In memoriam: Ignacio Retes (1919-2004) (Primera de dos partes)

* En 1995, un desencuentro con Octavio Paz
México, D F, 27 de abril (apro)- Por complicaciones de cáncer con salmonelosis, este viernes 25 de abril falleció el escritor, actor y director teatral Ignacio Retes, quien tenía 85 años y en 1995 enfrentara una dificultad grave con el poeta Octavio Paz, al grado que éste se distanció de él y eventualmente le retiró su amistad
El problema surgió a raíz del triunfo de Retes con su novela “Nostalgia de la tribu”, que mereció el IV Premio Planeta a comienzos de aquel año; entrevistado por Roberto Ponce para Proceso (número 958 del 13 de marzo de 1995), el dramaturgo comentó lo siguiente, al final de aquella charla:
“A mi edad me doy cuenta de que he conocido a mucha gente El Negro Durazo, los Figueroa Hasta Porfirio Barba Jacob y Octavio Paz aparecen en mi novela A Jacob lo conocí, es un poeta muy importante Llegó a Guerrero y le sucedió lo que le sucedió: se puso a sembrar mariguana en el corralito de atrás (suelta la carcajada), era el jefe de la imprenta del estado

“Y Paz se ha de avergonzar ahora, pero estaba allá, haciéndole la campaña a Gabriel R Guevara para gobernador del estado de Guerrero”
Indignado, Octavio Paz se molestó por lo manifestado por Retes y envió la siguiente carta dirigida al entonces director general de Proceso (959, 20 de marzo de 1995), Julio Scherer García:
“Querido Julio:
“No sin estupefacción he leído en el último Proceso (número 958, del 13 de marzo) la entrevista de Ignacio Retes con Roberto Ponce acerca de su novela ‘Nostalgia de la tribu’ Al final Retes dice: ‘he conocido a mucha gente: el Negro Durazo, los Figueroa hasta Porfirio Barba Jacob y Octavio Paz aparecen en mi novela y Paz se ha de avergonzar ahora, pero estaba allá haciéndole la campaña a Gabriel R Guevara para gobernador del estado de Guerrero’
“Jamás he participado en una campaña electoral, no conozco al señor Guevara, no soy de Guerrero y no he vivido nunca en ese estado Quiero creer que se trata de una confusión de Retes y le pido que la rectifique inmediatamente en Proceso
“Por otra parte, tengo entendido que esa novela aún no ha sido publicada, de modo que Retes tiene tiempo para corregir su error
“Un saludo afectuoso, Octavio Paz”
Debido a la misiva de Paz, Roberto Ponce volvió a entrevistar a Ignacio Retes, en una plática sobre el tema en cuestión que apareció en el mismo número de Proceso donde el Premio Nóbel lo había cuestionado, bajo el título “Explicación de Ignacio Retes”, que se reproduce enseguida:
Retes se defiende
Ante la próxima publicación de “Nostalgia de la tribu”, “La novela río” con que debutó en narrativa y quedó segundo lugar del IV Premio Planeta/ Joaquín Mortiz 1995, Ignacio Retes considera que en su texto no hay equivocación histórica ni corrección qué hacer
Con la versión definitiva de su obra casi en prensa, y debido a la exigencia del poeta Octavio Paz de que “hay tiempo para que usted corrija”, Retes dice a Proceso que “no se trata de vilipendiar ni calumniar a Paz”
Y reafirma: Paz anduvo en Guerrero durante la campaña de Gabriel R Guevara
En “Nostalgia de la tribu”, escribe Retes:
“De sus tiempos de estudiante en San Ildefonso, Manuel Sánchez H –presidente de sociedades de alumnos, organizador de concursos de oratoria– conservó amistades y relaciones que lo mantenían en contacto con la metrópoli y lo aliviaban de los desastres de la cultura provinciana Se carteaba con compañeros que conservaban en cajones de sus escritorios novelas, poesía, teatro, en espera de ser publicados algún día; era amigo de Rafael Solana, de Efraín Huerta y de Octavio Paz, quien a instancias suyas participó en la campaña de Guevara para gobernador”
