Última tocada en Rockotitlán: ni El Tri ni Kenny lo salvaron

México, D F, 5 de abril (apro)- El último rock sonó en la madrugada del domingo 28 de marzo para el legendario Rockotitlán, en Villa Coapa, al sur de la Ciudad de México
Dos tocadas no consiguieron que el mismísimo Alex Lora con El Tri, ni la banda de Kenny Avilés con sus Eléctricos lograran rescatar a Rockotitlán de las deudas contraídas por su encargado, el bajista Tony Méndez, de Kerygma, quien señaló:
“Debemos cerca de dos millones de pesos y Rockotitlán debe cerrar porque no podemos ya con la carga económica Esta segunda etapa de ‘Rocko’ comenzó en el 2001 cuando adaptamos un restaurante sobre avenida Canal de Miramontes, en Villa Coapa; pero ahora la gente tiene más opciones Está el monopolio de Ocesa, una empresa pulpo que se come a los pequeños antros como ‘Rocko’ y además hay muchos otros estilos de música y espectáculos más baratos, no necesariamente de calidad, o ya de perdida los chavos se quedan a ver en la televisión aberrancias como Big Brother y cosas por el estilo Es una lástima, pero ni modo, creo que fue la última tocada”
Rockotitlán fue fundado por el grupo Botellita de Jerez en 1985, justamente una noche antes de los sismos del 19 de septiembre, en avenida Insurgentes Sur casi esquina con el Eje 5 Sur Hacia 1996, Tony Méndez, se hizo cargo del lugar, pero lo traspasó José Eduardo Ancira y entonces comenzó la primera decadencia del sitio Faltando dos semanas para cerrar definitivamente en Insurgentes, Méndez volvió a hacerse cargo Cuenta el bajista de Kerygma:

