Fox y el Congreso: enfrentamiento en pleno

* El Senado le niega permiso para viajar a EU y Canadá
* Fox culpa al PRI de anteponer intereses partidistas a los del país

México, D F- Primero a causa de la reforma fiscal, después por su veto al impuesto a la fructosa y por la actitud gubernamental hacia Cuba, el enfrentamiento entre el Congreso y el presidente Vicente Fox se ha hecho evidente con constancia en el escenario político, pero en este momento parece adquirir un nivel de crisis Y es que en una decisión sin precedentes, el Senado de la República negó al jefe del Ejecutivo el permiso que había solicitado para viajar a diferentes ciudades de Estados Unidos y Canadá

Horas después de que se dio a conocer la decisión de los senadores, el presidente, Vicente Fox –en un mensaje a la nación, emitido a las 22 horas–, acusó a la oposición, “encabezada por el PRI”, de truncar el trabajo de su gobierno que además de que pretendía promover “mayores flujos de inversión y de intercambio comercial con nuestros socios norteamericanos, perseguía fortalecer los esquemas de protección de nuestros connacionales en el extranjero, indistintamente de su situación migratoria”

El senador priista Genaro Borrego Estrada estableció las razones para negar el viaje del presidente a Calgary y Vancouver, en Canadá, así como a Seattle y San Francisco, en EU, que se realizaría del 15 al 18 de abril próximos

Los motivos, dijo, giran básicamente en torno a cuestiones de política exterior: El presidente ha sido en general pasivo para defender a los trabajadores mexicanos en Estados Unidos, señaló al justificar el voto de su bancada en contra de otorgar el permiso –fueron 71 sufragios en contra y 41 en favor del viaje

Otro de los aspectos que Borrego Estrada consignó fue precisamente la postura de “sumisión” de Fox y su gobierno respecto al de Bush

Con esta negativa, destacó, se busca dejar claro el “rechazo firme a la conducción insensible (del gobierno) respecto a asuntos delicados”

Según planteó el priista, los legisladores también cuestionan que la administración de Fox permita a la estadunidense incurrir en violaciones al Tratado de Libre Comercio, pues este país, en desapegó al acuerdo comercial, no ha querido consumir los excedentes de azúcar que se producen en México

La también priista Silvia Hernández afirmó que no se puede interpretar la decisión como consecuencia de problemas personales con el canciller, pues es ante todo un acto de reprobación hacia una política exterior que se ha conducido de manera errónea

La bancada del PAN saltó en defensa del presidente, tachando de “maniobras grotescas”, lo que aprobaron los senadores del PRI, del PRD y del PVEM El senador Javier Corral se expresó de esta manera respecto a la postura de sus compañeros en el Legislativo, quienes no dejaron ninguna posibilidad de una renegociación del asunto al rechazar que la solicitud de Fox se estudiara en comisiones

“Grave decisión”, responde Fox al Senado

En punto de las 22 horas, el presidente de la República, Vicente Fox, reaccionó a la decisión de los senadores, a través de un mensaje a la nación, en el que calificó como “grave” y “sin precedentes” la negativa de los legisladores a autorizarle el viaje que realizaría por poco más de 48 horas a Canadá y a Estados Unidos

No sin antes deslindar de esta responsabilidad a los legisladores del PAN “que votaron a favor de la propuesta”, el jefe del Ejecutivo arremetió en contra de la oposición “encabezada por el PRI”

Hablando a sus gobernados, Fox dijo: “tal parece que la oposición se ha empeñado en que mi gobierno no cumpla con el cambio por el cual ustedes votaron”

La gira presidencial, explicó, perseguía dos objetivos fundamentales El primero, fortalecer los esquemas de protección de connacionales en el extranjero, indistintamente de su situación migratoria, y el segundo, dijo, ampliar, atraer y detonar nuevas oportunidades de inversión y de negocios para México

“La cancelación obligada de esta gira tiene efectos negativos para la promoción de los intereses de México y de los mexicanos que residen en esos dos países (Estados Unidos y Canadá)”, aseveró

El presidente hizo un recuento de las actividades que llevaría a cabo durante su frustrada gira e hizo referencia al caso del inmigrante mexicano Juan Castro que fue despedido –después de 13 años de trabajo– de una empresa estadunidense sin ninguna remuneración, y cuya demanda no prosperó ante las autoridades judiciales de ese país

Fox detalló que en Canadá intentaría lograr la ampliación del programa de trabajadores temporales en beneficio de miles de mexicanos, mientras en Estados Unidos preveía fomentar el acceso de los connacionales a los servicios de salud y educación superior

“Estaba contemplada la firma de acuerdos en el marco de la Sociedad para la Prosperidad, relacionados con los Programas para el Desarrollo de las Pequeñas y Medianas Empresas, que beneficiarían a las regiones de menor desarrollo en el país”, agregó

No obstante, el mandatario afirmó que será respetuoso de lo establecido por el Poder Legislativo: “mi gobierno acatará, como lo marca la Constitución, la decisión adoptada en el Senado de la República”

Respecto a las actividades que realizaría dijo que “todo lo anterior no será posible, porque hay quienes, por falta de visión y por anteponer intereses partidistas a los intereses de la nación no desean que México progrese”

Para cerrar su mensaje, Fox ratificó a los mexicanos la apertura de su gobierno al diálogo “para lograr los acuerdos que pongan a México al día y a la vanguardia”

