Presencia de México en la cuadrienal de Praga

México, D F, 3 de marzo (apro)- Reza el dicho popular que nadie es profeta en su tierra, lo cual puede aplicarse perfectamente a los diseñadores escénicos mexicanos, quienes, gracias a los esfuerzos personales de algunos de ellos, han logrado llevar su trabajo a los más importantes foros internacionales, donde no sólo tienen presencia, sino que han logrado el reconocimiento mundial a su calidad, lo que muchas veces no sucedió en México
Durante muchos años la presencia de México en la Cuadrienal de Praga, la exposición de escenografía más importante en el mundo y uno de los más prestigiados acontecimientos internacionales en el ámbito del diseño teatral, fue casi inexistente, salvo por los trabajos de Alejandro Luna, el escenógrafo e iluminador mexicano más reconocido en el extranjero
Fue hasta la edición de 2003 cuando, con sus propios recursos, un grupo de escenógrafos mexicanos asistieron a Praga y en aquella ocasión el comité de selección le entregó al escenógrafo Jorge Ballina una mención honorífica
Dos años más tarde, en el World Stage design, de Toronto, México volvió a destacar con el reconocimiento a Mónica Raya por su trabajo como diseñadora de vestuario; a Philippe Amand, por sus diseños de iluminación; y a Jorge Ballina, como escenógrafo En los tres casos con Medalla de Oro

Ya con estos antecedentes, finalmente recibieron el apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) para asistir nuevamente en el 2007 a la Cuadrienal de Praga, en esta ocasión para obtener la Medalla de Oro en el rubro de Vestuario, con trabajos de Tolita y María Figueroa, Jerildy Bosh, Eloise Kazán, Cordelia Dvorak y Gilberto Espíndola
Paradójicamente ninguno de los mencionados, es egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral, única institución que imparte la carrera de diseño de escenografía y vestuario en México Cada uno tiene una formación completamente diferente, algunos son arquitectos, otros estudiaron escenografía en el extranjero, o dirección, y a partir de ahí cada uno ha encontrado su estilo propio, lo que ha hecho que el trabajo de los diseñadores mexicanos sea muy diverso
Al respecto Jorge Ballina comenta: “Estamos muy interesados en formar escenógrafos y ‘vestuaristas’ porque hay pocos nuevos, o hay muchos, pero no con la formación necesaria, o tienen que empezar a trabajar con nosotros para prepararse Yo siento que la escuela de Arte Teatral del INBA necesita renovarse con urgencia porque realmente no está produciendo, no están saliendo de esa escuela muchos diseñadores escénicos que realmente estén trabajando o haciendo cosas valiosas
“Hay pocos como Jorge Kuri o Carolina Jiménez, pero en general salen y empiezan a trabajar con algunos de nosotros para volver a aprender; hay algo que está mal en esa escuela que nosotros quisiéramos rescatar, pues no es casualidad que de todos los que hemos expuesto en el extranjero, ninguno ha salido de ahí”
Como resultado de estos reconocimientos, actualmente en el Palacio de Bellas Artes se presenta la exposición Teatro, vestuario y escenografía Presencia de México en la Cuadrienal de Praga, integrada por láminas, fotografías, vestuarios, accesorios, maquetas y videos que se exhibieron en el Pabellón de México en la Cuadrienal de Praga en 2007
“Hasta ahora con esta exposición en Bellas Artes –comenta Ballina, curador de la muestra– es que se está reconociendo esta historia que ya lleva cinco años de premios, porque la verdad es que se le dio muy poca publicidad a los premios y no cambió nada, nadie nos da más trabajo ni nos paga más en México, pero nos han empezado a llamar en el extranjero”
Teatro, vestuario y escenografía Presencia de México en la Cuadrienal de Praga, estará abierta al público hasta el 23 de marzo y posteriormente viajará a diversas ciudades del país

Comentarios