el exsecretario de Contraloría y actual diputado, Francisco Barrio, ataja:
“¡No, hombre, al contrario! No tengo pleito con nadie, no tengo ninguna querella con nadie, las relaciones están mejor que nunca Mire: hay pocas ocasiones en que uno puede terminar un ciclo con las relaciones personales con las que estoy terminando”
Añade: “¿Con Gil? ¡Jamás! Si somos amigos ¡Nunca, al contrario! No, yo dije que la Secretaría de Hacienda nos estaba ayudando a recuperar el dinero que el Congreso nos restó en diciembre Al contrario, si alguien ha sido solidario ha sido el secretario de Hacienda; él fue quien movió, hace un mes, el dinero para dárselo a los gobiernos estatales Con (Francisco) Barrio, ¿para qué? Todas las consignaciones de corrupción las hicimos en su administración (en la entonces Secretaría de la Contraloría) Imagínese: ¡cómo me iba a poder pelear con él! Públicamente he dicho que nos ayudaron, nos entregaron hace poco 300 millones de pesos para sustituir lo que nos quitó el Congreso”
Con el procurador Rafael Macedo de la Concha, Gertz mantuvo diferencias que fueron del conocimiento público En una entrevista con este semanario en junio de 2001 (Proceso 1283), el secretario de Seguridad Pública reveló que existían dos denuncias penales contra exfuncionarios de la PFP por desvíos de recursos, pero dijo que las investigaciones no avanzaban en la PGR
En esa entrevista, se le preguntó la razón de lo anterior Y respondió: “Eso hay que preguntárselo a la procuraduría Lo único que puedo decir es que no hay avances”
-Y con el procurador Rafael Macedo, ¿no tenía problemas? -se le inquirió el viernes 13
-Eso viene de hace cuatro años y no fue por Macedo, sino por una serie de consignaciones que hicimos por el combate a la corrupción, y no fue por Macedo Imagínese si vamos a estar reviviendo los asuntos de hace cuatro años
-Con su salida, ¿no queda descobijado el presidente?
-No, porque pone a una gente que tiene mucha experiencia, es una gente de su absoluta confianza, que fue su gobernador interino, secretario de gobierno, diputado, que ha estado manejando asuntos de seguridad nacional en los últimos tres años Si hay alguien cercano a él es Ramón Martín Huerta No creo que haya la menor duda de que es una gente de la confianza del presidente y con la experiencia para manejar una cosa de ese tipo
-¿Pero no hay una debilidad?
-Fíjese que no Ramón Martín es uno de los compañeros políticos y de mayor confianza del presidente Además, no es una gente que la haya sacado de la nada; estaba en la subsecretaría de gobierno, manejaba todos los asuntos de seguridad nacional en Gobernación
-Entonces, el grupo Guanajuato se fortalece, ¿no?
-Pues es lógico Lo contrario sería lo raro
Los conflictos
La salida de Gertz se suma a una larga lista de 14 altos funcionarios que han dejado el equipo del presidente Vicente Fox en estos cuatro años de gobierno: Jorge Castañeda, Adolfo Aguilar Zinser, Francisco Barrio, Leticia Navarro, Ernesto Martens, Víctor Lichtinger, José Sarukhán, Carlos Flores, Francisco Ortiz, Ernesto Ruffo, Alfonso Durazo, Laura Valdés, Juan de Dios Castro y Felipe Calderón
Gertz llegó al grupo de Fox proveniente del equipo de Cuauhtémoc Cárdenas cuando éste gobernaba la capital del país, lo que fue visto como una concesión del gobierno foxista al cardenismo
Lo cierto es que el desempeño previo de Gertz era visto con respeto El rector de la Universidad de las Américas dejó en el camino al exzar antidrogas Francisco Molina Ruiz y a José Luis Reyes, abogado de la familia Fox, quienes como comisionados del presidente electo en la etapa de transición se promovían para ocupar la nueva Secretaría de Seguridad Pública y la PGR, respectivamente
La creación de esa nueva dependencia implicó el traslado a ella de la PFP, así como el control de los penales federales, antes dependientes de la Dirección de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación
Pronto, sin embargo, las tareas de seguridad pública de Gertz comenzaron a ser cuestionadas A 49 días de la toma de posesión de Fox ocurrió la primera fuga de una cárcel de máxima seguridad Del penal de Puente Grande, Jalisco, se escapó el capo del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, lo cual ocasionó malestar en el Ejército y en la PGR
En respuesta, Gertz puso a la PFP como vigilante de los penales de máxima seguridad y dispuso en ellos la instalación de un sofisticado equipo de cámaras de circuito cerrado que, posteriormente, frustró el intento de fuga de Héctor El Güero Palma, también en Puente Grande
Cuando el gobierno federal tomó la decisión de ubicar a miembros de la PFP en algunas ciudades, e incluso en ciertas colonias de la Ciudad de México, el hecho enfrentó a Gertz con el jefe de Gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, quien reclamó: “No me gustó la forma, no había necesidad de hacerlo con aspavientos No me gusta la espectacularidad, la fantochería”
Gertz justificó “En los lugares donde los índices delictivos estén afectando gravemente a la comunidad, ahí estaremos () Nadie es dueño de un territorio Hay un pacto federal y los policías no tienen problemas de competencia porque en este país no hay ladrones del fuero común y ladrones del fuero federal”
Operaciones cuestionadas
