Martínez Cázares, candidato único para presidir al PAN

México, D F, 7 de noviembre (apro)- Germán Martínez Cázares, quien junto con los priistas Jaime Serra Puche y Fausto Alzati es de los secretarios de Estado más efímeros en la historia moderna del país, se consolida como el único aspirante a la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN), luego de la declinación formal del diputado federal Gerardo Priego Tapia
Aunque Priego Tapia jamás formalizó su propósito de inscribir su candidatura para suceder a Manuel Espino, después de que el 26 de septiembre renunció a la Secretaría de Vinculación con la Sociedad del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, él mismo especulaba con su eventual participación en la contienda interna
Sin embargo, el diputado federal anunció hoy formalmente que no se inscribirá para buscar la presidencia del PAN, debido a la iniquidad y a que existe una “cargada” en favor de Martínez Cázares, quien es el “candidato de unidad” por instrucciones de Felipe Calderón
“La decisión tomada es que no participaré en esta contienda Finalmente parecería que lo de tener un candidato único va a ser que parezca, como ellos decían, un candidato de unidad”, dijo Priego, quien aludió a los allegados a Calderón que se ufanan de que Martínez Cázares es el seguro ganador de la contienda

Así, salvo que aparezca repentinamente un contendiente, el exsecretario de la Función Pública –que duró en el cargo menos de diez meses– será el sucesor de Espino en la presidencia del PAN, que se formalizará el sábado 8 de diciembre en la sesión del Consejo Nacional que, al día siguiente, nombrará a la mitad de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional
Apenas hace una semana, el 31 de octubre, el senador Felipe González anunció que no se inscribiría para contender por la presidencia del PAN, la misma decisión que tomó el también senador Humberto Aguilar Coronado, ambos identificados con Santiago Creel, el frustrado precandidato presidencial
“No me voy a registrar No creo hacer un buen papel”, informó el senador González, cuya decisión de no inscribirse no fue sorpresiva después de que Creel, quien encabeza el grupo al que pertenece, dio su firma a Martínez Cázares para inscribirse como aspirante del PAN
El único panista que podía contender con Martínez, claramente identificado con Calderón, era Priego Tapia, quien hoy canceló esa posibilidad, debido a que en el PAN y en el gobierno de Calderón existe “cargada, intolerancia e iniquidad” que no permiten que haya otros panistas que compitan por la presidencia de ese partido
La formalización de Martínez Cázares como presidente “de unidad” del PAN se materializará la “clara designación” de Calderón para suceder a Espino, quien reiteradamente ha advertido de la reproducción de prácticas priistas en ese partido, como el “dedazo” y la subordinación al poder gubernamental
Nunca en la historia del PAN se ha efectuado la elección del presidente del CEN sin contar con un adversario interno; Martínez Cázares será el primero Se convertirá en el dirigente nacional número 20 del partido que fundó Manuel Gómez Morín, en 1939
Aunque públicamente lo niega, Martínez está plenamente identificado como el designado por Calderón para presidir el PAN, al que llega después de ocupar, durante menos de diez meses, la SFP, en una conducta que el panismo tanto criticó a los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI)
La candidatura única de Martínez Cázares a la presidencia del PAN no sólo se compara a los candidatos “de unidad” priistas, sino al caso de José López Portillo, quien fue candidato presidencial único, en 1976, debido a que ese partido no postuló a su propio aspirante al cargo debido a una severa crisis interna
Así, con todo un numeroso equipo de campaña, cuyo financiamiento es oscuro, Martínez seguirá recorriendo el país durante más de un mes hasta que, el 8 de diciembre, simplemente se formalice su designación por parte del Consejo Nacional
El expriista Juan José Rodríguez Prats reconoció, en entrevista con el semanario Proceso, que la candidatura “de unidad” de Martínez es, en realidad, una designación de Calderón, quien ha usado el poder de la nómina gubernamental para imponer a quien él desea que presida el PAN y golpear a Espino para evitar su reelección
“Ya solamente faltaría, para asimilarse al PRI, que, terminada la convención, se trasladen a Los Pinos para ir a saludar al verdadero líder del partido”, afirmó el diputado federal

Comentarios