Fox aún con la esperanza de que se apruebe la reforma fiscal: “está vivita y coleando”, dice

San Cristóbal, Gto – Después de que el Congreso decidió posponer la discusión acerca de la reforma hacendaria, el impulsor de ésta, el presidente Vicente Fox, afirmó que trabajará por la aprobación del proyecto hasta el último día del año Y en respuesta a los temores de que surja una crisis similar a la de Argentina, sostuvo que las posibilidades al respecto no son reales porque su gobierno no se ha desempeñado de manera populista

En una rueda de prensa improvisada, el jefe de Ejecutivo asentó que, para lograr que los legisladores acepten dar paso a las medidas fiscales que plantea, “vamos a estar trabajando estos días hasta fin de año”

El presidente no pierde la esperanza de lograr convencer, ya que su propuesta “está vivita, moviéndose y coleando todavía”, de acuerdo con lo que manifestó a los reporteros en San Cristóbal

La propuesta de reforma fiscal presidencial llegó al Congreso a principios de año y fue quedando en el rezago debido a la reticencia legislativa a aprobar la extensión del Impuesto al Valor Agregado (IVA), con su consecuente costo político

Se dejó el asunto hasta los últimos días del año, para una sesión extraordinaria, pero ante la falta de acuerdos los legisladores decidieron entrar en receso El coordinador de los senadores perredistas, Jesús Ortega, sentenció que este año la reforma fiscal podría no ser aprobada en su totalidad

Reveló que se han registrado avances, “pero todavía hay diferencias sustantivas en algunos puntos”, así que se retomará el diálogo hasta el próximo jueves, indicó Ortega, quien insistió: el PRD no aprobará gravámenes para medicinas y alimentos, lo cual ya está claro para los otros partidos

Al ser entrevistado en su rancho, el presidente –que persiste en la necesidad de gravar medicinas, alimentos, colegiaturas, entre otros– envió un mensaje a los mexicanos en el sentido de “vendrán tiempos mejores”

“Con trabajo, con esfuerzo, con unidad, con solidaridad, con esos valores que nos son tan propios a los mexicanos y mexicanas vamos a salir bien el año próximo y construiremos más y más a través de los próximos años”, manifestó

Antes, el mandatario descartó que México pueda verse en el espejo de Argentina, donde el incumplimiento de las promesas del ahora expresidente Fernando de la Rúa generó una crisis económica, a la que procedió el estallido social y finamente la dimisión del jefe del Ejecutivo

Fox afirmó que tal situación no se dará en México porque su gobierno no ha sido populista: “aquí no nos hemos excedido en el gasto, al revés, hemos sido muy cuidadosos en la disciplina fiscal Aquí tenemos sólidas reservas internacionales Aquí nos desendeudamos; es decir, redujimos (sic) la deuda pública durante el año, sustancialmente”

Para el presidente no hay de qué preocuparse, luego de que en este primer año de su gobierno destacó el cero en cuanto a crecimiento económico, que se registró en el segundo semestre del año; además, después de que las expectativas para el final del mismo hablaban de un siete por ciento, la cifra tuvo que reducirse hasta dos

Desde su rancho en Guanajuato, el presidente también refutó las revelaciones del diputado Alberto Anaya Gutiérrez, quien acusó a su gobierno de ofrecer a los congresistas dinero a cambio del voto a favor de la reforma fiscal

“A ese tipo de acusaciones totalmente infundadas no les presto atención alguna”, dijo en primera instancia Fox para luego calificar de “dolosas” las afirmaciones del legislador

El presidente retó a Anaya Gutierréz a presentar pruebas al respecto “Muy mal hecho”, remató respecto a la afirmación de que daría un millón de pesos al legislador que aprobara la citada reforma 23/12/01

Comentarios