Se opone el CEESP a un mayor endeudamiento del gobierno federal

México, D F(apro)- El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) considera que no se debe ampliar el déficit y, por lo tanto, aumentar el endeudamiento del país, para hacer una reasignación mayor del presupuesto hacia el gasto social en el 2002

En su análisis económico semanal, el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) recomienda que los recursos provengan de un recorte al gasto gubernamental y de una reforma fiscal

En otro plano económico, el grupo BBVA-Bancomer asegura que el consumo privado ha perdido fortaleza para amortiguar la caída de la producción industrial El desempleo en octubre -continúa– muestra los primeros efectos del deterioro del sector servicios, luego de los atentados terroristas en Estados Unidos

Estima que el producto interno bruto registrará una contracción de 04 por ciento en 2001

El CEESP afirma que el Presupuesto de Egresos para el 2002, que ha sido severamente cuestionado en la Cámara de Diputados, a la que corresponde su aprobación final, revela ciertas inconsistencias

Entre éstas, menciona la estimación del precio internacional del petróleo y la plataforma de exportación, consideradas elevadas en función de la circunstancia y las perspectivas del mercado mundial

Algunas fracciones del Legislativo consideran que se requiere, además, un ajuste mayor al presupuesto, para destinar más recursos al sector social

Ambas observaciones apuntan directamente hacia la falta de ingresos, ante lo cual no hay muchas opciones, precisa el CEESP

“Mientras algunos consideran ampliar el déficit, otros favorecen la aprobación de la reforma fiscal recaudatoria, pero muy pocos han señalado la opción de revisar hacia el interior del gasto, para proponer verdaderos recortes que permitan hacer una reasignación efectiva hacia el desarrollo social, inversión y funciones productivas del gobierno, aspectos que se han quedado rezagados”

El CEESP hace algunas advertencias sobre un eventual incremento del déficit público para disponer de mayores recursos:

Elevar el déficit -dice– implica autorizar un mayor monto de endeudamiento, lo cual es preocupante, ya que por mucho tiempo las autoridades han tomado la deuda como una fuente natural para financiar los gastos gubernamentales, no como un recurso extraordinario

Debido a ello, sostiene, la asignación de recursos para cubrir el costo financiero en el 2002 se eleva a 2114 mil millones de pesos, más de 15 por ciento del gasto total, que ya se considera elevado

“Aumentar el déficit implica, entre otras cosas, seguir con la sequía de recursos para financiar la actividad productiva por parte de la banca, situación con la que hemos vivido durante más de seis años y que no es conveniente para el país, independientemente de que este tipo de gasto en intereses se considera regresivo; es decir, favorece más a quienes más recursos tienen”

En su publicación “Línea Económica”, el grupo BBVA-Bancomer refiere que al cierre del tercer trimestre la actividad económica mantiene una tendencia decreciente, a pesar que en septiembre, tanto la producción industrial como el consumo privado (ventas al menudeo), registraron, en las series desestacionalizadas, un ligero incremento respecto de su nivel de agosto

“Esperamos que la contracción de la actividad económica se extienda hasta el segundo trimestre de 2002”, puntualiza

Afirma que la producción industrial sigue decreciendo, especialmente por el comportamiento de la actividad manufacturera (cuyo peso en la composición del índice es superior a 75 por ciento); a septiembre promedió una tasa de variación anual de -16 por ciento

“Dada la orientación exportadora de esta actividad y las condiciones de la demanda en Estados Unidos, esperamos una baja aún mayor en el último trimestre de 2001; para todo el año, pronosticamos una caída de 38 por ciento en la producción manufacturera y de 35 en la producción industrial total”, indica

Las ventas al menudeo en establecimientos comerciales, indicador del consumo privado, se mantienen en un nivel similar al de abril, aunque en el tercer trimestre su tendencia fue a la baja Su fortaleza se había apoyado en el favorable comportamiento del sector servicios (comercio, turismo, transporte, etcétera), así como en la estabilidad financiera y la fortaleza del peso

No obstante, puntualiza, la pérdida de empleo en el sector industrial ha sido uno de los principales factores para explicar el menor dinamismo en los meses recientes

A ello se suma también el impacto de los atentados terroristas en Estados Unidos sobre los servicios como el turismo; sólo en los dos meses posteriores al ataque, la ocupación hotelera en los centros de playa de mayor concurrencia extranjera (Huatulco, Oaxaca, Cancún, Quintana Roo; Ixtapa, Guerrero, Loreto y Los Cabos, BCS) se contrajo 113 puntos porcentuales respecto del mismo período el año anterior, de 526 por ciento a 413 por ciento

La tasa de desempleo abierto subió a 293 por ciento en octubre (el promedio en enero-agosto fue 241 por ciento), y muestra ya los primeros efectos del deterioro del sector servicios Durante los próximos meses -precisa– esta tasa descenderá por factores estacionales; pero eliminando este efecto, el desempleo podría ser superior a 30 por ciento

El sector servicios, que había contenido la caída de la actividad industrial a lo largo de 2001, ha perdido fuerza, y para el último trimestre será un factor adicional para explicar la contracción económica general

“Estimamos un decremento del PIB de 04 por ciento en 2001”, indica

27/11/01

Comentarios

Load More