Minimiza Marcelo Ebrard denuncia del panismo local

MÉXICO, DF, 25 de julio (apro) – El jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, minimizó hoy la denuncia que Mariana Gómez del Campo, líder local panista, interpuso en su contra por presunta malversación de recursos en el marco de la consulta petrolera
Por el contrario, consideró que la consulta petrolera del domingo “ya rinde frutos”, incluso antes de efectuarse, y entre ellos destacó el que el PRI hubiese por fin presentado su propuesta energética, así como el encuentro entre partidos para alcanzar consenso sobre la reforma
Al término de un acto del Programa de Mejoramiento Barrial 2008, a Ebrard se le pidió su opinión sobre la denuncia que la panista presentó la víspera, y en la que acusa al jefe del GDF de encabezar actos de proselitismo y de promover su imagen con recursos públicos
“Lo que veo es como una exasperación, demasiado hígado en contra de la consulta, y esta denuncia carece de todo fundamento Estoy facultado por la ley a promoverla y no hay ningún tipo de irregularidad que pudieran perseguir… buscan estar golpeando la consulta todo el tiempo”, comentó

Insistió en que la dirigencia del PAN comete un “error estratégico” al enfocar sus baterías contra la consulta En lugar de atacar el ejercicio ciudadano, aconsejó, “deberían tener el valor para salir y decir qué quieren hacer con Petróleos Mexicanos, qué quieren hacer con el gas, a qué empresas quieren traer y por qué están promoviendo eso… deberían estar defendiendo su posición”
Descartó además que burócratas capitalinos hayan sido coaccionados para participar en la consulta, y aclaró que este domingo sólo participarán entre 6 y 7 mil de ellos como funcionarios de casilla de un universo de 200 mil burócratas
De la responsabilidad de los altos funcionarios de su gobierno en la consulta, dijo que “tienen que coadyuvar y estar muy pendientes de que se instalen todas las mesas receptoras”
Y aunque el gobierno capitalino mandó imprimir 12 millones de boletas, 6 millones por cada pregunta, el jefe de gobierno señaló que los márgenes de votación en otras experiencias similares son mucho menores
Recordó que cuando en 1993 se organizó un plebiscito para saber si la población estaba de acuerdo con elegir libremente al gobernante de la Ciudad de México, participaron unas 300 mil personas; en tanto que en la última experiencia, la de la Consulta Verde, la cifra alcanzó el millón de capitalinos
Cuando se le preguntó en qué mesa receptora emitiría su opinión, Marcelo Ebrard prefirió no alertar a los opositores a la consulta
“Les voy a avisar, si no me van a esperar ahí las huestes azules, que son como diez”, dijo a los reporteros en tono de broma

Comentarios