Pide la Confraternice al gobierno protección para evangélicos de Chiapas

México, D F –Ante la cercanía de las próximas celebraciones religiosas y su posible desenlace en actos violentos entre las distintas religiones que conviven en algunos sectores de Chiapas, el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), Arturo Farela Gutiérrez, solicitó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Secretaría de Gobernación que tomen medidas para garantizar la seguridad de la comunidad evangélica en esta entidad
Las posibilidades de conflicto, de acuerdo con Farela Gutiérrez, se centran en los municipios de Venustiano Carranza, Las Margaritas, San Juan Chamula y San Pedro Chenalhó, cuyos caciques, dijo Farela Gutiérrez, son de tendencia tradicionalista y han infringido la Constitución Mexicana en lo referente a la libertad de creencias y culto religioso
El representante de la Confraternice rechazó que los evangélicos fueran responsables de los incidentes provocados por la intolerancia religiosa Por el contrario, sostuvo que ellos han sido las víctimas, los agredidos Relató que muchos de sus compañeros han sido emboscados, agredidos, lesionados y asesinados con armas de fuego” En este sentido, indicó que entre ellos no existen grupos armados “Nuestra única defensa”, señaló, “es Dios y su Evangelio”
Sin embargo, la semana pasada ocurrió un incidente en el municipio de San Juan Chamula, en el que cinco católicos “tradicionalistas” fueron heridos de bala al enfrentarse con un grupo de evangélicos

México está en un proceso democratizador que aún no es pleno indicó el líder religioso, quien consideró que eso se debe a una “omisión de dos elementos imprescindibles en acontecimientos primordiales sucedidos en la historia reciente” Estos dos elementos son el problema de la intolerancia religiosa y la justicia Sin el cumplimiento de éstos, advirtió, no existe la vida democrática
Respecto de la intolerancia religiosa, recordó que es una historia de casi 40 años, “durante los cuales han pasado muchos gobernadores de este estado y presidentes de la república y a la fecha, únicamente hay soluciones provisionales” A lo largo de ellos, dijo, 35 mil personas han sido expulsadas de sus comunidades, muchos han muerto y otros han sufrido vejaciones y ultrajes También, durante ocho años, los niños evangélicos no han contado con educación pública
Sobre la justicia, dijo que se trata de una responsabilidad compartida entre gobiernos locales y federales, tanto del pasado como del presente El abandono de las comunidades indígenas por parte del poder público, declaró, han tenido como consecuencia acontecimientos violentos, entre ellos, el sucedido en Acteal, en 1997
En este sentido, advirtió que no se sumarán a conmemoraciones por la tolerancia cuando aún existe violencia en comunidades como San Juan Chamula No es posible hablar de transición, ni de democracia, mientras exista impunidad y se continúe con injusticias, sentenció 18/11/02

Comentarios