Explica Retes:
–Manuel Sánchez H, quien fue el jefe de la campaña que promovía al general Gabriel R Guevara a la gubernatura del estado de Guerrero a finales del año 32 y principios del 33, invitó a varios condiscípulos suyos, jóvenes que tenían 19, 20 años y estaban en la Facultad de Leyes, y estos jóvenes, la mayoría guerrerenses, fueron al estado de Guerrero, entre ellos Octavio Paz
Su fuente histórica es una novela autobiográfica de un guerrerense “de Tierra Caliente, de Arcelia particularmente”, Bulmaro Tapia y Terán, El libro que no escribí (“Recuerdos de una vida intrascendente”) En el pasaje del capítulo tercero en edición de autor (“quien falleció hace dos años”), “Con la proa en la Patria Chica”, del ejemplar original (sin fecha, págs 16 y 17), se lee:
“Reunidos en un despacho de Brasil número 23, segundo piso, empezamos a coordinar y estudiar la mejor forma de organización para la campaña política que iniciaríamos en esos días, en apoyo del general Gabriel R Guevara Don Rufino Salgado, Ramón Campos Viveros, Salomón Burgos y otros de la ‘vieja guardia’ y los ‘recién nacidos’ en estos menesteres, Manuel Sánchez H, Alejandro Gómez Maganda, Manuel M Reynoso, Jesús Salazar Romero, Medardo Sánchez, Ramón Magaña, Jesús Mastache Román, Roberto Guzmán Araujo, Octavio Paz, Armando Salazar, ‘El Grandote’ Oropeza, Ángel Sánchez, Lamberto Zapata y el que esto escribe; Gilberto Adame Guillén se unió a nosotros en Chilpancingo, después de renunciar al puesto que venía desempeñando en el norte de la República en la entonces Comisión Nacional Agraria De este último grupo, sólo Jesús Mastache y Ángel Sánchez rebasaban los 25 años, los demás aún no cumplíamos los 22, y los menores 18 años De aquí nació un grupo homogéneo, indisoluble que sólo la muerte ha venido mermando”
Retes expone los siguientes puntos:
–Yo considero que Octavio Paz, siendo muy amigo de Manuel Sánchez H (eso es irrecusable) se adhirió a esa campaña un poco por viajar, por conocer él no es de Guerrero, es del Distrito Federal Con ellos estuvo en Chilpancingo y en Tixtla De Tixtla era Manuel Sánchez H y ahí invitó a Octavio Paz
“Aunque no haya conocido a Guevara estuvo en el grupo que hizo esa campaña ¿No sabía Octavio Paz quién era el general Guevara? ¿Qué andaba haciendo entonces en esos trotes? ¿Andaba de observador? Si Paz lo niega, ni modo Yo me atengo a lo que está escrito aquí y a la información de tipo oral: mi madre supo que Octavio Paz estuvo en esa campaña
“De ninguna manera voy a corregir la novela, no fue un error lo que yo digo No es ni lesivo, ni ofensivo, ni calumnioso No veo por qué tenga qué corregir
“Creo que estamos hablando de otros niveles El concepto de literatura que tengo, lo que acabo de escribir, y pretendo escribir en el futuro, está íntimamente ligado a aspectos de mi personalidad, de mi posición ante el gobierno y la censura Mi novela es finalista y ya existe un contrato de publicación con la editorial”
Pero Octavio Paz no se detuvo, y el 22 de marzo de 1995 envió otra carta que se publicó en Proceso 960
La puntilla de Paz
México, a 22 de marzo de 1995 Señor Julio Scherer, director de Proceso
Querido Julio:
Lamento de veras volver sobre un asunto nimio Sobre todo en estos momentos No tengo más remedio: la obstinación de Ignacio Retes me obliga Sin embargo, no todo ha sido árida disputa Al escribir esta aclaración volvió a mi memoria un episodio de mi adolescencia: el descubrimiento de los muchos Méxicos que es México Por esto te ruego que, a pesar de su extensión, se publiquen en su integridad estas páginas Te doy las gracias desde ahora
