Comenzamos a cruzar el desierto

Si la economía mexicana se había visto afectada por la desaceleración de la economía estadounidense, ya convertida en recesión de acuerdo a los últimos datos, los acontecimientos del 11 de septiembre han hecho más evidentes sus debilidades

La situación actual es sumamente difícil El precio del barril de petróleo se presupuestó a 18 dólares y en el mes de octubre el precio promedio fue de 17 dólares y en los últimos días la mezcla mexicana de crudo ha llegado a cotizarse a tan sólo 1478 dólares por barril

Debido en buena medida a esta disminución del precio del petróleo, los ingresos públicos en los primeros nueve meses del año descendieron en 13 mil 220 millones de pesos, casi un 15% menos de los ingresos aprobados en el presupuesto Hubo también un decrecimiento notable de la economía y una caída en las exportaciones, principalmente a los Estados Unidos, así como un aumento en la tasa de desempleo, en particular por los despidos en la industria maquiladora, que en lo que va del año ha perdido más de 130 mil trabajadores El número total de empleos perdidos hasta la fecha podría ascender a 450 mil Para no rebasar el límite de endeudamiento aprobado por el Congreso, el gobierno mexicano ajustó su presupuesto por 2 mil millones de pesos y va a ahorrar en el gasto corriente mil 45 millones de pesos Con este recorte, el tercero en el año, la SHCP recortó del presupuesto autorizado y en gasto corriente, un total de 12 mil 520 millones de pesos

Tras los atentados terroristas, el gobierno norteamericano ha encabezado una batalla financiera como parte importante de su campaña antiterrorista que busca desbaratar las finanzas de los terroristas y sus organizaciones La advertencia del presidente George W Bush al mundo en el sentido de que los que no están en su lucha están con los terroristas, no ha dejado margen a posiciones neutrales Desde entonces, 150 países han expresado su apoyo al combate en contra el financiamiento del terrorismo y algunos emitieron ya órdenes para congelar bienes activos pertenecientes a grupos terroristas con base en la resolución 1373 aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas Pero será muy difícil de aplicar dicha resolución ya que la mayoría de los países no cuentan con la capacidad institucional para instrumentarla en toda su amplitud

La batalla financiera que Estados Unidos y sus aliados han iniciado ha tenido ya algunos efectos en la región latinoamericana Si bien un informe del departamento de Estado estadounidense estableció que tras los ataques sólo Argentina, Chile y Brasil asumieron una posición de liderazgo en América Latina para formar una alianza antiterrorismo, los últimos informes presentados por el FBI y la CIA en el sentido de que existen indicios de la actuación de la organización Al Qaeda en la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay los ha impactado de manera negativa

En el caso de México, la indecisa y contradictoria respuesta por parte del gobierno de Fox sobre los términos del apoyo al gobierno norteamericano en su lucha contra el terrorismo y las posteriores críticas locales y foráneas respecto a ésta, así como la creciente fractura y desorden del equipo de trabajo del presidente Vicente Fox, ocasionado por las posiciones contrarias de los Secretarios de Gobernación y Relaciones Exteriores, lo obligaron a definir públicamente la nueva relación de México con su vecino del norte como de sociedad estratégica

A diferencia del año posterior a la crisis de 1995, para el 2002 no se prevé una fuerte recuperación de la actividad económica El pronóstico de crecimiento de México para el próximo año ha pasado sucesivamente de 45% a 272%, de ahí a 207% y las últimas predicciones señalan que el crecimiento económico de México en 2002 será de tan sólo 162%

El gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, espera la recuperación mexicana hasta el tercer trimestre del 2002, pero la economía estadounidense no comenzará a recuperarse sino hasta el tercer trimestre del 2002, y la economía mexicana va detrás de la estadounidense

Actualmente, la recesión de Estados Unidos ha sido un duro golpe para las exportaciones del país, pues tras aumentar 22% el año pasado, se prevé que en el 2001 bajen 16%, lo que seria el primer retroceso en 15 años Difícilmente se prevé una rápida recuperación en el 2002

La evolución de la economía mexicana en los últimos años ha sido analizada recientemente por el FMI, quien subrayó que no será posible alcanzar el 7% de crecimiento prometido por el presidente Fox Las estimaciones del organismo consideran que durante los tres últimos años de este sexenio la tasa de crecimiento media de la economía se ubicará en 53% anual Los pronósticos del FMI se fundamentan en el supuesto de que la reforma fiscal que el ejecutivo envió al Congreso fuere aprobada sin cambios, situación altamente improbable

En todo caso y para protegerse de cualquier eventualidad, se ha publicado que el gobierno de México negocia en Washington un nuevo programa de financiamiento de entre 12 mil y 16 mil millones de dólares para dar cobertura a la economía mexicana en el mediano plazo La Secretaria de Hacienda discute el tema desde hace varias semanas con los responsables del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el FMI, al tiempo que redefinen el programa anual de apoyo para los proyectos del cambio estructural

De aprobarse, el nuevo plan crediticio sería considerado en el marco de la línea de crédito contingente contemplada por los máximos organismos financieros multinacionales y representaría una especie de escudo frente a eventualidades en lo que resta de 2001 y hasta el 2004 Sin embargo, autoridades del Banco de México han señalado que aún no se ha tomado una decisión sobre la conveniencia de aceptar dicha línea de crédito

Como quiera que sea, apenas comenzamos a cruzar el desierto al inicio del gobierno de Fox Las expectativas económicas se desploman y la decepción crece

Comentarios

Load More