Asqueado de la corrupción en el futbol mexicano

La revista Proceso entrevistó al delantero chileno Sebastián González, Chamagol el pasado 16 de septiembre en la cancha del estadio Nou Camp, sede del equipo León de la primera división A Dicha plática, de la cual éste semanario conserva la grabación, fue publicada por Proceso en su edición 1664 A continuación la reproducimos íntegra, incluyendo algunos de sus audios más relevantes
Escuchar fragmentos de la entrevista (en formato MP3):
Lo más bajo a lo que se podía llegar
1 ¿Cómo Sebastián González intenta superar la nostalgia de esa fama?

2 ¿De esa historia está tejido el futbol mexicano?
3 Los ratones futbolísticos
4 ¿Ha crecido la colonia de ratones futbolísticos?
5 ¿Tendrías inconveniente en decir cuáles son las cabezas visibles de esta colonia de ratones?
6 México vs Sudamérica
Una historia inimaginable para su protagonista: El Chamagol, como fue conocido el goleador chileno Sebastián González, pasó de la cima a la sima por no entrar, asegura, al sistema corrupto del futbol mexicano, dominado por algunos directivos, promotores y entrenadores Y llegó a lo que para él es lo más bajo: jugar en la Primera A Tres equipos le pagan actualmente y entre los tres no le dan ni el 50 % de su salario “Si no aceptaba, dejaba de jugar”, reconoce
LEÓN, GTO- Desde las penumbras del semianonimato al que fue empujado en la división de ascenso (Primera A), Sebastián González El Chamagol se dice víctima del sistema que impera en el futbol mexicano, una colonia de “ratones”, donde se reparten el negocio directivos, promotores y entrenadores
En charla con Proceso, el delantero chileno enfatiza que esta tríada de poderes lo ha forzado a marcharse a equipos sin su consentimiento, “porque de otra manera me hubiese quedado sin jugar, y no era el momento de cobrar un sueldo sin participar Yo quería jugar sí o sí Incluso con contrato con Tigres (de la U de Nuevo León) he tenido que ceder dinero Son cosas que la gente y el periodismo desconocen, pero después te critican, porque es muy fácil hablar de que uno no rinde y no marca goles como antes, pero son muchas las situaciones”
Luego de haber sido uno de los delanteros más contundentes del futbol mexicano y de haberse convertido, por temporadas, en un ídolo, hoy Sebastián González está lejos de los reflectores de la Primera División
Asegura que ni siquiera en sus peores momentos imaginó vivir esta historia, que inició en enero de 2006 con la firma de su contrato con Tigres, aún vigente:
“Hace dos años que vengo cobrando el sueldo de tres equipos: el primer año (2006), cuando Tigres me mandó a préstamo al Veracruz, mi sueldo lo pagaban Tigres y Veracruz Luego, durante mi exilio en Argentina (con el Olimpo) me pagaban Veracruz, Tigres y Olimpo Ahora en este 2008 mis percepciones las cubren Tigres, Tecos y León Es un caso para ponerlo en un libro Y por esa razón me toca estar en Primera A”
El Chamagol puntualiza: “Contractualmente hablando (los Tigres) ya colmaron mi paciencia Viví todo lo que tenía que vivir, acepté todo lo que tenía que aceptar, y si me tengo que ir de México por esta situación, lo asumiré igual y me iré feliz
“De antemano, este año ya no acepto un nuevo préstamo Me iré a las últimas consecuencias Si me tengo que quedar a correr en el Cerro de la Silla, lo haré, porque ya llegué incluso a la Primera A, que es, dentro de todo, lo más bajo a lo que se podía llegar… Haré que respeten lo firmado”
–¿Por qué no está en Primera División?
–No es un tema de capacidad ni una cuestión deportiva, sino un tema dirigencial, de códigos que se manejan en el futbol mexicano: tengo contrato con Tigres, que no me ha tratado del todo bien, pues me han mandado a préstamo con diferentes equipos y a un exilio de seis meses en Argentina, porque en el draft (régimen de transferencia de jugadores) no tuve cabida cuando salí de Veracruz
“Volví a México para jugar a préstamo con Tecos, donde estuve bien y terminé como goleador del equipo; marqué (seis) goles importantes para salvarlo del descenso Pero nuevamente sufro con la llegada de un técnico (José Luis Trejo) que sólo va a hacer negocios a los equipos, trae a su gente y no importa lo futbolístico ni la persona ni nada por el estilo Así, me tocó nuevamente salir, a pesar de tener contrato
–¿Lo han forzado a irse con otros equipos?
