Aznar no permite preguntas incómodas

Madrid – En el marco de la visita de Estado que el presidente Vicente Fox realizó a España -marcada por la polémica por las declaraciones del ejecutivo mexicano sobre ETA y el PNV–, el Jefe del Gobierno Español, José María Aznar, no permitió preguntas de la corresponsal de Proceso

Durante la conferencia de prensa conjunta entre Fox y Aznar celebrada en el Palacio de La Moncloa, el presidente mexicano dijo: “Es facultad del Ejecutivo dar entrada a nuestro país a visitantes, pero al igual es facultad del Ejecutivo el expulsar visitantes o deseados y ciertamente no son visitantes deseados quienes sean terroristas, o sospechosos…”

Ambos presentaron un documento “por la libertad y contra el terrorismo” que, sin embargo, incluyó el apoyo al Plan Puebla-Panamá

En el turno de preguntas, el presidente español se negó a dar la palabra a la corresponsal de Proceso no obstante que fue la primera en levantar la mano y que estaba sentada frente a ellos en la segunda fila del auditorio

–Usted no Perdone, usted no…, dijo Aznar ante la insistencia de la reportera

Y agregó: “Luego el presidente Fox hace lo que quiera, pero mientras haga lo que yo diga…Nos tenemos que ir a Valladolid”

Al termino de la conferencia, la corresponsal se acercó al presidente Aznar

–¿No le gustan mis preguntas, verdad? ¿Por eso no me deja preguntar?

Por respuesta el mandatario español sólo mostró una gran sonrisa

Fernando García Casas, director del departamento de Estudios y Relaciones Informativas reconoció que la negativa del mandatario obedece precisamente a que no le gustan las preguntas incisivas

Enrique Guzmán, vicepresidente de la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera y corresponsal de France Press, sentado al lado de la corresponsal fue testigo de la intención del presidente Aznar de no permitir preguntas de carácter crítico

Las preguntas al presidente mexicano Vicente Fox eran las siguientes:
–¿Quiénes fueron los miembros del PNV que le presionaron para suspender las entregas de etarras?
–Uno de sus compromisos sin cumplir es la revisión del pasado Ahora que su prioridad es el terrorismo ¿Puede hablar del terrorismo de Estado mexicano que ha provocado la desaparición de 500 personas?

–Y ¿permitirá la apertura de los archivos o si teme convertirse en cómplice de la impunidad si no lo hace?

La pregunta dirigida al presidente Aznar, era sobre el escándalo de corrupción surgido durante su gobierno, llamado el caso “Gescartera”:

–Si es verdad que Gescartera no es la inmensa lavadora de dinero negro ¿Por qué su gobierno protegió durante años a esa empresa a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores?
–¿Si la señora Pilar Valiente y el señor Giménez Reyna, no eran gente de su confianza por encima de todo? ¿Es Gescartera la Filesa del Partido Popular, es decir, la financiación ilegal del Partido Popular?

Las preguntas que el presidente Aznar no permitió se escucharan en la sala de conferencias del Palacio de la Moncloa, son una muestra de la relación que el mandatario español mantiene con la prensa crítica

El periodista Iñaki Gabilondo, con la experiencia de 33 años en la radio, director y conductor del programa “Hoy por Hoy” de la cadena Ser –con más de 4 millones de oyentes– afirma que la relación entre el presidente Aznar y el grupo de comunicación para el que trabaja es muy difícil Dice que el mandatario español los ve como “enemigos” debido a su visión critica sobre su gobierno: “Quisiéramos tener una relación más civilizada con el presidente, pero no lo logramos”

Añade: “La historia de desencuentro entre nuestro grupo y el señor Aznar es larga y conocida, con un montón de episodios y algunos muy clamorosos como el caso Sogecable”, comenta al señalar que el presidente español se niega a darle una entrevista desde hace varios años

“Aznar tiene tics autoritarios, menos relacionados con su función política que con su carácter serio, seco, adusto, no es un hombre amable; lo digo porque la gente que le rodea tiene una especial precaución y temor a indisponerse con él”, señala

El periodista Luis del Olmo conductor del programa “Protagonistas” de Onda Cero –con más de 2 millones de oyentes y que entrevistó al presidente Vicente Fox– dijo de entrada que no puede ser “neutral” al hablar de José María Aznar, porque “la pasión me puede y la amistad también”

Sin embargo, comentó que el tic autoritario de Aznar lo registró en esa rueda de prensa porque tenía “algún dolor de cabeza o quebradero” y consideró que las conferencias de prensa en La Moncloa no están “arregladas” de antemano con preguntas que el presidente desea le hagan algunos periodistas: “Yo no he asistido nunca a esas conferencias, pero si fuera cierto eso lo sabría el pueblo”

Comentarios

Load More