Somalia, la víctima ideal

El 7 de diciembre el Washington, habló de los posibles vínculos entre organizaciones somalíes y Bin Laden Ese mismo día el primer ministro de Somalia Hassan Abshir Farra denunció que la flota internacional antiterrorista ya estaba frente a sus costas

Al mismo tiempo, en Nairobi, el secretario norteamericano para asuntos africanos Walter Kansteiner declaró: “Somalia es un lugar donde las células terroristas podrían tener un terreno muy cómodo El deber de los Estados Unidos es que ese terreno no les sea nada cómodo”

El primer ministro somalí Hassan Abshir le respondió: “¡Órale, vengan por los terroristas!”

La Organización de las Naciones Unidas en Somalia cerró sus oficinas y sacó a su personal del país; uno de estos funcionarios David Stephen declaró antes de su partida al diario alemán Tages Zeitung: “Una intervención norteamericana sólo va a radicalizar a la frustrada y hambrienta población”

Diplomáticos occidentales reportaron la presencia de acorazados norteamericanos en las cosas somalíes La radio Djibouti, anunció la llegada de una delegación militar alemana que se entrevistó con las autoridades de ese sultanato para hacer una base militar Trascendió que ya se prepara el ataque a Somalia en enero El jefe de gobierno de Djibouti anunció que las tropas internacionales utilizarán sus instalaciones para abastecimiento También ofreció apoyo en logística y asistencia médica a los militares occidentales; además, en los próximos días llegarán 100 soldados de los Comandos Especiales del ejército alemán

Sobre los argumentos para atacar a Somalia, John Mbaria del periódico East Africa dice irónico: “La oficina de propaganda norteamericana está trabajando horas extras y nosotros reproducimos todos sus comunicados de prensa”

Las razones son supuestos

Estados Unidos y sus aliados europeos argumentan que Somalia no tiene control sobre su territorio y es un lugar dónde se pueden esconder fácilmente los terroristas Dicen que es el patio trasero de Al-Qaeda Afirman que a través de su único banco Al- Bakaraa, Bin Laden lavó dinero

Washington cerró esa institución financiera, congeló todos sus fondos y prohibió cualquier transacción a través de Bakaraa, lo cual se tradujo en un golpe mortal a la economía de los somalíes Era ésta la única manera en que los braceros de ese país pueden mandar dinero a sus familias y constituyen la única fuente de financiamiento para regiones enteras Todo el comercio de Somalia con el resto del mundo se hacía a través de ese banco

La vecina Etiopía ha lanzado las acusaciones de que Somalia es un nido de terroristas Sin embargo, en 1997 el entonces presidente etiope Meles Zenawi se ufanaba de haber destruido los campamentos de los islamistas radicales armados de la Al-Ittihad al Islami, cuyo nombre significa la unión del Islam, organización que operaba en el sur de Somalia y en la provincia etíope Ogaden Al -Ittihad es actualmente acusada de tener vínculos con Al –Qaeda
Al-Ittihad al-Islami nació al desbaratarse el gobierno somalí en 1991 Fue formada por caudillos tribales y líderes religiosos y financiada por comerciantes de la vecina Península Arábiga Al-Ittihad logró controlar durante 1992 el puerto de Boosaso en el norte de Somalia y el de Merca, en el sur Al-Ittihad brindó apoyo a los rebeldes islámicos de la región de Ogaden, en Etiopía En junio de 1996 las tropas etíopes cruzaron la frontera sómalí y destruyeron las bases militares de los islamistas en región llamada Luc

Tanto la prensa como algunos estudiosos del tema vincularon a Al-Ittihad con Sudan, Arabia Saudita e Irán, países “cuna de terroristas” Sin embargo los intereses de Al-Ittihad eran distintos: no fue formadora cuadros terroristas sino que intentaba regir la vida del país a través del Islam Somalia para eso era un campo fértil, con una población golpeada por una guerra civil que ya lleva 20 años