“Yo encontré el antro en el estado más deplorable en todos los aspectos y con la ayuda de mi carnal Beto Méndez empezamos la segunda etapa de ‘Rocko’ a comienzos del año 2001 Hoy, esta segunda etapa se terminó y acabamos de escuchar el último rock”
Adiós a “Rocko”
Tony Méndez convocó hace un mes a muchos artistas, rocanroleros y medios para acudir al rescate de Rockotitlán Alejandro Lora aceptó presentarse gratis con El Tri el viernes 26 y el sábado 27 de marzo, con Kenny y Los Eléctricos abriendo las tocadas
El boleto costó 180 pesos y 200 el mero día de las presentaciones Primero abrió un conjunto novato, Mucho Ruido; después subió la tentadora Kenny, quien mostró sus pechos desnudos al público, y pasada la medianoche, El Tri emocionó durante dos horas Rockotitlán Sin embargo, en ninguna de las dos noches entraron más de 200 personas
Entrevistado en el camerino de Rockotitlán, Alex Lora manifestó con su estilo desparpajado:
“En Rockotitlán Insurgentes nacieron pinche mil bandas, todas las que existen: Los Caifanes, Neón, La Maldita Vecindad y Los Hijos del 5º Patio, Los Amantes de Lola, Las Víctimas del Doctor Cerebro, La Castañeda, La Lupita… De hecho, muchas de las bandas antes de formarse tocaron con mi comadre Kenny y luego formaron sus grupos Rescatar ‘Rocko’ es un pedo que, ora sí que si estuviera en nuestras manos lo haríamos, pero ya ves cuánta gente entró”
El líder de El Tri señala:
“Yo pienso que el cambio de lugar fue algo muy cabrón Porque allá en Insurgentes ya estaba acreditadísimo, ya la banda sabía qué pedo, como que estaba más accesible a cualquier parte de la ciudad que acá Allá le caía banda de Tlane (Tlanepantla), de Cuautitlán, del norte, hasta de Ecatepec Y al terminar, un ‘insurgentazo’ y como quiera, ¿me entiendes? Acá si está más colgado, pienso que es lo principal que perjudicó a ‘Rocko’: el cambio de lugar”
–¿Cómo se dio el apoyo de El Tri?
–Porque Tony nos invitó a este rollo, como dice mi domadora (su esposa Chela Lora), nosotros lo inauguramos, fuimos los padrinos De hecho, mi domadora y yo cortamos el listón en la inauguración junto con Fernando Arau cuando era de Botellita en 1985
“Y ahora sí que nos toca la última tocada, si otra cosa no pasa y ojalá y pasara para que las nuevas bandas puedan seguir, pues para que puedan mostrarse como el caso hoy de Mal Hecho; tocó antes que mi comadre Kenny y pudo presentarse ante esta banda Y pues aquí las nuevas bandas tienen la oportunidad de presentarse ante el público, hacer una tocada delante de la gente y dar a conocer su música”
–Desde los 60 con los llamados “hoyos fonqui”, luego con la disco ‘Hip’70’ de Armando Blanco, después el LUCC (“La última Carcajada de la Cumbancha” de los hermanos Barajas) y Rockotitlán, ¿qué ha cambiado en los antros y en el rock mexicano?
–Lo que pasa que en aquellas épocas la represión era mucho más gruesa Ahora hay más apertura; pero al mismo tiempo el verdadero rocanrol sigue teniendo la misma problemática que siempre ha tenido, porque es música que dice la neta y hay gente que no le gusta que le digan sus verdades Pienso que es la principal característica, el verdadero rocanrol sigue siendo exactamente como fue: callejero, contestatario y rebelde
“Claro, hay música moderna comercial que algunos denominan como rocanrol No lo es El verdadero sigue estando en la calle, como ha estado siempre, es donde ha nacido y ha subsistido Lo que pasa es que los antros tienen su jale y todo, en la medida en que la raza se siente a gusto en determinado lugar; pero es muy elitista su círculo de bandas que tienen, no le dan chance a bandas nuevas para que puedan mostrar su rollo y aparte, pues más bien en los ‘hoyos’ es donde las bandas tienes que picar piedra
“Mucho antes de ‘Rocko’ nosotros con Three Souls in my Mind estuvimos en el ‘Champán A-go-gó’, cuando era la época de los ‘hoyos fonquis’ alternábamos ahí Javier Bátiz, Peace and Love y los otros, los Shakes, en fin… El ‘Rocko’ fue el antro realmente rocanrolero que más tiempo duró mientras estuvo en avenida Insurgentes, ahora ya quién sabe qué onda…”
–Alex y Chela Lora estuvieron hace un mes en el festejo de Kenny y sus 20 años de Los Eléctricos en el bar Río, cerca de Ciudad Universitaria y estaba lleno…
–Pero estás a una cuadra de Insurgentes La ubicación es algo muy cabrera Yo pienso que acá en Miramontes, por ejemplo, está muy lejos… ¿Te acuerdas de “El Antro” en Huipulco? Otra onda, ¿no? Ojalá que siguiera este ‘Rocko’, pero quizá en otro lugar Ora sí que Dios sabe por qué hace las cosas… Nosotros nos sentimos chidos estas dos tocadas por estar aquí, a pesar de que sentimos gacho de que casi casi cerramos ‘Rocko’ con la última tocada
“Acabamos de regresar de tocar en el Austin South By South West Festival, metimos como 12 personas, junto al lago, ya prácticamente no paramos en el Distrito Federal Y acabamos de tocar en Tlane, fueron como dos mil, así que según, cada tocada es diferente Yo creo que aquí se hizo muy rápido esta onda, porque apenas el martes (23 de marzo) nos pusimos de acuerdo en hacerla, la anunciamos en el programa de Adal Ramones, en ‘Telehit’, en el Canal Once (que hay que reconocer en sus 45 años de existencia cultural, fue la única televisora que jamás reprimió al rock en México) y todavía antes de venirme pa’cá hice una entrevista con Radio 6’20; pero pa’que una tocada salga bien es con tiempo Por la bronca de lana que ya está encima, se hizo de volada”
Por su parte, la “domadora” Chela Lora opinó:
“‘Rocko’ fue una etapa muy importante en la historia del rocanrol en México, porque fue el único lugar que se creó y subsistió en una momento muy importante para las bandas que se hicieron y crecieron ahí Con El Tri tocábamos cada que se podía; la banda que asistía era increíble, mientras los ‘hoyos’ estaban alrededor de la ciudad porque seguían existiendo, ‘Rockotitlán’ de avenida Insurgentes era el único sitio en el sur para la banda rocanrolera
“Definitivamente hoy ya hay una gran apertura, aun los ‘hoyos fonqui’ siguen existiendo y el rocanrol es subterráneo; pero como que el rocanrol está dividido entre lo ‘underground’ y el pop más fresón, más aceptado y más comercial, que es una realidad Hay bandas que tienen mucho tiempo en existir y no tocan ahí o nunca han tocado El más comercial es el que tiene más difusión y apoyo”
–¿Alguna recomendación para salvar lugares como Rockotitlán?
–Pues principalmente que la banda apoye, pues sin la banda no existe el rocanrol O sea, tan sencillo como eso: la banda, los fans tienen que apoyar los lugares y venir, pero a veces la situación económica, social, las distancias y el precio de las entradas no es asequible
“Por otro lado no es tan fácil estar manteniendo un lugar que cuesta mucho dinero, ir y traer a las bandas con buena producción que es para goce del mismo público, entonces creo que debe ser 50 y 50 por ciento, es un apoyo mutuo Finalmente los lugares para que subsistan, pues la banda tiene que apoyarlos”
Kenny Avilés simplemente declaró:
“Mira, Rockotitlán podrá desaparecer, pero lo importante es que el rock no muere Me duele, porque yo comencé a tocar con mi banda desde los tiempos de ‘La rocola’, en Miguel Ángel de Quevedo, en Coyoacán, con Rockdrigo, Kerygma, y Cristal y Acero, un lugarcito que después se convirtió en el primer ‘Rocko’ Lo siento, pero no es tan grave si pensamos que el rock sigue Como dijo Neil Young y como canta mi compadre Alex Lora, el rock no morirá jamás”

Comentarios