Ignacio Retes dijo en Proceso que yo había participado, en 1932 o 1933, en la campaña electoral del general Gabriel R Guevara para gobernador del estado de Guerrero: “y Paz ha de avergonzarse ahora, pero estaba allá, haciéndole la campaña a Gabriel R Guevara” En el número siguiente de Proceso aclaré que jamás había participado en campaña electoral alguna, que no conocí al señor Guevara ni sabía quién era, y que no soy del estado de Guerrero Pensé que Retes era víctima de una confusión y le pedí que rectificase En lugar de la respuesta sensata que yo esperaba, Retes replicó que no había nada que rectificar y que se sostenía en su dicho Nos ha colocado así, a él y a mí, en una situación difícil: a él porque repite un hecho que es falso y se niega, sin razón, a restablecer la verdad; a mí porque me llama, implícitamente, mentiroso Sin mucha esperanza de que me oiga, le pido que reflexione: ¿por qué y para qué me empeñaría yo en ocultar un hecho que en sí mismo es insignificante? ¿Por qué es vergonzoso –o al contrario: enaltecedor– participar en una campaña electoral de un personaje desconocido? ¿No es más cuerdo pensar que él y sus informantes han sufrido una confusión de fechas o de nombres?
Curioso por conocer la identidad del general Guevara, consulté anoche la Enciclopedia de México (1987) En el tomo VII, página 3718, leo: “El 25 de marzo de 1933, una semana antes de que terminase su periodo, una división en la Cámara, que los diputados dirimieron a balazos, produjo el desafuero del gobernador Adrián Castrejón y la entrega anticipada del poder al general Gabriel R Guevara, el cual a su vez fue también desaforado en noviembre de 1935” Esto es todo lo que dice la Enciclopedia de México y esto es todo lo que yo sé del general Guevara
Mi reacción ante este infundio puede parecer exagerada No lo es: se trata de mi vida y debo evitar que se me atribuyan actos, sean buenos o malos, que no he cometido ¿Qué pruebas aduce Retes? Un párrafo de un libro que nadie ha leído de un señor Bulmaro Tapia Terán y una información familiar En cuanto a lo primero: Retes transcribe unas frases del libro de Tapia Terán en las que relata, sin precisar la fecha, que en un despacho de Bolívar se reunió un grupo de jóvenes y de otros no tan jóvenes para organizar una campaña en favor de la candidatura de Guevara Mi nombre aparece entre los asistentes a esa reunión Absolutamente falso: nunca asistí a esa reunión ni a ninguna otra de ese tipo Entre las personas que menciona Tapia debe haber, probablemente, algunos sobrevivientes: sería bueno escuchar su testimonio Retes agrega que Manuel Sánchez, “a finales de 1932 o principios de 1933, invitó a varios condiscípulos suyos”, y que esos jóvenes “fueron al estado de Guerrero; entre ellos estaba Octavio Paz”
¿Puede mostrar Retes una carta o un documento cualquiera para probar que Manuel Sánchez me hizo esa invitación en 1932 o en 1933 y que yo la acepté? ¿Hay algún documento, periódico, carta o testimonio en el que se diga que estuve en Guerrero en 1932 o en 1933? Retes concluye: “yo me atengo a lo que está escrito aquí” (el libro de Tapia) “y a la información de tipo oral: mi madre supo que Octavio Paz estuvo en esa campaña” No tuve el honor de conocer a la señora Retes, pero, por más respetable que sea su memoria transmitió a su hijo, si en efecto lo hizo, una información errónea

Comentarios