Los autodenominados Señores de la Guerra, caudillos tribales, se enfrentaron por el control de lo poco que queda de Somalia La población ha sufrido saqueos, hambrunas e incertidumbre Bettina Gaus, experta en la región afirma: ” Somalia tiene una tradición de varios siglos de tolerancia religiosa pero desde los años 90 aumentó la influencia de los radicales islámicos como consecuencia de la terrible guerra civil y la invasión estadunidense, pues con ellas desaparecieron las instituciones y todos los puntos de referencia para la gente; la población añoraba una seguridad que en este contexto sólo la religión podía ofrecerles

“Por tanto, es lógico que en algunas regiones los tribunales religiosos impartieran justicia según las reglas de Corán Las medidas draconianas como el cortarle mano al ladrón y exhibirla en la plaza se volvieron populares porque surtieron efecto: ‘Por fin puedo salir sin que me asalten, sin que me maten’, me dijo una señora”

Los países que forman el Cuerno de Africa, (Somalia, Etiopía, Eritrea y Djibouti), se convirtieron al Islam con la llegada de mercaderes árabes, siglos antes de que los europeos hicieran de Africa un mosaico de colonias

Al- Ittihad nunca logró convertirse en una alternativa a los clanes; su propuesta nacionalista islámica no pegó en tierras donde el lazo a la tribu está por encima de todo

La espinita de 1993

Para los estadunidenses una intervención militar en Somalia sería la oportunidad de quitarse la espina de octubre de 1993, cuando una misión pacificadora organizada por los Estados Unidos terminó en tragedia El almirante norteamericano Howe le declaró la guerra a uno de los líderes tribales que se opuso al “desembarco humanitario” llamado Restaurar la Esperanza En su intento por arrestar a Aidid, los soldados estadunidenses destruyeron lo que encontraron a su paso: incendiaron casas, golpearon, torturaron y dispararon granadas de mortero contra hospitales matando a centenares de personas Una turba enfurecida sorprendió a 18 marines norteamericanos que fueron muertos en el momento y sus cadáveres arrastrados por las calles de Mogadishu, la capital de Somalia La opinión pública estadunidense reaccionó de tal forma, que el entonces presidente Bill Clinton tocó la retirada La prensa norteamericana acusa a las milicias dirigidas por Mohammed Farra Aidid, de haber sido las responsables de la muerte de los marines y ahora, con más rencor que pruebas, lo vinculan con los islamistas radicales y con Bin Laden, con quien supuestamente trabajó en Sudán

La razón de más peso para atacar Somalia es simple: quien controle el Cuerno de Africa controla las rutas marítimas entre Europa, Asia Central y el Océano Indico Es el camino marítimo más delicado del mundo porque por ahí no sólo pasan los buques petroleros, sino todos los cargueros con mercancía y los barcos de guerra

Somalia es débil, con enormes problemas internos y vecinos voraces No se puede defender Los estadunidenses piensan que bombardear a pastores nómadas que viven como en el neolítico será una operación exitosa de bajos costos políticos, pues se presentarían como los pacificadores

El primer caído

El 11 de diciembre cinco altos mandos militares norteamericanos visitaron Somalia para sondear “posibles refugios de terroristas”, según las declaraciones oficiales En realidad, el viaje fue para buscar la cooperación de las tribus enemigas del actual gobierno de transición que cuenta con el reconocimiento de la ONU Entre los opositores destaca el Ejército Rahanwein en Resistencia (RRA, por sus siglas en inglés)

En 1991, con la caída del presidente Siad Barre, ese pequeño país que hasta hace 30 años era ágrafo (su lengua no tenía escritura), se sumió en el caos y la guerra civil entre caudillos y jefes tribales Desde entonces no tuvieron un gobierno En el verano del 2000, durante una conferencia celebrada en Djibouti bajo el auspicio del gobierno francés, se formó un gobierno de transición Este tuvo el apoyo de los musulmanes somalíes, de Arabia Saudita y de Yemen, que, dicho sea de paso, son enemigos de Etiopía

El gobierno de transición fue un paso gigantesco Desafortunadamente, el nuevo poder central representado por Abdulkassim Salat no tiene autoridad más allá de las afueras de la capital Mogadischu Además, este gobierno tiene como enemigos a todos los aliados de Washington Como ironía del destino, uno de ellos es Farra Aidid, hijo de aquel Aidid que los gringos quisieron arrestar en 1993

