Nuevo León: Polémica por el legado histórico de Santiago Vidaurri

Monterrey, N L, 20 de agosto (apro)- La intención de erigir una estatua en honor a Santiago Vidaurri, exgobernador de Nuevo León en el siglo XIX, desató una polémica en medios académicos y gubernamentales de esta entidad y de Coahuila, pues la historia oficial de México lo identifica como un “vendepatrias”, “pro separatista” que se adhirió al imperio de Maximiliano
La polémica alcanzó a la Secretaría de Educación Pública, que encabeza en la entidad Reyes Tamez Guerra, a la editorial Santillana y a los historiadores César Morado, Ismael Vidales y Jesús Ávila, coautores de un libro de historia regional para secundaria plagado de múltiples errores
Aunque la dependencia encabezada por el exfuncionario foxista, se ha desligado de la edición del material y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA) negó la autorización para instalar la estatua de dos metros, en el municipio de Lampazos de Naranjo, Nuevo León, donde nació Vidaurri, la polémica continúa, arreciada por historiadores vidaurristas que promueven el homenaje, y sus contrapartes juaristas que rechazan cualquier reconocimiento
La figura de Santiago Vidaurri es polémica: su activismo en favor de la Reforma, la promulgación del Plan Restaurador de la Libertad, cuyos conceptos eran, en ciertos aspectos, más aventajados que los contenidos en el Plan de Ayutla, así como su impulso a la industrialización de Nuevo León, son invocados como argumentos de su valor histórico; pero su fin opacó sus postulados liberales y terminó por convertirlo en un “traidor a la patria”, recluido en la ignominia histórica, quedó reducido como una figura regional que fue abandonado por los liberales de la época, luego de su adhesión al gobierno de Maximiliano

En Nuevo León, donde muchas familias adineradas lo son desde el siglo XIX, la descendencia de Santiago Vidaurri es activa y reclama alcurnia Las familias Milmo y Zambrano, por ejemplo, descienden de este personaje, quien fuera, además de político y militar, un terrateniente No obstante, tanto Lorenzo como Nina Zambrano, prefieren aparecer en homenajes al general Francisco I Madero, de quien también son descendientes
En el municipio de Lampazos de Naranjo, Nuevo León, limítrofe con Coahuila, la sierra se ve poblada de aviones privados cada año, que llegan a homenajear la tumba de Santiago Vidaurri El 25 de julio del próximo año, se cumplirá el bicentenario de su nacimiento y la polémica surge como encaminada a la celebración
La incursión de Vidaurri en la vida pública, ocurrió en 1840, cuando fue designado, a los 32 años, comandante de una partida militar, cuyo objetivo era el exterminio de los grupos indígenas del norte del país Fue Vidaurri uno de los exterminadores de la Chichimeca
Pero el rasgo más conocido de su trayectoria y que ha generado, en la actualidad, el rechazo de cualquier honor como héroe nacional, se refiere a su separatismo, ya que pretendía incorporar las provincias de Nuevo Santander (Tamaulipas), Nuevo León y Coahuila, a una república independiente que llamaría Sierra Madre Su intentó lo consiguió a medias: sólo pudo anexar a Coahuila, donde encontró gran resistencia
El historiador coahuilense, Arturo Berrueto González, a quien en el Colegio de Investigaciones Históricas de Coahuila, se le considera “El guardián del credo juarista”, explica que durante la Intervención Francesa –en la misma época que Vidaurri era gobernador de Nuevo León y fusionó a Coahuila–, el presidente Benito Juárez transitaba el norte con su “república itinerante”, y al llegar a Saltillo le sorprendió la ausencia de dicho personaje
“Fue a buscarlo a Monterrey Decepcionado, Juárez regresó a Saltillo, pues el gobernador de Nuevo León se había adherido a la causa extranjera Juárez decretó la separación de los dos estados y combatió a Vidaurri hasta el triunfo de la República”, agrega
La situación salió de control en la base liberal vidaurrista, pues Ignacio Zaragoza, Silvestre Aramberri, Mariano Escobedo, Santos Degollado y Juan Zuazua, confirmaron su filiación juarista, y desconocieron a Vidaurri Desde entonces, recibió severos reveses, hasta que en 1867, detenido en la Ciudad de México, fue fusilado de espaldas, en la Plaza de Santo Domingo, por haber servido al Imperio
Berrueto González, lo define como prototipo de capitalista, “un traidor a la Patria, un hombre con las características de los potentados, capaz de cambiar sus posiciones políticas, acomodaticiamente, como siempre lo han hecho y lo siguen haciendo”
Reclama a los historiadores de Nuevo León que “jamás” han querido publicar la correspondencia de Vidaurri con Maximiliano y otros proimperialistas y conservadores de la época “Tanto Jesús Arreola como yo, los hemos invitado a hacerlo, pero encontramos mucha resistencia Lo que pasa es que entre los historiadores de Nuevo León, hay muchos vidaurristas“, concluye
La polémica de los historiadores
En el centro de la polémica se ubica en la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, donde las posturas están divididas en función de los argumentos del historiador Francisco Zertuche y la familia Milmo, pues son ellos quienes han promovido que se honre la memoria del personaje
El historiador Héctor Jaime Treviño, delegado del INAH en Nuevo León, considera: “Vidaurri es un tipo muy interesante, un personaje polémico (sic), pero desde mi punto de vista de historiador, yo me opongo a que esta estatua se coloque ahí en la plaza de Lampazos de Naranjo, Nuevo León”
Pone como ejemplo la figura de Porfirio Díaz, un “gran héroe de la Reforma”, que es marginado en la historia por su dictadura “Al rato no va a faltar quien quiera poner una estatua de Santa Ana”, agrega
“Merece más una estatua de Andrea Villarreal, quien luchara a lado de los hermanos Flores Magón contra la dictadura de Porfirio Díaz; su hermano, el general, Antonio Villarreal; el exrector de la Universidad de Nuevo León, Pepe Alvarado, o generales de la talla de Juan Zuazua; y por lo visto, poco le importa tal situación, a una derecha recalcitrante que busca cobrar cuentas pasadas con sus personajes, como fue el caso de hace años en que se quitó a Juárez para sustituirlo con la imagen de un arcángel, en Bustamante”, recuerda
La intervención del INAH se generó a partir de los reclamos de varios historiadores que estuvieron en desacuerdo con la reaparición del personaje Luego, el director del Instituto de Investigaciones Históricas de Nuevo León, Jorge Pedraza Salinas, expresó su simpatía con la postura del INAH y dijo que los logros de Santiago Vidaurri, en materia de industrialización del estado y desarrollo de infraestructura, se ven opacados por su “traición a la patria”
Intención separatista
El periodista Raúl Rubio Cano, quien ha seguido de cerca la polémica, expresa su interpretación personal de la intentona por hacer ver a Santiago Vidaurri como un héroe regional y no como un traidor a la patria
“Lo que pasa es que sus planes separatistas cobran vigencia por la importancia estratégica del noreste mexicano en la actualidad No podemos dejar de observar que detrás de los historiadores que promueven a Vidaurri, existen capitales nacionales y, quizás, extranjeros, que ven un magnifico negocio en la Cuenca de Burgos o las aguas del río Bravo, de las presas en los estados del norte, que de por sí tienen un injustificado adeudo histórico con Estados Unidos, por ejemplo”, explica
Beligerante, Rubio Cano, quien califica a los simpatizantes de honrar a Vidaurri como “vendepatrias”, “traidores”, “mentirosos promotores del separatismo”, advierte que en la intención por erigirle una estatua al personaje, no hay transparencia, pues “nadie ha dicho de dónde salió el dinero para hacer una estatua de dos metros”

