Los orígenes de El TRI

MÉXICO, D F, 1 de octubre (apro)- El próximo domingo 12 de este mes, en el Palacio de los Deportes, el jefe máximo que posee el rock nacional, Alejandro El Alex Lora, celebrará 40 octubres desde que comenzó a pegar de gritos y dar de guitarrazos
El 68, fecha funesta en la memoria de México, inspiró a El Alex para sus primeras rolas, cuando descubrió en la rockadicción los verdaderos elíxires de la juventud que proporcionan eterna felicidad
Quiero vivir entre notas musicales
Y quiero que me entierren a ritmo de rock
Mi colección es de más de tres mil discos
Y cada día que pasa, compro más
No puedo dejar el vicio, soy adicto al rocanrol,
Ahaajaaá…
Quiero tener miles de tocadas
Pa’ mí la vida no vale nada sin el rock
Soy un adicto del rock
Mi vicio es el rock
Lora optó por el rock como su droga personal de salvación La música sería su deporte favorito y una costumbre divertida para compartir o su manera de no callar nada Iba a ser su lucha contra el silencio de los culpables de una masacre que vio en Tlatelolco en 1968, donde intuyó que los poderosos actúan igual y peor que los esclavistas de cualquier época, y si iba a ser esclavo, serviría al rock
Recuerdo el año de la represión
El 68 en Tlatelolco
Miles de cuerpos tirados
Unos sobre otros
Miles de soldados y granaderos…
La tira ya tiene
Armas nuevas
Pa’apañar al personal…
Nos suben la renta
Nos suben la luz
Nos suben el agua
La leche también…
¡Y cada día hay que pagar más!
Como perro negro y callejero en la soledad de aquella larga noche de 1968, Alex Lora se puso a cantarle a la luna de octubre aullando los blues que compuso y luego grabó al fundar su banda Three Souls In My Mind, aquel 12 de octubre, con su colega escolar y baterista Carlos Hauptvogel, alias El Charlie
“El grupo originalmente se formó con Carlos Alcérreca en el bajo, el otro Charlie en la batería y yo en la guitarra y voz Ese fue el primer grupo Ni siquiera nos llamábamos Three Souls… sino Middle Age, o sea, ‘La Edad Media’…”
Eso me dijo Alex Lora el 14 de mayo de 1985 Ya desde aquellos primeros meses de aquel año, él y yo nos encontrábamos frecuentemente en un edificio ubicado al sur del DF, ya que íbamos a visitar a nuestra amiga, la excelente cantante Nina Galindo, con quien en 1984 formé el dueto Callo y Colmillo en los organizados por Jorge Pantoja, del Movimiento Rupestre, en el Museo Universitario del Chopo
–¿Recuerdas por qué año ocurrió el nacimiento de Middle Age?
–¡Puta! Sería por mil novecientos… 1965, sí No creo que nos conocíamos tú y yo, sino luego… O sea que luego ya nos pusimos Three Souls In My Mind, nombre que yo inventé por lo mismo de que en esa época estaba de moda el soul, la música soul y de que nosotros éramos un trío…
–In your mind o como le puso el Rockdrigo: “Tres almas en mi coco”
–Sí, y de que también se puso de moda el que las bandas de rock tuvieran palabras muy jaladas, muy rebuscadas como Creedence Clearwater Revival, Chicago Transit Authority, entonces yo lo inventé como un nombre muy mafufo, ¿no?
Alex Lora y yo nos conoceríamos precisamente por 1967 o 68, pues yo asistía al mismo colegio como él y El Charlie, éste le llevaba a Lora uno o dos años y ambos eran mayores que yo, tres años o un par son demasiados y mejor mis hermanos mayores Francisco y Armando hicieron migas asistiendo al “nacimiento” de Three Souls… en las primeras fiestas donde tocaron en la Narvarte o la Colonia Roma
Pocas fueron las veces que platicamos a la hora de los dos recreos, ya que compartíamos el mismo patio y nos veíamos en la misma tienda, siempre me acercaba más a Lora, quien se portaba conmigo muy ameno y contaba chistes
“Cuando conocí a Carlos Hautvogel en el Instituto Fray de Zumárraga de la Colonia del Valle, donde estudiábamos juntos, ese wey sólo había tocado en Los Avengers y posteriormente nada más estuvo en Three Souls In My Mind Y a la fecha… Porque el enano sigue aferrado a que su nuevo grupo se llame Three Souls In My Mind”, me platicaría como les cuento en mayo de 1985, cuando consumimos cervezas y todo lo que hallamos a la mano con Nina, Gaby Antenea (la chava de Jaime López) y otra chiquilla de nombre Angelines, quien posteriormente sería novia del baterista del nuevo Tri de Lora, Mariano, apodado El marrano Soto, en las tertulias de su departamento en Paseos de Taxqueña, donde yo vivía con ellas
Lora iba a ver a Nina, pues ella acababa de abandonar al guitarrista de Los Nuevos Teen Tops tras cantar ahí una década, y pidió a Lora le compusiera algunas rolas para su nuevo repertorio Él y su chica Chela se habían separado por entonces y Lora evitaba los rumbos de Altavista y Periférico donde vivía, pues El Charlie apostó un ejército de amigos patanes a la redonda de casa de Lora que reclutó en los barrios bajos durante 1971 cuando se prohibió el rock en México, y Three Souls In My Mind se refugió en los hoyos fonqui de los cinturones de miseria capitalinos, donde la banda de Lora creó su fama y forjó su leyenda hasta 1982, y estamos en 1985, con Charly amenazando a Lora de haberlo transado y no pagarle todo aquel tiempo
Así pues, los guaruras, policías federales, matones, ratones y otros perjudiciales allanaron la casa de Lora varias noches y fue un milagro que escaparan él y su esposa Chela Lora
Ocho meses atrás, en septiembre de 1984, los dos protagonizaron una feroz batalla a morir en pleno Auditorio Che Guevara de CU disputándose el nombre de la banda Su separación marcó el nacimiento de El Tri y Charlie con Three Souls In My Mind pronto serían olvidados por la banda
Pero no el revolucionario del rock mexicano Alex Lora con su grupo El Tri, por los siglos de los siglos, porque el buen rocanrol no morirá jamás

Comentarios

Load More