Captan en video entrega de cazadores a sicarios de Zacatecas

GUANAJUATO, GTO., 13 de enero (apro).- La filmación de una cámara de seguridad en una gasolinera a la entrada de Zacatecas confirmaría que policías preventivos del municipio de Joaquín Amaro entregaron a los ocho cazadores leoneses a un grupo delictivo, informó el procurador zacatecano Arturo Nahle García.
Aseguró que los siete preventivos –actualmente arraigados– serán procesados por su participación en el secuestro de los cazadores guanajuatenses, quienes viajaron desde León hasta un rancho cinegético en Zacatecas el primer fin de semana de diciembre pasado, y desde entonces no han sido localizados.
Nahle García detalló que la cámara de seguridad de una gasolinera localizada sobre la carretera 54, a la altura del entronque a Cieneguillas, captó el arribo de patrullas de policía y posteriormente de varias camionetas con vidrios polarizados y sin placas, poco antes de la medianoche del 6 de diciembre.
De acuerdo con el procurador, en ese sitio se consumó la entrega de los cazadores al grupo de sicarios de Zacatecas.
El procurador zacatecano se reunirá con su homólogo de Guanajuato, Carlos Zamarripa, el próximo martes en la ciudad de León, donde se entrevistarán con familiares de los desaparecidos con el propósito de informarles de los avances de las investigaciones.
Eran nueve los comerciantes de calzado avecindados en el Barrio del Coecillo en León los que el 4 de diciembre emprendieron uno de sus acostumbrados viajes a un rancho cinegético en el sur de Zacatecas, cerca de la sierra de Morones, para pasar el fin de semana dedicados a la caza deportiva. A ellos se unió un décimo acompañante, originario de Jalisco.
En una carretera de la localidad de Joaquín Amaro, los preventivos de lugar los detuvieron y posteriormente los trasladaron a las celdas de Seguridad Pública, de donde más tarde fueron sacados y llevados a la capital del estado, según las investigaciones que hasta ahora ha realizado la Procuraduría de Zacatecas.
Un sobreviviente –el jalisciense Antonio Olivares– declaró a las autoridades ministeriales de Guanajuato que los preventivos los llevaron con un grupo armado y, antes de escapar, vio cuando los cazadores fueron ejecutados y calcinados.
Sin embargo, de acuerdo con el procurador de Zacatecas, el hombre cayó en “una serie de inconsistencias”.
Un menor de edad, hijo de uno de los desaparecidos, también logró salvar su vida y volvió con su familia.
Ambos presentaron su declaración ante la Procuraduría de Guanajuato y posteriormente se cambiaron de domicilio, por temor a represalias.

mav
-fin de texto-

Comentarios

Load More