PLATOS LÁSER: Creedence ayer y hoy

México, D F, 30 de abril (apro)- El miércoles 5 de mayo en la Plaza Monumental Monterrey de la capital nuevoleonesa por la noche, el conjunto Creedence Clearwater Revisited (CCR) regresa con sus pegajosos jits sesenteros, para el viernes 7 actuar en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México y el sábado 8 en la Concha Acústica de Guadalajara, Jalisco
Será la cuarta visita a nuestro país de CCR con piezas clásicas como “Orgullosa María”, “En la esquina”, “Lo supe por ahí”, “Lodi”, “¿Quién detendrá la lluvia?”, “Río verde”, “El especial de Medianoche”, “Mala luna alzándose”, “Hijo afortunado”, “Banda viajera” y muchas, muchas más
Formada por la sección rítmica de los famosos Creedence Clearwater Revival hacia 1995 (el bajista Stu Cook y el baterista Doug “Cosmo” Clifford), esta segunda versión del cuarteto original ha funcionado bastante bien y consiguen anualmente un centenar de conciertos, con la suma del guitarrista Eliott Easton (antiguo requinto de “The Cars”), el multiinstrumentista Steve Gunner y el vocalista John Tristao a CCR, ahora quinteto
No faltaron críticas a esta nueva formación CCR, debido a que quien fuera su líder y compositor principal, el cantante y guitarrista John C Fogerty, ha evitado por todos los medios involucrarse con sus excompañeros (cuando la banda fue nominada al Salón de la Fama del Rock, John se negó a llamar a ninguno de los sobrevivientes de los Creedence) Su hermano Tom Fogerty, el otro miembro del grupo era su acompañamiento, pero falleció de tuberculosis en 1990 Aquellos cuatro músicos de California grabaron también cuatro discos fenomenales: “Bayou Country”, “Green River” y “Willie and the Poor Boys” (1969), así como “Cosmo’s Factory” (1970) Su debut incluía una potente “Suzie Q” y para 1972, luego de numerosos éxitos en cascada, Stu, Cosmo y Tom pelearon con el jefe John precipitando el truene y caída

