El caso del asesino de El Quijote, de José Valls

México, D F, 25 de diciembre (apro)- Novela-enigma, llaman los editores de Ahulia, la Casa Española de Narrativa, SA, que, en Granada, acaba de publicar José Valls, El caso del asesino de ‘El Quijote’
José Valles Calatrava es catedrático de teoría de la literatura comparada, aunque actualmente desempeña labores diplomáticas como consejero de Trabajo en las embajadas de España en México y Cuba Pertenece a distintos comités editoriales de revistas especializadas y juntas directivas de asociaciones científicas, y dirige el Grupo de Investigación del PAI, Teoría de la Literatura y Literatura Comparada
Señala Abulia:
“Aunque esta es su primera incursión en la creación literaria, ha realizado numerosas publicaciones científicas, entre las que se cuentan obran tan relacionadas teóricamente con el relato policial como, de un lado, La novela criminal española (Universidad de Granada, 1992) o Suspense y novela (México, UNAM, 2002) y, de otro, Introducción histórica a las teorías de la narrativa (Universidad de Almería, 1994) o Diccionario de Teoría de la Narrativa (Granada, Alhulia, 2003)”

En la contraportada, presenta la editorial:
El caso del asesino de ‘El Quijote’es una novela-enigma que se inscribe en la tradición de los relatos criminales europeos y que pretende demostrar cómo esta narrativa, tan despreciada de boquilla como leída a hurtadillas por determinados segmentos intelectuales y culturales, puede conciliar el éxito de público y la deuda architextual con la buena escritura y la sólida composición
“Ilma es una periodista, especializada en sucesos, perfumes y modelados zoomórficos en plastilina, que recibe unos misteriosos mensajes cifrados Blanco, un comisario de la Policía Judicial tan simiesco de formas como hábil en sus interrogatorios, es el encargado de investigar el rosario de crímenes que tienen como centro de gravedad la ficción novelesca cervantina y como escenario real el Madrid de la semana previa al enlace del príncipe Felipe y Letizia El tío Julio Augusto es el profesor de latín y especialista en ‘problemas mentales’ que resuelve, siempre a distancia y orientando la investigación mediante comunicaciones electrónicas, el enigma planteado Salvo los figurantes, el resto son cinco personajes implicados que aparecen como sospechosos y entre los que se cuenta el ‘Asesino de El Quijote’, un actor que mata premeditadamente, aunque también se descubre involuntariamente, al emplear como clave del código cifrado de sus mensajes y actos la obra de Cervantes Así pues, lector, descubrir los errores y la identidad de ese asesino es ahora tu tarea”

Comentarios