En varias ocasiones, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió múltiples observaciones en cuanto al manejo de los recursos de la SSP Así fue en el caso de la compra de cuatro aviones Boeing 727-200 de segunda mano por 123 millones de pesos, operación en la que se habría privilegiado a Mexicana de Aviación en la licitación correspondiente
Así mismo, en la revisión de la Cuenta Pública de 2002, la ASF cuestionó la compra de 6 mil 200 chalecos antibalas, de los cuales más de 4 mil fueron devueltos por su mala calidad, así como el hecho de que se tuvieran almacenados uniformes con un valor de 24 millones de pesos, de menor calidad por cierto que los anteriores
La relación de Gertz con el Poder Legislativo fue tirante En julio de 2001, durante una comparecencia del funcionario ante la Comisión de Gobernación y Seguridad Pública, los diputados le reprocharon su falta de resultados en la lucha contra el crimen organizado y en los programas de prevención del delito
El perredista Miguel Barbosa Huerta le dijo que “en México se vive una profunda sensación de inseguridad pública por la proliferación del crimen organizado, en el que el narcotráfico representa su máxima expresión”
Lo secundó el priista César Augusto Santiago, quien señaló: “No tengo elementos para dudar de su buena fe, pero dado que en su informe anterior señaló que no ha sido suficiente lo realizado en la materia, es tiempo que reconozca, de manera pública, que el fenómeno de la delincuencia es tal que falta eficacia por parte del gobierno para enfrentarlo”
Igual sucedió con los gobiernos de los estados En febrero de 2003, mandatarios de distintos partidos se quejaron con el presidente Fox por las deficiencias de la SSP y su falta de coordinación con los estados El gobernador de Chiapas, Pablo Salazar, calificó la actuación de la dependencia como “caótica”
Entrevistado el viernes 13, el diputado Uscanga se refiere al desempeño de Gertz:
“Fue negativo Ahí están los resultados Creemos que debe empezar una nueva etapa, pero pusieron a una persona que no tiene el perfil para el puesto Es un cambio que se da porque no hubo resultados; si los hubiera habido, no se daría este cambio Esto quiere decir que, a pesar de la propuesta de cambio, nada ha resultado”
Javier Oliva, estudioso en temas de seguridad, sostiene que “la renuncia de Gertz Manero se debió a la falta de resultados ante la generalizada demanda de seguridad por parte de la ciudadanía y, también, a que no logró coordinarse con otros miembros del gabinete del presidente Fox, con quienes mantuvo una relación accidentada”
El final
La marcha del 27 de junio de este año fue la mayor manifestación de inconformidad social ante la incapacidad de los gobiernos capitalino y federal para detener el aumento de la delincuencia, y esto obligó al presidente Fox a presentar un plan de emergencia con 10 medidas para combatir la inseguridad Ofreció un plazo de 60 días para ver los primeros resultados
En entrevista con Proceso el 30 de junio (edición 1444), Gertz aceptó: “Ahora es el momento de rendir cuentas sobre nuestras acciones Lo que sí es muy fácil de prever (después de la marcha del 27 de junio) es que si no se toman las medidas adecuadas, no se establecen las responsabilidades del caso y no se hacen los cambios necesarios, esta situación va a empeorar”
Ahora, en la entrevista del viernes 13, se manifiesta satisfecho de lo realizado en casi cuatro años:
“El trabajo que hicimos en los aspectos muy específicos de la Policía Federal Preventiva fueron muy satisfactorios Hicimos una institución que realmente dio buenos resultados frente a una crisis de seguridad en el país, fue un ejemplo de lo que sí se puede hacer y de lo que se logró Se abatió el asalto en las carreteras federales; bajaron los índices de criminalidad en las ciudades donde hubo presencia de la PFP; se defendió el patrimonio nacional en Pemex También logramos que el Sistema Nacional de Seguridad se convirtiera en una realidad; se concretó el Registro Federal de Vehículos y se logró la intercomunicación en todas las policías del país”
-Pero su salida se da precisamente en este marco de dificultades en materia de seguridad pública, de esta crisis, como se le ha llamado, y se le va a dar una lectura negativa
-¿Y qué quiere que haga? El problema de seguridad comienza en 1982 en México y vuelve a repetir en 1987, se presenta como nunca en 1995 y en este momento hay una situación en la que es evidente que es el tema fundamental Para ese problema nunca hay un momento oportuno (de salir), nunca lo habría
-Pero su salida no se va a ver pertinente por el momento
-Le repito: ¿por qué? Si las tareas que a mí me encomendaron se han cumplido y han sido reconocidas públicamente como cumplidas Ésa es mi función: yo no soy el responsable de la seguridad pública de las ciudades de este país ni de las policías municipales La Secretaría de Seguridad Pública no es la responsable del combate a los delitos del Fuero Común, que son 95% de los delitos y que no tienen competencia constitucional, ni legal ni de ninguna naturaleza La secretaría puede dar cuenta de los resultados de lo que la ley le ha permitido hacer, porque en eso la Constitución es muy clara: uno no puede hacer más de lo que la ley le impone
-¿Se siente satisfecho de lo que se ha hecho en este gobierno respecto de la seguridad pública?
-Yo puedo dar cuenta de las tareas que me encomendaron; le puedo dar cuenta de cómo me siento yo Los juicios que se hagan al gobierno al que yo pertenecí, se tendrán que hacer por fuera (Con información de Rodrigo Vera)

Comentarios

Load More