Cito a José Agustín, de su libro “Los grandes discos del rock 1951-1975” (Planeta):
“Los hermanos John y Tom Fogerty, y sus amigos el bajista Stu Cook y el baterista Cosmo Clifford crecieron en Berkeley, California, y desde chavitos se agruparon, primero como Tommy Fogerty and The Blue Velvets (‘Terciopelos azules’), y después como The Golliwogs (‘Los grotescos’) Con semejantes nombres no iban a ninguna parte, así es que John Fogerty tomó control y el grupo se transformó en Creedence Clearwater Revival (algo así como ‘el Renacimiento de la Creencia en el Agua Clara’), o CCR, que grabó en discos Fantasy (en México, Musart)
“Nada de refinamientos ni experimentaciones: puro rock vivo y sencillo, casero, hecho por el gusto de hacerse, sin pretensiones pero auténtico, muy rítmico e inspirado, un poco como ‘Las cintas del sótano’ de Bob Dylan y The Band: lo que tocarían Willy y sus Pobretones en la esquina de la cuadra, junto al estanquillo y chela en mano, sin delirios de LSD, ni orquestaciones elaboradas, ni virtuosismos, ni paredes de sonido pero eso sí, con fuertes influencias de blues sureño, como si el cuarteto siempre hubiera vivido en los esteros del río Mississippi
“Y con la voz inigualablemente áspera de John Fogerty, el Alex Lora gringo… En México, CCR fue el Crídens, un grupo queridísimo, tanto como los Beatles, los Rolling, los Doors o la Janis Durante años sus canciones inundaron las estaciones de radio sin que llegaran a fastidiar”
Tom Fogerty en México
Tom Fogerty llegó a presentarse en la Ciudad de México el sábado 30 y el domingo 31 de mayo de 1977 con su banda “Ruby” (Randy Oda, Bobby Cochran y Anthony Davis), algo inusitado, pues entonces los conciertos estaban satanizados por las autoridades desde el Festival de Avándaro, 1971
Tom fue entrevistado por este periodista en el Salón Riviera y el Teatro Ferrocarrilero, donde llevó a cabo sus tocadas He aquí un extracto de aquellas conversaciones:
–¿Por qué tronaron los Creedence?
–Tuvimos diferencias personales con mi hermano John… Él escribía casi todas las canciones y hacía los arreglos Los demás queríamos hacer lo nuestro, tener mayor libertad y participar más en los discos Yo fui el primero en irme y un rato estuvimos tocando sin John, pero ahora yo tengo mi propia banda que es “Ruby”
–¿Creyeron los Creedence que tendrían éxito desde sus comienzos?
–Teníamos muchas ganas de hacerla en grande y desde el principio soñamos con ser muy famosos, sí
–Su mezcla de música “country” con blues los llevó al triunfo…
–Esto es en parte cierto, pero agregaría un elemento más Como grupo comunicábamos nuestros sentimientos a la gente, sin importar el género musical que tocásemos Así que fueron ambas cosas, pero la comunicación que provocamos fue esencial
“Cuando yo tenía once años de edad mis padres se divorciaron y eso fue un duro golpe para los tres hermanos que éramos John, Bob y yo tuvimos que ponernos a trabajar para ayudar a mi madre, pero, además, debíamos estudiar Oíamos mucha música de blues por radio, yo tocaba piano y violín con John, teníamos un libro para acompañar canciones con los acordes dibujados, así comenzamos a hacer nuestras piezas A comienzos de los años 60 me casé y me las vi muy duras, pues no había trabajo para un rocanrolero No fue sino hasta que llegaron Los Beatles a Estados Unidos cuando se abrieron las chambas para nosotros, yo entonces trabajaba en un despacho como recepcionista; pero una vez que formamos The Golliwogs en 1967 ya pudimos vivir de la música”
–¿Qué significa Creedence Clearwater Revival?
–No tiene un significado particular, en realidad Lo que nos gustó fue el sonido de esas tres palabras juntas
Creedence Revisited
Desde Lake Tahoe, Nevada, el bajista Stu Cook habla telefónicamente acerca de su próxima visita a Monterrey, México y Guadalajara:
“Conocí a John en 1959 y ese año comenzamos The Blue Velvets con su hermano Tom, y con ‘Cosmo’ quien era mi amigo desde primero de secundaria, por 1957 Los cuatro crecimos en El Cerrito, California”
–¿Cuál es la verdadera historia del nombre CCR?
–No la sé Quizá tú podrías contármela (ríe)… La verdadera historia es que durante dos semanas nos quebramos el coco para dar con un buen nombre y finalmente quedó Creedence Clearwater Revival porque no íbamos a pasarnos pensando ni un sólo día más
–Su primer éxito “Orgullosa María” causó sensación en México y una radiodifusora (Radio Capital) creó una hora diaria de música de CCR, programa que duró hasta la década de los 80 Y bueno, en principio se pensaba que ustedes eran negros del sur de Estados Unidos, de los pantanos, del “país bayou” que celebran en su música
–Sí, así se pensaba y no creían que viniésemos de California Incluso tres años más tarde creían lo mismo y llamaban a nuestra música “de pantano, de jungla”…
Se le pregunta a Stu si era en verdad imposible lidiar con el dominante John Fogerty El bajista nacido en 1945 responde:
“Pues realmente no era difícil lidiar con él Cualquier banda necesita un líder, pues de otra manera todos jalan para direcciones opuestas Y en CCR íbamos hacia una sola; pero entre más éxitos logramos fue más difícil permanecer unidos en un mismo rumbo Entonces vino el rompimiento, cada quien demandaba mayor libertad y esto era algo que John no nos otorgaba Yo no he hablado con John desde hace muchísimos años, así que le deseo mucha felicidad en todos los proyectos que emprenda… Como dije, llegó un momento en que ya no remábamos para el mismo puerto Una vez que logramos el éxito, esto se convirtió en la principal dificultad y nos separamos cada quien por nuestro lado”
–¿Estará de acuerdo John en lo que hacen con este nuevo Creedence Revisited?
–No lo creo Pienso que a él le gusta ser recordado únicamente como si él sólo fuera los Creedence, pero hay que recordar que fuimos cuatro personas en el grupo
–¿Cuál considera fue la aportación de la sección rítmica al sonido CCR?
–Creo que todos aportamos algo, incluso el público Lo nuestro fue encontrar el sentimiento musical al grado de que cuando tocábamos juntos la gente nos reconocía, CCR era una banda inconfundible Y esto es mucho de lo que seguimos haciendo en nuestro grupo actual, la gente se identifica inmediatamente con la nueva banda porque el sentimiento musical está ahí
“Durante algunos años pensé que mi disco favorito de ese tiempo era ‘Nacido en el Bayou’; pero todos los que hicimos me gustan ahora y como viajamos en giras por todo el mundo, tocamos aquellas canciones cientos de veces Creedence era una banda muy unida, nunca usamos arreglos sofisticados en vivo, aunque para el sexto disco ‘Pendulo’ incluimos algo de piano Queríamos sonar lo más fresco en vivo, sin trucos”
–¿Cómo explica el suceso de CCR ayer y hoy?
–Porque hoy tocamos la misma música que fue fenomenal ayer, y considero que en este tiempo es todavía más popular, llega a las nuevas generaciones que jamás se aburren de escucharnos Este año daremos 70 conciertos y puedes ver todas las noticias de CCR en nuestro sitio internet, (wwwcreedence-revisitedcom)”
“Orgullosa María”
Esta balada compuesta para un barco de vapor que navega por el Mississippi, es todo un himno a los caminos y por los viajeros, melodía que bien ejemplifica las canciones carreteras de su autor, John C Fogerty Fue interpretada con gusto tanto por el rey Elvis Presley, como por la exótica Tina Turner en la década de los 70 Hay que tomar en cuenta que así como en inglés “la muerte” es masculina (“el señor muerte”), cuando se bautiza a los barcos se les pone nombres de mujer: “Orgullosa María”
Dejé un buen empleo en la ciudad
donde trabajaba noche y día enteros para un jefe
Y nunca perdí un minuto de sueño
preocupándome por cómo las cosas deberían suceder
Una rueda grande rodaba,
y el “Orgullosa María” seguía candente
navegando por el río
Lavé muchos platos en Memphis,
sufrí muchos dolores en Nueva Orleáns
y nunca vi el lado bueno de la ciudad
sino hasta que me dieron un aventón
en la reina de los botes rivereños
Una gran rueda giraba,
el ‘Orgullosa María’ iba candente
navegando por el río”
Si vienes bajas al río,
apuesto hallarás gente que sale a flote
No necesitas preocuparte si no tienes dinero,
la gente en el río es feliz de dar
Una grandiosa rueda girando,
el ‘Orgullosa María’ quemando leña,
navegando por el río”
(Versión de Roberto Ponce)

Comentarios