Sobre el acuerdo migratorio, “no habrá enchilada completa”: Castañeda

Washington, EU – Los cancilleres mexicano y norteamericano, Jorge Castañeda y Colin Powell, respectivamente, reanudaron las conversaciones en torno al tema migratorio, detenido desde los atentados del 11 de septiembre El canciller mexicano adelantó los resultados: “No habrá enchilada completa”, dijo, pero sí unos ricos “chilaquiles verdes”

Ambos funcionarios dieron una conferencia de prensa al término de su encuentro En ella, Powell afirmó que la relación entre ambos países es “más fuerte que nunca”

Castañeda, por su parte, señaló que la reunión con su homólogo fue, “como siempre”, productiva, de sustancia, y se trataron asuntos de interés para ambos países, así como el tema de la situación en Argentina y en Colombia

Asimismo, apuntó que no hay un calendario establecido para la negociación migratoria, además de admitir que no será posible negociar el acuerdo integral, es decir “la enchilada completa”–como pintorescamente lo bautizó hace meses–, pero que habrá “chilaquiles”, o sea acuerdos parciales

Originalmente se pretendía aprobar un documento de cinco puntos El gobierno mexicano quería que se diera curso a un paquete que incluía la regularización de los indocumentados, la ampliación de visas, un programa de trabajadores huéspedes, medidas para la seguridad fronteriza y acciones de desarrollo regional

Las negociaciones se hicieron, en principio, de forma integral, pero ahora, ante el panorama posterior a los atentados del 11 de septiembre, se fragmentaron Los puntos que tienen más probabilidades de progresar, según dijo el canciller, son el de permisos a trabajadores huéspedes y el de ampliación de visas La regularización de todos los indocumentados es un tema difícil de concretarse, sobre todo ante el nuevo clima que se vive en Estados Unidos luego de los ataques terroristas

La reticencia que ya había en Estados Unidos para dar permisos de trabajo a mexicanos creció luego de los ataques Y, ahora, de acuerdo con Castañeda, las pláticas marchan “poco a poco” y se centran en aspectos técnicos

En otro punto de la conferencia, anunció que en breve se dará a conocer lugar y fecha de una nueva reunión entre los presidentes George Bush y Vicente Fox

Antes de los atentados, hacia el 7 de septiembre, el presidente Fox
aseveró que las pláticas migratorias iban por excelente camino De hecho, en esos días todo apuntaba a que el acuerdo se alcanzaría mucho antes de que terminara el año De hecho, el Presidente mexicano se atrevió a presionar públicamente a su homólogo norteamericano para que tal acuerdo se firmara rápidamente

Los atentados cambiaron todo el panorama El tema migratorio pasó a ser de los últimos asuntos en el interés norteamericano Bush aseguró que no se olvidaría de ello, aunque su gobierno tenía otras prioridades, entre ellas la guerra en Afganistán 10/01/02

Comentarios

Load More