Entre rechiflas asume funciones nueva legislatura en Veracruz

Jalapa, Ver , 5 de noviembre (apro)- Entre rechiflas, gritos, porras y descalificaciones de militantes priistas y panistas que abarrotaron el recinto, los 50 diputados elegidos el pasado 5 de septiembre rindieron protesta de ley como integrantes de la LX Legislatura local
En este escenario tomó posesión la nueva directiva del Congreso del estado, misma que por primera vez en la historia veracruzana será presidida por un partido de oposición, ya que por acuerdo entre los dos grupos mayoritarios –PAN y PRI–, el perredista Atanasio García Durán será el presidente en el primer año de ejercicio constitucional
La sala de sesiones fue invadida por una muchedumbre que en medio de gritos y sombrerazos sacó a relucir todo tipo de pancartas, algunas para manifestar su apoyo al exsecretario de Seguridad Pública, Alejandro Montano Guzmán, actual coordinador de la bancada del PRI, y otras para protestar por el supuesto fraude del pasado proceso electoral
El inicio de la sesión solemne, presidida aún por la Mesa Directiva de la saliente diputación permanente, encabezada por Amadeo Flores Espinosa, fue interrumpida por el priista Rafael Ochoa, quien en actitud retadora y con las manos en alto paseó en el centro del recinto una pancarta
“Yunes, basta, no eres panista, sino un traidor…”, rezaba la leyenda de la pancarta que Ochoa exhibió frente a las curules de los nuevos diputados, situación que provocó reacciones en contra, pues desde las galerías salieron rechiflas, aplausos y descalificaciones: “Fuera, fuera, fuera…”, gritaban los del blanquiazul; “Duro, duro, duro”, conminaban sus contrincantes
Presente en las galerías del recinto legislativo, donde su hijo del mismo nombre rendiría protesta como integrante de la bancada del PAN, al expriista y ahora diputado federal independiente, Miguel Ángel Yunes Linares, le llovieron las consignas del lado de los militantes del PRI
De nada sirvieron los llamados al orden y a guardar respeto por el presidente de la diputación permanente de la LIX Legislatura, Amadeo Flores Espinosa, quien, incluso, pidió la intervención del equipo de seguridad del Palacio Legislativo, lo que valió una andanada de rechiflas y gritos de desaprobación
“Ponga orden señor presidente”, reclamó uno de los integrantes de la bancada panista, pero como respuesta obtuvo un regaño de parte del presidente de la saliente diputación permanente
En medio de este revuelo, la directiva integrada por Flores Espinosa, Víctor Molina Dorantes y Adán Córdoba Morales, contabilizó las cédulas para el nombramiento de sus sustitutos, de las cuales 49 fueron en favor del perredista Atanasio García Durán, la priista Gladis Merlín Castro y el panista Francisco Herrera Jiménez, presidente, vicepresidente y secretario, respectivamente
En una sesión solemne que no tardó ni 30 minutos, a la que no asistió el gobernador Miguel Alemán Velasco ni el presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado, Miguel Manzanilla, se dio posesión a la Mesa Directiva de la LX Legislatura local y se declararon concluidas las funciones de los 45 diputados salientes, cuyos directivos abandonaron el recinto legislativo
Posteriormente, el nuevo presidente del Congreso local tomó la protesta de ley a los entrantes 50 legisladores, quienes desde sus curules se comprometieron a guardar y hacer guardar la Constitución Politica de Veracruz y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
La confrontación apenas empieza, pues en la disputa por presidir la Junta de Coordinación Política, que correspondería al PAN por contar con 21 diputados, la bancada priista, con solo 18 curules, está “negociando” con el PT y algunos miembros del PRD para que se pasen al PRI y así convertirse en mayoría, aunque Justo Fernández Garibay, confirmó que el PVEM desaparecerá como partido en la Legislatura “pues como coalición vamos a apoyarlos hasta las últimas consecuencias”

Comentarios

Load More