AMLO a empresarios de EU: Cero apertura en Pemex y CFE

* Haría cambios al TLCAN; sugiere un plan trinacional de cooperación para el desarrollo
México, D F, 29 de noviembre (apro)- Ante empresarios afiliados a la American Chamber, Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato del PRD a la Presidencia, sostuvo que no prevé la participación privada en la industria energética ni petrolera y que, de ganar la elección de julio del 2006, promovería modificaciones al TLCAN, a fin de proteger a los productores mexicanos Así mismo, sugirió impulsar un plan trinacional “de cooperación para el desarrollo”
López Obrador llegó temprano a la cita con los representantes de 2 mil empresas afiliadas a la Cámara de Comercio estadunidense, y fue recibido por el director Larry David Rubin, quien esperó con el exjefe del gobierno capitalino a que saliera del salón de plenos el aspirante panista Felipe Calderón, que lo antecedió en el programa de la convención, denominada “La competitividad de México: más allá del estancamiento político”
López Obrador fue recibido con expectación por la audiencia, que acababa de despedir a Calderón Hinojosa “Es igualito al cómico, hasta en el gallito“, comentaban algunos ejecutivos de empresas transnacionales, al verlo ingresar al salón “Constelaciones” del hotel Nikko

En compañía de sus asesores en política internacional y económica, José María Pérez Gay y Rogelio Ramírez de la O, y de la expresidenta de Canacintra, Yeidckol Polenvsky, López Obrador recibió de manos de Rubin el “exhorto” de concretar las reformas estructurales en materia energética, laboral y fiscal, no logradas por el gobierno panista de Vicente Fox, así como la materialización del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA)
López Obrador habló del combate a la corrupción, de su “preferencia por la gente humilde”, reactivar la economía para “atemperar el flujo migratorio”, así como de su proyecto de “lograr un acuerdo de colaboración con los gobiernos de Estados y Canadá para impulsar el desarrollo del país, añadir al libre comercio lo que tiene que ver con la cooperación para el desarrollo”
Apoyándose siempre en su experiencia como jefe de gobierno capitalino, el perredista fue cuestionado por el exembajador de Estados Unidos en México, Jeffrey Davidow, actual presidente del Instituto de Las Américas, quien fungió como moderador en el evento e hizo los mismos planteamientos a Calderón y a Roberto Madrazo, candidato del PRI
López Obrador habló del respeto a los poderes de la Unión, pero se comprometió a que desde el Ejecutivo, si es que gana, haría “valer el estado de derecho” para dar certidumbre a la inversión privada
Descartó las versiones de que de ser presidente procedería a “estatizar la economía”; al contrario, sostuvo, lo que buscaría sería “procurar el equilibrio entre el Estado y el mercado… no basta nada más con el motor de la inversión pública para sacar adelante al país… se necesita de dos motores: de la inversión pública y de la inversión privada, y estamos planteando buscar la convergencia en proyectos específicos”
Y para hacer eficientes a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), López Obrador señaló que está dispuesto a incluir en los consejos de administración “no sólo a representantes de la iniciativa privada o inversionistas, sino a los ciudadanos en general”, así como llevar a cabo una reestructuración en ambas administraciones
Al ser cuestionado sobre el papel que jugarán la iniciativa privada y el Estado en la generación de empleos, López Obrador aprovechó para dejar en claro su postura en torno al sector energético:
“Les adelanto a ustedes que no vamos nosotros, de llegar a la Presidencia, a privatizar ni la industria eléctrica ni el petróleo; vamos a que la inversión privada nacional y extranjera pueda llega a México, pueda ser un factor para el desarrollo en el país en otros campos, en otros sectores”
Esta posición la reiteró más tarde, ante la insistencia de los empresarios: “No, ya lo expliqué, lo dije, en lo que tiene que ver con el sector energético, no consideramos que deba modificarse la Constitución, vamos a aplicar la política que está concebida en la Constitución en cuanto al manejo de la Nación de estos recursos para el país”
Del TLCAN, que ya acumula once años de operación, el tabasqueño habló de mantenerlo en términos generales, pero que le haría adecuaciones en temas que han perjudicado a productores nacionales, “como lo hacen todos los gobiernos del mundo que protegen a sus productores”
Apuntó que en la revisión del acuerdo, echado a andar por el presidente Carlos Salinas de Gortari en 1994, “hay que añadirle todo lo relacionado con la cooperación para el desarrollo, que no nos dediquemos únicamente a la libre circulación de las mercancías, que pensemos también en lo laboral, en lo humano, en el desarrollo social”
Añadió: “Lo que ha venido pasando en México en los últimos tiempos, creo que no es conveniente ni para el gobierno canadiense ni para el gobierno norteamericano Nosotros buscaríamos convencerlos de que si no hay desarrollo en México, no vamos a poder tener una relación eficaz entre los tres países Se está vaciando México, está creciendo demasiado el flujo migratorio”
Y tomó como modelo el europeo: “Tenemos que buscar un mecanismo de colaboración, algo parecido a lo que se da entre los países de la Unión Europea, donde no nada más es la parte económica comercial, sino también el concepto más amplio de desarrollo”
Señaló que en un eventual primer encuentro con el gobierno de Estados Unidos, abordaría como temas principales el problema migratorio y su propuesta de acuerdos para el desarrollo de México
El exjefe del GDF también comentó sobre la necesidad de buscar la mayoría en el Congreso de la Unión y, en caso contrario, aprovechar la “ventaja” de que “la clase política mexicana es proclive a la negociación”; dijo que en materia educativa es necesario ampliar la cobertura, ello para enfrentar los problemas de inseguridad con la atención social; y de su proyecto de reforma fiscal reiteró su propuesta de ‘autodeclaración’ de los contribuyentes y el combate a la evasión
Al término del evento, el director de la American Chamber, Larry Rubin, entregó a López Obrador un reconocimiento por su participación
–¿Por qué acudir a un evento de empresarios extranjeros en vez de atender invitaciones de empresarios mexicanos? –preguntaron reporteros a la salida
A ello, el tabasqueño se limitó a decir que por cuestiones de agenda, “que la tengo programada desde hace tres meses”, no pudo hacer espacio para acudir a invitaciones de la Asociación Mexicana de Banqueros ni de la Concamin, pero que los buscaría después

Comentarios