El incidente de Mongolia

La realidad es que en cuestión de viajes al extranjero, no es la primera vez que el presidente tiene dificultades para obtener los permisos correspondientes Después de la visita que Fox realizó a Mongolia en octubre del año pasado, sin autorización del Congreso –en el marco de su gira por Europa y Asia– la situación se le ha complicado como a ningún otro mandatario

El 12 de octubre del 2001, de última hora, del presidente decidió hacer descender en Mongolia, el avión en el que viajaba hacia China, en una acción que los legisladores consideraron una “falta de respeto” hacia ellos

En esa ocasión, el perredista Raymundo Cárdenas cuestionó el argumento de que Fox había visitado dicho país como parte de una escala técnica, luego de que cambió su ruta hacia China por los ataques aéreos de Estados Unidos contra Afganistán Al respecto, el priista Humberto Roque Villanueva consideró que Fox le faltó al respeto al Senado, pero sobre todo a la Constitución

“Se percibe como una franca desatención, que en los hechos puede ser delicada para más adelante”, advirtió Roque en aquel momento

A Fox le tocó pagar las consecuencias no mucho tiempo después El 31 de octubre, los senadores aprobaron un viaje presidencial a Nueva York –que tuvo lugar del 8 al 11 de noviembre—, pero lo condicionaron a que Fox tratara de “evitar fallas, improvisaciones y errores que en viajes anteriores han expuesto al país y a la presidencia a desgastes innecesarios”, señaló el documento resolutivo en referencia al incidente de Mongolia

Las pugnas entre el Congreso y el Ejecutivo

Los motivos del resolutivo del Senado se vislumbran sin dificultad luego de las modificaciones del gobierno federal a las disposiciones hacendarias de los legisladores y de que, a disgusto de la mayoría de éstos, al parecer estaría intentado modificar la relación tradicional México-Cuba Otro de los motivos, ha sido la frágil postura del gobierno de Fox, al que la oposición acusa de someterse a los designios de la administración estadunidense

Y es que, después de haber tratado de iniciar una negociación con el gobierno de George Bush, para llegar a un acuerdo en pro de los migrantes de México, el presidente terminó imbuyéndose en la dinámica que impuso su homólogo estadunidense para defender los intereses de su país tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 El gobierno de Fox hizo a un lado su agenda en la que incluía el tema de los migrantes, y apoyó “incondicionalmente”, según las palabras del canciller, Jorge G Castañeda, las acciones militares de la nación vecina contra el “terrorismo”, sin que hasta el momento el gobierno foxista haya retomado el tema ante su homólogo estadunidense

Un hecho: el pasado 27 de marzo, la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos emitió un fallo contra el inmigrante mexicano Juan Castro, quien interpuso una demanda por haber sido despedido sin remuneración económica de una empresa de plásticos, después de trece años de trabajo

La respuesta del gobierno mexicano fue un comunicado emitido por la embajada de México en Washington el pasado 1 de abril En un tono tibio, en vez de señalar la condena o protesta de México, el gobierno foxista se limitó a expresar “preocupación” por el abuso, la explotación, la marginación y la indefensión de que puedan ser objeto los connacionales en Estados Unidos, después del fallo judicial

Otro caso son las acusaciones de legisladores de oposición acerca de que el reciente escándalo con Cuba –sobre la repentina salida de Castro—fue porque el gobierno de México está respondiendo a presiones de Estados Unidos

Las pugnas entre el Congreso y el Ejecutivo se remontan al 2001, respecto de la iniciativa presidencial de reforma fiscal, cuando surgió la queja de que la administración de Fox estaba presionando al Legislativo para concretar su interés de cobrar impuestos por el consumo de medicinas y alimentos Y es que ante la negativa de la oposición a probarle su iniciativa, Fox inició una campaña de presión contra el Legislativo, según acusaron los propios congresistas

Diputados del PRI, PRD, PT, PVEM y PCD denunciaron que el primer mandatario pretendía vulnerar a los legisladores “a favor de sus posiciones políticas que han resultado ser autoritarias, frívolas, antinacionales y con una clara tendencia de privilegio hacia el capital transnacional”, según asentaron en un documento

“Vicente Fox ha patentado un presidencialismo omnipresente, que ataja toda posibilidad de consolidación democrática Tiene como estrategia un discurso aparentemente democrático y de apertura, por un lado y por el otro, el uso mediático de la opinión pública a favor de sus posiciones políticas”, agregaron en la queja que hicieron pública el 25 de octubre pasado

Pero la denuncia no se detuvo ahí, días después, los diputados priistas insistieron en que eran presionados, e incluso difamados por el Ejecutivo, por lo cual advirtieron que posiblemente no accederían a discutir la reforma fiscal en ese periodo de sesiones Finalmente lo hicieron, pero sin satisfacer al presidente, quien así se los hizo saber a principios de este año

Después la pugna Ejecutivo-Legislativo se reavivó cuando el 5 de marzo pasado Fox enfrentó de nuevo al Congreso y anuló el impuesto que, como parte de la reforma fiscal, los legisladores impusieron a las bebidas endulzadas con fructosa, la mayoría de las cuales son de origen estadunidense

La decisión de Fox fue interpretada por los legisladores como un privilegio a la industria extranjera por encima de la industria azucarera nacional, que sigue en crisis después de la expropiación del año pasado

Esta acción, le valió al presidente una controversia constitucional que promovió en su contra la bancada perredista en la Cámara de Diputados Con el rechazo del PAN, los integrantes de la Cámara baja aprobaron solicitar ese juicio a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que actualmente analiza la viabilidad del recurso interpuesto

Comentarios

Load More