–Totalmente Y he tenido que ir, porque si no, me hubiese quedado sin jugar Incluso he ido a equipos que tácticamente no me han ayudado En el Olimpo tuve que jugar hasta de volante de creación, alejándome mucho del área y peleando también un descenso; en Veracruz me pasó lo mismo: tuve dos ocasiones de gol en todo el torneo Después fui a Tecos, donde empecé en la banca sin tener la confianza del técnico Llegó Trejo; todos saben que es un técnico defensivo, y a pesar de eso hice goles
Los “ratones”
Por su experiencia, El Chamagol lamenta que el futbol mexicano se rija más por el criterio de negocios que por el aspecto deportivo y de resultados en la cancha
“Lamentablemente –reitera– aquí el futbolista no tiene voz ni voto… el famoso draft, y de cómo está el futbol mexicano con dos o tres representantes que manejan todo (Carlos Hurtado y Guillermo Lara) Si no perteneces a ellos es muy difícil tener cabida en equipos, a pesar de tu currículum a lo mejor he cometido errores, pero por ahí no son tan fuertes como para vivir todo lo que me ha pasado”
–¿Cómo cuáles errores?
–También me he dejado mucho: acepté muchas cosas, que me mandaran a equipos a los que no quería ir dejé de ganar dinero de mi sueldo
–¿Cómo se siente en un futbol manejado a capricho de los directivos?
–Cada vez que se acerca el término del torneo viene nuevamente la incertidumbre de no saber qué van a decidir los dirigentes de Tigres, a dónde me van a mandar No puedo terminar ningún proceso porque estar cada seis meses en un equipo no es sano para nadie No me puedo identificar con la playera como lo hice en Atlante, en el que estuve tres años y medio, porque el futbolista también necesita regularidad, que en Tigres no me la dieron, por más que tenía afinidad con la gente y terminé como goleador ese último torneo Llegó gente a hacer negocio y me sacaron nuevamente Tuve que vivir esa travesía por estar amarrado a un contrato, por no tener esa libertad
–¿Esas personas que lo marginaron de Tigres tienen nombre y apellido?
–Tienen nombre y apellidos, pero no sé si valga la pena mencionarlos, porque siguen en el futbol, unos dirigiendo, otros como gerentes deportivos y otros como representantes, por más que continúan llevando al fracaso a un equipo como Tigres, y para uno es difícil porque luchas contra la corriente: donde vas a tocar puertas te encuentras con esa mano negra que te echa para abajo mientras no caigas en su sistema En tanto no trabajes para ellos les va a seguir pasando lo que a mí, e incluso terminar en Primera A
“A lo mejor hubiese ganado más millones si hubiese aceptado entrar a ese sistema No obstante recibir menos dinero de lo que está pactado, lo he cobrado intacto y no se lo he tenido que dar a ninguno, ni a un dirigente ni a un técnico o a un representante Llevo 11 años en el futbol y, afortunadamente, en la parte económica me ha ido bien, dentro de todo”
–¿Cómo ha sido el tránsito del estrellato al semianonimato?
–A pesar de todo no he pasado al olvido: el día que llegué a mi presentación el estadio estaba lleno, y lo que más se vende son las camisetas de El Chapulín Colorado y de El Chavo del Ocho La única diferencia es que no están Televisa ni TV Azteca Tal vez es lo mismo si me hubiera ido a jugar a Uzbekistán, China o Japón, porque nadie se entera Dentro de todo, la gente no te olvida
–¿Cómo intenta superar la nostalgia en un futbol sin reflectores y sin mucha repercusión en los medios?
–No me molesta para nada Al contrario, por más que salía siempre y que abría un periódico y leía algún comentario, e incluso aparecía hasta en notas de la farándula, nunca fue algo que me movió ni me volvió loco Ahora que no es tanto, tampoco lo ando buscando A veces prefiero eso, porque al momento que se acerque el retiro me va a suceder lo mismo Lo único que me da un poquito de envidia y me pica el orgullo es ver un partido de Primera División y que juegue alguien que no está por méritos futbolísticos, sino por mérito dirigencial
–Pero así parece estar tejida la historia del futbol mexicano…
–Aquí de repente aparecen esos ratones, como les llamo, que entran a algunos equipos a infestarlos Y lo vemos torneo a torneo, draft a draft, que a veces no es por méritos futbolísticos Pero ya estoy más que adaptado, ya van a ser siete años en México y sé cómo se maneja esto
–¿Quiénes son esos ratones del futbol?
–Algunos técnicos que son manejados por representantes y llegan a equipos importantes, que sabemos son gente que no está capacitada para esos clubes y por eso en cada torneo vemos fracasos y cambios A veces cambia el apellido, pero son los mismos
–¿Tiene inconveniente en señalar las cabezas de esa colonia de “ratones”?
–Sí, por todas las cosas que me ha tocado vivir A algunos se los he dicho en su cara En Tigres tuve algunos problemas por decírselo de frente, y me sacaron; no importó que la afición me quisiera ni que hayan invertido mucho dinero en mí y que tenían que pagarme un sueldo Y hoy me queda el contrato No soy libre; sigo con ataduras y limitaciones, incluso hasta para opinar Prefiero omitir nombres para no tener problemas Pero si alguien lee la entrevista y se siente tocado, será porque realmente lo hacen
–El de México, ¿es un futbol con ataduras?
