México: El riesgo de caer en una crisis de pagos

Santiago de Chile (apro) – Los países de América Latina, especialmente México, Argentina y Brasil todavía se encuentran sumergidos en su círculo vicioso de alto endeudamiento y bajo crecimiento económico, privilegiando el pago de la deuda externa antes que cualquier otro programa social

Así, sumergida en ese círculo vicioso que le ha impedido avanzar en materia de desarrollo social y combate a la pobreza, Latinoamérica está ante el riesgo de enfrentar de nueva cuenta una crisis de pagos como la que se observó en la década de los ochenta, pues cada vez son mayores las transferencias externas de capital que realizan los países para cubrir el pago de su débito foráneo

Hubert Escaith, economista en jefe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), advirtió lo anterior e informó que en la actualidad el monto de la deuda externa de la región asciende a 750 mil millones de dólares, cifra que representa el 399 por ciento del PIB regional y es equivalente a las exportaciones de dos años

Para el pago de la deuda externa, América Latina en general destina 224 mil millones de dólares cada año, 30 por ciento del total del débito, cifra que representa, en algunos casos, más del triple de lo que pagan algunas otras regiones, como Asia o Medio Oriente

La primera manifestación de esa crisis de deuda de este nuevo siglo se ha dado ya en Argentina, país que en menos de 10 años enfrenta una nueva crisis económica, más profunda que la anterior, pues en esta ocasión el riesgo de declarar una moratoria es alto, si no logra pronto ningún acuerdo con el Fondo Monetario Internacional

Según documentos de la Cepal, organismo dependiente de la ONU, cuya sede se ubica en esta ciudad, el principal desafío de la región latinoamericana en el futuro para poder enfrentar con éxito esa situación de crisis, es que la economía crezca cuando menos 4 por ciento anual

En ese sentido criticó las políticas instrumentadas por el FMI en la región, que establece fuertes programas de ajuste económico que han llevado a un irremediable incremento de los niveles de pobreza de los países

Hubert Escaith, jefe de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, sugiere que hoy en día ya no se puede pensar en programas de ajuste como los dictados por el Fondo Monetario sin pensar en la parte social “Eso es importante para la gobernabilidad”, dice

Al respecto, afirma, en toda América Latina, incluso en Europa, hay un desencanto por las reformas económicas estructurales que se instrumentaron en los países de la región, porque no han funcionado Lejos de ello, sostiene, se ha generado un mayor número de pobres y “ahora se ve que no sirven (las reformas) para la gobernabilidad”

El especialista de la Cepal, quien trabajó durante 10 años en México desarrollando investigaciones económicas relacionadas con la crisis de la deuda externa, afirma que América Latina es la región más polarizada del mundo Y da algunas cifras para ilustrar esta situación:

En Latinoamérica, dice, el cinco por ciento de la población más rica de la región concentra el 25 por ciento del Producto Interno Bruto, cifra que representa el doble de lo que se observa en los países desarrollados

Más todavía: el 75 por ciento de la población recibe, en promedio, apenas el 75 por ciento del ingreso total que se genera en los países latinoamericanos, mientras que en otras regiones del mundo, incluyendo el sudeste asiático, ese porcentaje es del 12 por ciento

Hubert Escaith informó que para este año, la economía latinoamericana crecerá entre un 05 y un 08 por ciento, la cifra más baja de los últimos cinco años

Para el jefe de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, la situación de América Latina ha sido la misma desde la década de los ochenta, poco o casi nada, ha cambiado desde entonces

Inconsistencia de su crecimiento económico, generada por factores externos; enorme vulnerabilidad -elemento procíclico de su desarrollo–; salida de capitales, aumento del riesgo para la inversión y un mayor costo para financiar su desarrollo

La Cepal destaca las contradicciones de la política macroeconómica de algunos países de Latinoamérica donde, no obstante que varios países han logrado algunos avances en materia social, el número de pobres sigue en aumento

En el documento titulado “Panorama Social de América Latina, 2000-2001”, el organismo de la ONU precisa que “a pesar de los logros en materia de mejoramiento de las condiciones de vida de la población latinoamericana y de los notables avances en el aumento y protección del gasto público social, la pobreza afecta a más personas que antes”

Este fenómeno, afirma, ha sido reforzado por la persistente desigualdad en la distribución del ingreso que subsiste en la región, y por las características del desempeño del mercado laboral

“El mercado de trabajo ha sido relativamente incapaz de incorporar la mano de obra a la economía formal, por lo que han aumentado la informalidad y el desempleo, que se han visto agravados por la reciente desaceleración económica”, menciona

Las únicas que se ha visto privilegiadas en estos años en toda América Latina, han sido las transferencias de capitales hacia el exterior para cubrir los compromisos de deuda de los países, pero eso debe cambiar, dice, “porque ya no es posible instrumentar programas tipo FMI sin que se afecte la gobernabilidad”, concluye el especialista de la Cepal, Hubert Escaith

Comentarios

Load More