Haití: un “autogolpe” de Aristide

Lo que ocurrió el lunes 17 en Haití “fue un autogolpe” montado por el presidente Jean Bertrand Aristide, afirma categórico Gérard Pierre Charles, considerado uno de los principales políticos e intelectuales haitianos y opositor al gobierno de Aristide
En el fondo, dice, el presidente montó una farsa de golpe militar para romper una negociación que –en el marco de la OEA—lo estaba empujando a adelantar para noviembre del 2002 las elecciones legislativas y municipales, a nombrar una nueva junta electoral y a brindar garantías para la presencia de observadores internacionales

Coordinador general de la Organización del Pueblo en Lucha (OPL) –uno de los principales partidos en Haití–, Pierre Charles explica en entrevista con Apro el contexto en el que ocurrió el supuesto intento de golpe militar que el lunes 17 dejó como saldo 5 muertos en el Palacio Presidencial de Puerto Príncipe y dos más en la ciudad de Gonaives

“Desde el 19 de mayo del 2000 hay una fuerte crisis electoral Ese día hubo un gran fraude realizado por el gobierno de Aristide, quien dijo que su partido, La Familia Lavalás, había ganado el 100% de las diputaciones, el 100% de las senadurías y el 90% de las alcaldías y subalcadías Los tres partidos opositores: la OPL, el Espacio de Concertación y el Movimiento Mocrena (de filiación protestante, y con posibilidades de ganar mayoría en el Congreso) impugnamos dicha elección”

Dice que el fraude fue tan evidente que las elecciones fueron cuestionadas por los observadores internacionales, incluidos los de la OEA, quien –”en actitud conservadora”— señaló que al menos siete de los 27 senadores de La Familia Lavalás habían ganado de manera “dudosa”

Recuerda que a raíz de esos acontecimientos se llegó a una “difícil” negociación en el marco de la OEA Los partidos de oposición pidieron repetir las elecciones y nombrar una junta electoral independiente “Pedíamos una junta inspirada en el IFE mexicano: muy profesional y competente”, acota

Comenta que incluso propusieron “cambios a nivel gubernamental” para garantizar un proceso electoral serio Además, varios países que apoyaron el regreso de Aristide –Estados Unidos y la Unión Europea, principalmente—cortaron la ayuda económica y la condicionaron a un “acuerdo político” entre el gobierno y los partidos opositores

Así, dice, la OEA introdujo una cláusula en la negociación que establece: “la ayuda económica internacional se normalizará en la medida que se aplique el acuerdo político”

“Todo iba caminando” y “Aristide estaba acorralado”, recuerda Pierre Charles “Incluso, en la última reunión de las negociaciones, realizada en noviembre, se había propuesto adelantar las elecciones legislativas para noviembre del 2002 Aristide se opuso terminantemente”

Sin embargo, dice que durante una visita a Haití de Luiggi Einaudi, secretario alterno de la OEA (quien ha realizado 17 visitas a este país para avanzar en las negociaciones), ocurrió el extraño asesinato del periodista Brignol Lindor, quien en su programa de radio abrió espacio para la oposición Esto, afirma, “provocó el enojo popular y las protestas de los medios de prensa haitianos, particularmente de las emisoras de radio que se han vuelto gradualmente críticas del gobierno”

El ambiente se enrareció Además, “la situación económica en el país es muy grave porque desde los problemas electorales se cortó la ayuda externa Empezaron ha haber manifestaciones de descontento en ciudades de provincia”, dice Pierre Charles

“En ese contexto –comenta– es que Aristide saca lo del golpe de Estado (…) siguió una de las prédicas del exdictador Fracois Duvalier: ‘hay que crear los acontecimientos”

–¿Me está diciendo que justo cuando la OEA estaba por lograr un acuerdo para la crisis electoral, Aristide utiliza el “golpe de Estado” para romper con la negociación?

–Así es Porque en Haití no hay condiciones para un golpe de Estado…Pero Aristide es un tipo piensa que está en el siglo XIX y no en el XXI

Comenta que con el pretexto del supuesto golpe de Estado, Aristide indujo a mucha gente a “matar y agredir a los dirigentes de oposición, a quienes no encontraron porque desde la noche anterior (domingo 16) todos percibieron que había algo raro y se escondieron”

Dice que entonces las fuerza de Aristide se lanzaron contra las oficinas de los partidos de oposición y en contra de algunas de las casas de sus líderes Comenta que en su casa incendiaron dos autos, lanzaron una bomba molotov y luego la saquearon “No fue la turba que apoya a Aristide; no hubo nada de eso Fueron acarreados”, sostiene

Igualmente, “la gente –que iba armada con revolveres, palos y machetes– fue inducida para atacar las estaciones de radio críticas del gobierno, como Radio Señal FM o Visión 2000”

Comenta que él no se encontraba en su casa “El supuesto golpe me sorprendió con mis maletas en el aeropuerto” Iba a Miami a una reunión ya prevista de antemano de Partidos Políticos de América Latina

Pierre Charles insiste en que no hay “evidencias serias” de que hubo un intento de golpe militar: “no hay elementos para sostener que personas extrañas a Palacio Presidencial hubieran entrado y luego hubieran salido Dichas personas se hubieran detectado durante la movilización de la policía, de la prensa y de la gente”

–¿Y el señalamiento al excomisario de Policía, Guy Phillippe como responsable del intento de golpe?

–Este personaje puede ser que haya sido utilizado por Aristide, puede ser que haya habido un acuerdo previo con él El hecho es que esta manipulación la anunció Aristide desde hace un mes En ese entonces ya difundió el rumor de un golpe por parte de Philipe Pero, insisto, no hay condiciones de un golpe militar en Haití después de que el ejército fue disuelto en 1994

Para fundamentar más sus argumentos, Pierre Charles recuerda que Guy Philippe fue un personaje muy ligado a Aristide hasta antes de la crisis electoral del año pasado “Philippe hizo negocios y se enriqueció al amparo de Aristide”, sostiene Recuerda que en las elecciones del 2000 Philippe ayudó al fraude electoral: sus hombres robaron urnas y las resguardaron en las estaciones de policía El aparente rompimiento de Philippe con Aristide ocurrió tras las elecciones Pidió asilo en República Dominicana y luego se fue a Ecuador, donde había estudiado en la escuela militar de ese país

–¿Qué sigue?

–Hay que esperar que las aguas bajen de nivel Mientras tanto nosotros no excluimos la negociación y, con lo ocurrido el lunes 17, hay sectores que sostienen que debe negociarse incluso la salida de Aristide del poder

–¿Eso sería dentro del marco de la OEA?

–Si, desde luego Pero se está viendo que Aristide no quiere avanzar en la negociación Eso es riesgoso Algunas corrientes políticas dentro de Haití están considerando que esta negociación en el marco de la OEA puede perder credibilidad si no se avanza

–¿Piensa regresar a Haití?

–Repito: vamos a esperar que las aguas de Lavalás bajen un poco

Sin embargo, señala: “Estuve 26 años en el exilio en México y no estoy dispuesto a soportar un exilio más”

Comentarios

Load More