Pese a litigio, Bancomext comercializa locales del WTC

México, D F (apro)- Desde hace dos años y medio, el Registro Público de la Propiedad y de Comercio permite al Banco de Comercio Exterior (Bancomext) vender locales del World Trade Center-México (WTC) sin notificar que el inmueble, propiedad del gobierno federal, está sujeto a juicio

Aun más, engañó al juzgado segundo de distrito en materia civil del Distrito Federal haciéndole creer, por escrito, que ya había cumplido con su mandato de poner un aviso en los folios del inmueble para advertir que la propiedad estaba en litigio

Con una serie de documentos, Alfredo Suárez Ruiz, hijo de Manuel Suárez, exdueño del Hotel de México, hoy WTC, asegura que los actos del Registro Público de la Propiedad y de Bancomex son indicativos de complicidad, corrupción y fraude

Lamenta, sobre todo, que en el gobierno “del cambio”, al que apoyó en la campaña presidencial prestando al PAN las instalaciones del Polyforum, el Bancomext haya recurrido a prácticas propias del viejo sistema

En 1999, Alfredo Suárez y sus familiares presentaron una denuncia en contra de Bancomext, la Secretaría de Hacienda y el Grupo Gutsa, de los hermanos Gutiérrez Cortina, por el despojo de más de la mitad de su propiedad en el WTC (pisos de oficinas, un área comercial y el terreno de la calle de Dakota, anexo al WTC)

En su denuncia, Suárez Ruiz y sus familiares se refirieron a hechos que ocurrieron en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuyo secretario de Hacienda y presidente del consejo de Bancomext era Pedro Aspe

Explicaron que en 1992, Guillermo Ortiz, entonces subsecretario de Hacienda, hoy gobernador del Banco de México; Francisco Gil Díaz, exsubsecretario de Ingresos, hoy titular de Hacienda, bajo presiones y amenazas, los obligaron a ceder parte de su propiedad del WTC al Grupo Gutsa, que se iba a encargar del proyecto

Posteriormente, en octubre de 1999, interpusieron una denuncia penal ante la Procuraduría capitalina en contra de Guillermo Ortiz, Francisco Gil Díaz y Juan Diego Gutiérrez Cortina, presidente del Grupo Gutsa

“Hubo una gran violencia en contra de la familia para que, a cambio de nada, cediéramos nuestra propiedad”, sostiene en entrevista

Las mismas presiones, amenazas y violencia sufrió Francisco de Paula León Olea, socio también del WTC, para vender su parte accionaria a Gutsa, y finalmente también interpuso demandas civil y penal

Sin embargo, Alfredo Suárez asegura que el despojo que sufrieron fue nada frente al fraude que se cometió después contra la nación mexicana

“A pesar que se necesitaban 60 millones de dólares para terminar el WTC, bancos del gobierno prestaron a Gutsa 600 millones de dólares, que nunca pagó porque se fueron al Fobaproa Y allí, a través de maniobras, se los terminaron perdonando, y Bancomext se convirtió en dueño del WTC”, señala

Refiere que luego de presentar su demanda en contra de Bancomext, Hacienda y Gutsa por despojo, el juzgado segundo de distrito en materia civil del Distrito Federal ordenó que se inscribiera en el Registro Público de la Propiedad un aviso de la demanda, para que los posibles compradores de las oficinas y locales del WTC estuvieran enterados que el inmueble estaba bajo juicio

En enero de 2000, el Registro Público de la Propiedad aseguró al juez segundo que había cumplido con su petición Bancomext no podía vender locales y comercializar espacios hasta que se resolviera el juicio Más de dos años después, Suárez Ruiz descubrió que el Registro había mentido al juez 02/08/02

Comentarios

Load More