El nuevo gobierno tiene simpatía por los islamistas, razón por la cual recibe todo tipo de acusaciones de tener vínculos con los terroristas, pero sus detractores son famosísimos etnocidas, campeones en la violación de derechos humanos y responsables de múltiples masacres en los 20 años de guerra civil que ha devastado a Somalia

La política actual de los Señores de la Guerra es correr a ver a los militares estadunidenses y denunciar al enemigo como terrorista No hay una alternativa al gobierno de transición El poder está en manos de los Señores de la Guerra

Los rumores difundidos por Etiopía cuentan que los hombres de negocio que apoyaron a en sus inicios a Al-Ittihad, son los mismos que apoyan al actual gobierno de transición, por tanto, apoyarían al terrorismo, por lo cual “exige la intervención armada de las naciones en Somalia”

Etiopía le hace el trabajo sucio a los Estados Unidos A cambio, Addis Abeba recibe ayuda económica y militar de Washington Kenia, parece seguir los pasos de Etiopía ya que debido a sus escandalosos casos de corrupción, el Fondo Monetario Internacional no le da un centavo En un gesto de coqueteo con Estados Unidos, Kenia ha detenido a docenas de personas acusadas de ser miembros de Al-Qaeda El FBI las interrogó y, por falta de pruebas, la tuvo que liberar En otra demostración prooccidental, el gobierno de Nairobi encarceló al Imán de la región norte, lo que se tradujo en un levantamiento popular Con la liberación del Imán, todo volvió a la calma

Kenia tiene grandes dificultades económicas pues el turismo es su principal fuente de divisas, pero los turistas ya no van por el temor de la guerra La llegada de los acorazados alemanes que patrullan las costas de Somalia y Kenia, ahuyentó a los paseantes que quedaban

Etiopía no acepta ningún gobierno de transición en Somalia que no pueda manipular y por esto apoya a los Señores de la Guerra enemigos del nuevo poder central

Según las denuncias de Etiopía, Al-Ittihad controla un puerto del sur de Somalia lo que facilitaría la huida a Africa de los miembros de Al-Qaeda

Las barbas del vecino

El martes pasado, Donald Rumsfeld, el secretario de defensa norteamericano, afirmó que Somalia, Sudán y Yemen son “blancos potenciales” de la coalición internacional antiterrorista No dijo cómo atacarían, ni cuándo, sólo que “aún no había planes sobre la mesa”

Yemen, rápidamente detuvo a supuestos miembros del Al Qaeda En la acción, en la que participaron unidades especiales, tanques y helicópteros, murieron por lo menos doce personas

El 13 de diciembre la agencia de noticias Afp, reportó el sobrevuelo de helicópteros norteamericanos Black Hawk ( para transporte de tropas) en las cercanías de Mogadishu

El 12 de diciembre oficiales estadunidenses y etíopes estuvieron en la ciudad somalí de Baidoa para entrevistarse con los más destacados enemigos del gobierno de transición: los líderes del Ejército de Resistencia Rahanwein La versión oficial del viaje fue “averiguar si hay bases terroristas en el sur y sudoeste de Somalia” Según fuentes tribales “se habló de una posible cooperación en caso de una operación militar conjunta en Somalia” El Ejército de Resistencia Rahanwein mantiene con la ayuda de Etiopía el control sobre las tierras más fértiles del sur de Somalia

El 21 de diciembre, el gobierno de Somalia ordenó arrestar a ocho “terroristas extranjeros” La policía los presentó y entre ellos había tres iraquíes que hace poco fueron expulsados de los Emiratos Árabes

Dos acorazados británicos llegaron el 24 de diciembre al puerto keniano de Mombasa (hay 26 barcos ingleses en el vecino Océano Indico)

Posteriormente, dos portaaviones de ese país llegaron a las costas de Kenia Ante semejante movimiento de tropas, la prensa entrevistó al embajador inglés, quien dijo: ” nuestros marinos vinieron a pasar aquí sus vacaciones navideñas”

Comentarios

Load More