Muere Juan José Arreola

Guadalajara, Jal (apro) – Víctima de un paro respiratorio y luego de tres años de padecer hidrocefalia, a la edad de 83 años falleció el escritor Juan José Arreola, en punto de las 15:00 horas del lunes, confirmaron a “Apro” sus familiares

Nacido la madrugada del 21 de septiembre de 1918 en Zapotlán El Grande (Ciudad Guzmán), donde solía pasar largas temporadas, Arreola fue intervenido quirúrgicamente el 12 de noviembre de 1998, meses después de haber sido declarado hijo predilecto y preclaro de Guadalajara

Desde esa fecha, Arreola permaneció recluido en casa de su hija Claudia, quien le sobreviven junto con Fuensanta, Orso y la esposa del escritor Sus restos son velados en Recinto de la Esperanza y mañana serán sepultados en Recinto de la Paz, después de la celebración de una misa de cuerpo presente

Juan José Arreola fue operado la mañana del 12 de noviembre de 1998 por el cirujano Alfredo Cornejo Aguilar, quien le implantó una válvula de derivación ventrículo-peritoneal para controlar el líquido que tenía en exceso en el cerebro, lo que, a decir de sus familiares, le impedía escribir y hasta caminar, y para trasladarse utilizaba una silla de ruedas Pocos años antes había confesado al corresponsal que sentía vértigo y no podía sostener largas conversaciones

Desde esa intervención, Arreola no volvió prácticamente a salir de la casa de su hija Claudia, quien lo atendió hasta el final Durante sus ratos de lucidez, que eran los más, ella misma se encargaba de leerle o releerle obras clásicas al oído No obstante, su enfermedad, casi hasta sus últimos meses se valió de sí mismo para ingerir los alimentos, aunque gran parte de su tiempo la pasaba sentado o en cama

Su enfermedad dio pie a algunos problemas entre Orso y Claudia Mientras que el primero lamentaba que no había dinero para seguir atendiendo médicamente a su padre y era necesaria la ayuda de instituciones públicas y privadas, la segunda negó siempre tal situación

Autor de “Varia Invención”, su primera obra formal (1949), “Confabulario” (1952) “La Feria” (1963) y “Bestiario” (1972), entre otras, Juan José Arreola, un excelente conversador, había dejado de escribir desde hace años, aunque Orso publicó, poco antes de la enfermedad postrara al escritor –que realmente le inició en 1997, según lo había contado su hija Claudia–, “El Ultimo Juglar”, que no son otra cosa, sino sus memorias, que en largas conversaciones le fue confiando a su hijo mientras jugaban ajedrez, otra de sus grandes pasiones

Sus primeros estudios los realizó en su tierra natal, precisamente en plena guerra cristera (1926-29) y eso le impidió tener una educación formal, pero fue un gran autodidacta y así aprendió muchos oficios al tiempo que practicaba exitosamente la escritura

Panadero (oficio que hasta la fecha desempeñan sus hermanas en Zapotlán), burócrata, vendedor, encuadernador, corrector, periodista un tiempo, actor y escritor, Arreola fue muy amigo de otro grande nacido por el rumbo (Sayula): Juan Rulfo

En 1944, becado fue a estudiar arte dramático a Francia En París hizo amistad con sus maestros Jean Louis Barrault, quien le brindó apoyo; Louis Jouvet, quien se convierte en su amigo y protector, y Pierre Renoir A su regreso en 1945 publicó, junto con Antonio Alatorre, la revista “Pan”

Poco después de desempeñarse como jefe de circulación del periódico “El Occidental”, en 1943, editó, junto con Arturo Rivas Sáinz, la revista “Eos”, donde publicó “Hizo el bien mientras vivió, su primer cuento

De regreso al país, un año después, Arreola, quien llevó la literatura y su actuar a la misma televisión, inició lo que fue, tal vez, su etapa más productiva y la publicación de sus obras se dio prácticamente una tras otra: “Varia Invención”, “Confabulario”, la obra de teatro “La hora de todos” (1954) “La Feria”, “Lectura en voz alta”, etcétera

Igual que practicó muchos oficios, Juan José Arreola obtuvo prácticamente todos los premios que se otorgan en México a lo mejor de la literatura: en 1993 obtuvo el Premio de Literatura Jalisco y en l955 el Primer Premio del Festival Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), precisamente por “La hora de todos”

Posteriormente, en 1993, recibió el Premio Xavier Villaurrutia y en 1977 el Premio Nacional de Periodismo creado dos años atrás; en 1979 fue galardonado con el Premio Nacional de Lingüística y Literatura, y en l987, recibió el Premio Universidad Nacional Autónoma de México; en l992, Premio de Literatura Juan Rulfo, patrocinado por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara En 1997, Premio Alfonso Reyes y un año después, Premio Ramón López Velarde

Ve mas de este art´iculoaqui

Comentarios

Load More