Arrecia ola de agresiones a periodistas

Mérida, Yuc (apro)- La ola de ataques contra periodistas se extendió a la entidad, donde agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) adscritos al aeropuerto internacional de esta ciudad, detuvieron y mantuvieron prácticamente secuestrado a un reportero del Diario de Yucatán, cuando éste intentaba recabar datos de un presunto secuestro que era denunciado por una mujer ante los oficiales
El reportero Joaquín Chan Caamal se encontraba entre los integrantes del “pull” de prensa que cubrían la llegada a Mérida del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes En cierto momento, en la sala de espera del aeropuerto, donde también se encontraban los agentes, una mujer se acercó a ellos para pedirles ayuda en la localización de su hijo al que, según dijo, creía lo habían secuestrado
Al percatarse del asunto, Chan Caamal intentó recabar datos con la mujer, lo que irritó a los elementos de la PFP, y uno de ellos, Roberto Granados, encaró al reportero, obligándolo a identificarse; sin embargo, su compañero Humberto Martínez Leyva adoptó una actitud más violenta, por lo que procedió a sujetar de brazos y pantalón a Chan Caamal, para inmediatamente colocarle unas esposas y arrástralo hasta una las oficinas que ahí tiene la PFP
Presente en el lugar de los hechos, el gobernador Patricio Patrón Laviada intentó interceder por el Periodista, sin embargo, los agentes argumentaron que quienes tienen esa zona bajo su control son ellos,
haciendo caso omiso de las peticiones de prudencia
Al cabo de varias horas de permanecer detenido y esposado, y de haber sido llevado a varias oficinas de la PFP, Chan Caamal fue liberado en el centro de la ciudad sin que se interpusieran los presuntos cargos que los agentes de la PFP argumentaban (resistencia a particulares)
De acuerdo con otros reporteros que cubren la fuente aeroportuaria, como Cuitláhuac Lázaro, del Sistema Rasa de Noticias, la actitud de los agentes de la PFP en los últimos meses se ha vuelto más violenta,
principalmente contra los periodistas que ahí laboran
Incluso el periodista Manuel García Figueroa, del periódico Por Esto!, también han sido agredido por esos elementos, pese a que todos ellos cuentan con las acreditaciones que la administración del Grupo Asur otorga a quienes laboran en las zonas del aeropuerto
Sin embargo, esta empresa, a raíz de los trabajos de remodelación que realiza desde hace varios meses, ha restringido, cada vez más, a los periodistas el acceso al aeropuerto, lo que hace más difícil su desempeño en esa fuente de información 27/11/02

Load More