No aumentar más de 4.5% los precios de bienes y servicios, sugiere X. González

México, DF (apro) – Ante la inminente revisión de los precios de múltiples bienes y servicios que proporciona el gobierno, desde gasolina hasta peajes y electricidad, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Claudio X González, advirtió que los aumentos no deben rebasar el 45 por ciento, con el fin de ser congruentes con las revisiones salariales y la inflación que se espera alcanzar en este año

El gobierno, dijo, logró incrementar considerablemente sus ingresos gracias a los nuevos impuestos que le aprobó recientemente el Congreso, y en consecuencia no necesita revisar los precios de sus productos más allá de la inflación esperada

Apuntó que los aumentos de los precios públicos debieran ser menores a la inflación prevista, para obligarse, de esa manera, a buscar ganancias de productividad, como hacen las empresas del sector privado

Los precios de insumos clave que proporciona el Estado, como la electricidad para uso industrial y el gas natural, deben ser competitivos, y no utilizarse como instrumentos de recaudación fiscal, enfatizó el dirigente empresarial

“Tenemos que seguir políticas integrales de competitividad, en lo tributario, en lo salarial y, desde luego, en los precios públicos”, enfatizó

Por otra parte, comentó que la sobrecarga fiscal que los diputados establecieron para lo que llamaron productos de lujo afectará profunda e innecesariamente a un gran número de sectores empresariales, y al encarecer las computadoras y demás equipos de cómputo será más difícil la modernización tecnológica de muchas empresas, que con grandes esfuerzos han estado invirtiendo recursos para poder competir en la era global

El presidente del CCE aseguró que el impuesto “de lujo” a los equipos de cómputo no sólo es un error de política tributaria, sino un freno a la modernización tecnológica de México

“¿Cómo es posible —se preguntó el presidente de la cúpula empresarial—, que a principios del siglo XXI, en plena era del más rápido avance tecnológico en la historia del hombre, y cuando los equipos de cómputo son el instrumento clave de la modernización y la competitividad, a nuestro congreso se le ocurra calificar como de lujo a esos equipos y castigar su adquisición con un nuevo impuesto? Es verdaderamente inexplicable”

Consideró que las modificaciones tributarias recientemente aprobadas por el Congreso, en especial las relacionadas con los Impuestos Especiales a la Producción y Servicios (IEPS), representan retrocesos muy graves en nuestro sistema fiscal que deben corregirse a la brevedad, es decir en el siguiente período de sesiones legislativo 04/01/02

Comentarios