Ernesto Zedillo: candil de la calle

Monterrey, N L (apro)- El expresidente Ernesto Zedillo se ha convertido en uno de los principales líderes internacionales que enarbolan la bandera del combate a la pobreza en el mundo, cuando en su administración dejó a más de 40 por ciento de la población mexicana en condiciones de pobreza extrema

Apenas dos semanas después de haber dejado la Presidencia de la República –-el 15 de diciembre del 2000–, Zedillo fue designado por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, como su jefe de asesores en políticas de Financiamiento para el Desarrollo

Así, encabeza una comisión que asesora a Annan sobre medidas para cubrir las necesidades de financiamiento de los países en desarrollo y es figura principal en la organización de la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, que se lleva a cabo en Monterrey desde el lunes 18 y hasta el viernes 22 de marzo

El objetivo de la comisión, según se desprende de los diversos documentos de trabajo, es elaborar las propuestas e inducir políticas de financiamiento para el desarrollo que contribuyan a superar la pobreza en los países subdesarrollados

Su trabajo se plasmó en un informe presentado a mediados del año pasado, en el cual indica que “la responsabilidad principal para asegurar el crecimiento económico y la equidad yace en los gobiernos nacionales”

Exhorta a los países en desarrollo a que asuman políticas fiscales equilibradas, disciplina macroeconómica, bases fiscales seguras, apoyo al capital humano e instalación o fortalecimiento de planes de pensión, políticas identificadas plenamente con los lineamientos que marca el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Las cuentas

Ernesto Zedillo dejó un país en el cual, según los datos oficiales, el 92 por ciento de las familias percibe ingresos mensuales inferiores a 5 veces el salario mínimo, y de acuerdo con estudios realizados dentro del Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa) –principal instrumento de política social de Zedillo–, durante su gobierno el salario real de los trabajadores tuvo un deterioro del 55 por ciento

La concentración del ingreso aumentó después de la privatización de los bancos (1992) y de la puesta en marcha del TLC, y ya en la administración de Zedillo se llegó a las peores desigualdades en 50 años, aunque en 1999 –penúltimo de su gobierno–, luego de haber sorteado la crisis financiera que azotó al país desde 1995, se tuvo un año altamente satisfactorio, con crecimiento cercano al 4 por ciento

Sin embargo, esos resultados no fueron favorables para todas las familias: el 72 por ciento de la población se ubicó en rangos por debajo de la línea de pobreza, mientras que menos del 10 por ciento concentra la mayor riqueza

Además, el 52 por ciento de la fuerza de trabajo se emplea en la economía informal De los casi 800 mil nuevos trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social en el último tramo de su gobierno, solamente 488 mil fueron permanentes y ambas cifras están muy por debajo del millón 300 mil empleos requeridos para absorber a la mano de obra joven que se incorpora cada año al mercado laboral

Los trabajadores que perciben hasta dos salarios mínimos representan el 498 por ciento de la población urbana ocupada y sólo alcanzarían a adquirir el 44 por ciento de una canasta de consumo familiar con requerimientos nutricionales mínimos

De los 22 millones 163 mil 668 familias que existen en el país, poco más de 4 millones viven con menos de mil 200 pesos mensuales y casi 13 millones 300 mil, es decir el 60 por ciento del total, viven con menos de 4 mil pesos mensuales, mientras que sólo 2 millones 200 mil obtienen ingresos mensuales por arriba de los 23 mil 300 pesos

Zedillo es un firme defensor de la globalización económica Sin embargo, el director del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, Claude Smadja, afirma que el capital financiero ha sido el beneficiario único de la globalización, sobre todo el de Estados Unidos, y no ha sido capaz hasta ahora de incluir a los que menos tienen

Al participar en el seminario “La globalización y la Nueva Economía”, organizado por la Afore Profuturo, en días pasados, Smadja consideró que el gobierno de México debería dar prioridad al desarrollo del capital humano y la inversión social, es decir en educación, salud y capacitación, pues sólo de esa manera habrá capacidad de generar un verdadero crecimiento económico sostenido

El desafío para México es “movilizar los recursos y las fuerzas hacia la generación de desarrollo social, porque ningún país puede lograr crecimiento sostenible si su infraestructura humana queda rezagada”

El empresario

Apenas dos meses después de haber dejado la investidura presidencial, Zedillo se incorporó al consejo directivo del gigante del transporte estadunidense Union Pacific Corporation, empresa beneficiaria del proceso de venta de los Ferrocarriles Nacionales de México, realizada justamente durante su sexenio

La Union Pacific es propietaria de Union Pacific Railroad, la red más grande de Estados Unidos y el mayor enlace de trenes con México; opera seis puntos de la frontera entre ambos países

Es socio de Ferrocarril Mexicano (Ferromex), empresa que se adjudicó la mitad de los Ferrocarriles Nacionales de México Tiene la concesión de lo que fue el Ferrocarril Pacífico Norte, con algunas líneas troncales como el Chihuahua-Pacífico La concesión es por 50 años, con posibilidades de renovación

El 74 por ciento del capital de Ferromex es nacional –del Grupo México– y el 26 por ciento restante de Union Pacific Railroad, que ahora está negociando el control accionario de todo el grupo mexicano

Unos meses después, Zedillo fue designado también por el consorcio Procter & Gamble como miembro de su junta directiva y, más recientemente –enero de este año–, la empresa fabricante de aluminio más grande de Estados Unidos, Alcoa Inc, lo integró a su consejo de administración

Su nombramiento en la ONU generó suspicacias en México, pero meses más tarde fue objeto de criticas e incluso peticiones de que sea investigado por violaciones a la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, al aceptar en menos de un año cargos en la iniciativa privada

Sin transcurrir ese período que la ley establece para mantenerse sin emplearse en un cargo o comisión en empresas que se hayan beneficiado durante su mandato constitucional, Zedillo aceptó ingresar en el consejo de administración de Union Pacific, principal beneficiaria de la privatización de Ferrocarriles Nacionales

Incluso, fue objeto de una denuncia penal en mayo del 2001, que integrantes de la Alianza Democrática, afiliada al PRD, interpusieron en la Procuraduría General de la República, acusándolo de ser presunto responsable de los delitos de traición a la patria y tráfico de influencias en la venta de los ferrocarriles

Zedillo tendrá que comparecer también, según información de la PGR, para testificar en el caso del multimillonario desvío de fondos de Petróleos Mexicanos hacia el sindicato petrolero, para que éste, a su vez, los canalizara a la campaña presidencial de Francisco Labastida, del PRI

En el Congreso de la Unión, diputados y senadores del PRD y PRI trataron de impulsar –a mediados del año pasado– una demanda de juicio político en su contra, por haber contratado deuda pública sin autorización del Poder Legislativo para rescatar a los bancos y trasladarle al pueblo su costo, que sumó más de 800 mil millones de pesos, lo que sumió aún más en la pobreza a millones de mexicanos

Comentarios

Load More