El libro de historia
La polémica se extendió también a la Secretaría de Educación Pública del estado (SEE), atizada por la editorial Santillana, que difunde entre maestros de educación media básica un libro de texto titulado Historia y Geografía de Nuevo León, escrito en coautoría por los historiadores César Morado, Ismael Vidales y Jesús Ávila, pagado de errores y en el que ensalzan la visión separatista de Vidaurri
El libro fue rechazado de inmediato, por lo que la directora de Secundarias de la SEE, Irma Adriana Garza Villarreal se vio obligada a aclarar que el texto no ha sido presentado oficialmente ante las autoridades educativas
Explicó que en el Diario Oficial de la Federación, con fecha 6 de julio, se publicó el decreto sobre los libros de texto autorizados para el nivel medio básico, que incluye Historia y Geografía de Nuevo León, de Editorial Nuevo México, con la autoría de Juan Antonio Vázquez Juárez, Rubén Mascareñas y Arnoldo Cantú Vázquez, y no el de editorial Santillana
Los autores del libro que promueve Santillana cambian lugares y fechas como la de fallecimiento de Juan Ignacio Ramón, que murió fusilado en Chihuahua y el texto asegura que fue en Monterrey
El historiador Armando León Montalvo, advierte que “con tantos errores, pretenden llevar a maestros y alumnos a una disonancia cognoscitiva, y volver a invocar al separatismo en estos momentos de guerras fraticidas, para apoderarse del agua, petróleo, gas y otros recursos naturales, por potencias como los vecinos del norte”
Entre los errores que identifica, está la descripción de el ébano y el mezquite, como plantas tropicales; la afirmación de que en Nuevo León existe más de un millón de vías de ferrocarril, cuando apenas son 27 mil kilómetros; que el peyote es un hongo, cuando se trata de una cactácea; que Soto la Marina y Pánuco, son río de Nuevo León, cuando son de Tamaulipas
“Este libro se debe retirar de su circulación, considero que se debe de reciclar para que con su materia prima se escriban libros para la defensa de la Patria y no para embrutecer a las nuevas generaciones y buscar su entrega, a intereses imperiales…”, sugiere
Por lo pronto, el secretario de Educación en la entidad, Reyes Tamez Guerra, evitó caer en honduras al pronunciarse sobre el contenido; sólo dijo que el libro no se ha presentado formalmente a la dependencia a su cargo, pero que en caso de hacerlo, será sometido a un comité que apruebe su contenido
Hasta ahora, Editorial Santillana no ha hecho ningún pronunciamiento respecto a la edición

Comentarios