–Para los futbolistas, sí Y todos están conscientes que el que llega acá lo hace con ese riesgo de vivir a la par de esa atadura Por eso todos callan y tratan de no meterse tanto, por cuidar su trabajo y seguir ganando dinero
Inestabilidad profesional
A decir del exgoleador, los futbolistas extranjeros están padeciendo el manejo discrecional que hacen los dirigentes de sus contratos Sin embargo, admite que también influyen las decisiones de los jugadores:
–¿De qué se arrepiente?
–De haber aceptado las condiciones de los dirigentes de Tigres cuando me mandaron a préstamo a Veracruz, porque ahí empieza mi odisea Hasta ese momento estaba muy bien y tranquilo, porque al final, cuando vino la oferta de Tigres, hubo otra de España, que era un préstamo Me decidí por Tigres porque fue compra y era beneficioso para mí A lo mejor hubiese sido distinto si tomo la decisión de irme a préstamo a España
–¿Qué condiciones tuvo que aceptar para ir a Veracruz?
–Que me dejaran sin una pretemporada, entrenar solo, fuera del equipo; irme a un club sin estar convencido, que dos equipos me pagaran el sueldo, cuando ya había proyectado quedarme en Monterrey, y al año ya no estaba (en un equipo de ahí) Y en Veracruz tuve que aceptar, a pesar de tener un año de contrato, que llegara un dirigente como Alberto de la Torre, que me sacó del equipo y no respetó absolutamente nada de lo que soy como futbolista, como persona Nuevamente acepté que me pagaran tres equipos, e incluso que me enviaran a otro país Todo un cambio radical
–¿Cuánto le cuesta a Tigres Sebastián González?
–No te voy a dar cifras porque nunca me ha gustado, pero era una cifra considerable Luego, el segundo año que acepté el préstamo (con el Olimpo) ya no me quisieron pagar; me daban algo, pero me advirtieron que si quería jugar tendría que dejar de ganar (algo de dinero) Tuve que dejar de ganar mucho dinero por estar activo y regresar al futbol mexicano, porque si no me congelaban Capaz que estuviera corriendo solo en el Cerro de la Silla en estos momentos, pero cobrando mi sueldo intacto Y eso me iba a volver loco
–¿Qué porcentaje de su salario absorbe Tigres?
–Antes era como de 20 o 30% Actualmente le debería de corresponder 100 %, pero está pagando 5% Es negocio redondo para ellos Hay dolo y se ponen de acuerdo entre todos porque ahora Tecos me tendría que pagar 90% este año porque me fui a préstamo por todo 2008, supuestamente, pero arreglaron con Tigres, que les respondió: “Llévatelo, pero además págame un préstamo” Ahí reaccioné: no me quieren pagar y encima están ganando Entonces me advirtieron: “Si te gusta Si no, te quedas sin jugar” Y Tecos, de100 % que me tenía que pagar, resulta que me absorbe 40%, Tigres me paga 5% y dejé de ganar el resto ¡Más de 50%!
Prosigue: “A los seis meses terminó el torneo, y a pesar de haber sido uno de los más regulares y ayudar a Tecos a salvarse del descenso, llegó un técnico que, un día antes del draft, me dijo: ‘Te tienes que ir’ De pronto Tecos me dice: ‘Ya arreglamos con León De 40% de salario ahora sólo te vamos a pagar 20%, León te paga 20% y Tigres te va a volver a pagar 5%’ Y así lo manejan con un montón de jugadores”
–¿Quién entrenaba a Tigres cuando le comunicaron que se iba?
–Mario Carrillo
–¿Y Carrillo es o fue gente del promotor Carlos Hurtado?
–No sé por quién estaba representado en ese momento, pero fue el que me lo comunicó, junto con Eugui (Héctor Hugo), que ahora está dirigiendo, y Luri (Sebastián, vicepresidente) Me citaron un día antes de irnos a la pretemporada para comunicarme la decisión Ahora ya ninguno está ahí, pero siguen en el futbol
“Espero que esto le sirva a muchos jugadores porque no solamente a mí me está pasando Y más a los extranjeros Hoy está el caso de Richard Núñez, que no aceptó ir a Puebla; decidió seguir cobrando su sueldo, pero no jugar Yo quería jugar y lo he tenido que vivir y asumir Ahora Tigres lo volvió a hacer con Gastón La Gata Fernández, a quien le hizo un contrato por cuatro años y a los seis meses lo sacó para enviarlo a Estudiantes Lamentablemente el futbol mexicano ya está formado dentro de los códigos Y está hecho así”
Escuchar fragmentos de la entrevista:
Lo más bajo a lo que se podía llegar
¿Cómo Sebastián González intenta superar la nostalgia de esa fama?
¿De esa historia está tejido el futbol mexicano?
Los ratones futbolísticos
¿Ha crecido la colonia de ratones futbolísticos?
¿Tendrías inconveniente en decir cuáles son las cabezas visibles de esta colonia de ratones?
México vs Sudamérica

Comentarios