Rechazo de lacandones al Plan Puebla Panamá

Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El Plan Puebla-Panamá (PPP) sólo les traerá “perjuicios”, por eso la comunidad, el último reducto de la etnia, se amparará legalmente contra la construcción de presas hidroeléctricas en su territorio, dijo el martes el hijo del histórico líder guardián de la Selva Lacandona, Carmelo Chambor, Elías Chambor Yuk
Con su túnica blanca y cabello largo, Chambor Yuk, de 30 años, contó que desde que él recuerda, sus hermanos lacandones, que no van más allá del millar, por ello considerada etnia en extinción, han sabido convivir con la naturaleza, con los árboles, con los ríos, con las montañas y con los animales
Desde que en los años setenta el gobierno de Luis Echeverría les otorgó por decreto más de 600 mil hectáreas de tierras a las pocas familias indígenas lacandonas, “fueron otros”, invasores, talamontes, saqueadores de fauna y flora, los que han venido deteriorando la Selva Lacandona, aseguró
El indígena lacandón, heredero del liderazgo que deje su padre al morir, indicó que ahora, con la entrada del PPP, los lugareños sienten temor de lo que pueda sucederle a su territorio, pues “se dice que construirán tres presas hidroeléctricas
“Al principio podría beneficiar al generar empleo, pero basados en la experiencia que se ha vivido en otras regiones donde se construyeron presas, como la de Malpaso, La Angostura y Chicoasén, la gente se ha quejado de que nunca les indemnizaron por sus predios despojados, esto sin contar con la destrucción irreversible del extenso territorio lacandón”, resaltó Chambor Yuk
“Eso (la construcción de las presas), trae más perjuicios que beneficios”, advirtió
Por ello, el próximo 7 de marzo, los cinco pueblos lacandones más importantes, empezarán a organizarse para preparar la solicitud de amparo contra la construcción de tres presas hidroeléctricas en la zona
Chambor Yuk comentó que una de ellas podría ubicarse en la región llamado Boca del Cerro, otra cerca de las ruinas de Yaxchilán y una más al margen de la sierra La Cojolita
Ante esto, el domingo anterior, el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, fue cauto e hizo un llamado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que se desista de estas magnas obras
Comentó que en una reunión que sostuvieron los obispos con el secretario de Gobernación, Santiago Creel, pidieron al responsable de la política interior nacional “que dejen en paz a Chiapas; si se necesita más luz, se busquen otros caminos, otras alternativas”
Y sostuvo que los funcionarios federales le han asegurado que se han cancelado los proyectos, y que sólo se mantendrá el del río Usumacinta, aprovechando la corriente del agua que se ubica en la frontera de Chiapas, “pero que no se inundarán tierras” 26/11/02

Load More