El Estocolmo de Larsson

ESTOCOLMO.- El éxito de la trilogía Millennium aumentó el atractivo turístico de la capital sueca, donde transcurre gran parte de la saga. Cada año miles de visitantes viajan a esta ciudad sólo para conocer los lugares por los que pasaron los personajes de la obra de Stieg Larsson.

Desde 2008 el Museo de la Ciudad de Estocolmo ofrece el Millennium tour a 15 euros por cabeza y en inglés, danés, alemán, ruso, francés, italiano, portugués, finlandés o español. El museo presenta además una exposición gratuita sobre la trilogía: exhibe parte de la utilería de la redacción de la revista Millennium utilizada en las películas suecas del mismo nombre.

Ahí se pueden ver ejemplares ficticios de Millennium, las primeras planas de Expressen (un periódico que sí existe) en las que aparecen Lisbeth Salander (interpretada por Noomi Rapace) o Mikael Blomqvist (Michael Nyqvist) e incluso la portada de Aftonbladet (otro rotativo real) donde la policía acusa a la chica de pertenecer a una banda de asesinos satánicos.

Otra opción es comprar por cinco euros una guía y hacer el viaje uno mismo, como lo hizo este corresponsal.

Sodermalm

 

Algunas escenas de la novela ocurren en el norte de Estocolmo, en Kungsholmen y Vasastan (donde “vive” el abogado Nils Bjurman, quien viola a Lisbeth Salander). Pero la mayoría tienen lugar en Sodermalm, la parte sur de Estocolmo. Llama la atención que las principales acciones de la novela transcurren en un área tan reducida.

Guillaume Lebeau –periodista francés quien en 2008 escribió El misterio del cuarto manuscrito– observa que esa zona está delimitada por apenas tres estaciones de metro. Lebeau atribuye esta peculiaridad a que el autor de Millennium no tenía licencia de conducir. Así, las escenas de su trilogía se hallan a menos de media hora a pie de donde él vivía y trabajaba, y sobre dos grandes avenidas y sus alrededores.

Una de ellas es Gotgatan, la calle que atraviesa Sodermalm de norte a sur y en la que abundan las tiendas de diseño y moda. En la esquina con Hokensgata hay un edificio en cuyo segundo piso, en la vida real, está la sede de Greenpeace. En los libros, arriba de la organización ambientalista está la redacción de Millennium.

Siguiendo sobre Gotgatan, en la siguiente esquina está la tienda 7-Eleven donde Lisbeth solía hacer sus compras luego de mudarse a su apartamento de lujo ubicado a la vuelta, en el número 9 de la calle Fiskargatan.

El edificio, construido en 1910, es impresionante. Localizado al final de la calle, se distingue por un singular revestimiento metálico verde en su parte superior. Desde ahí se tiene una vista espectacular del islote de Djurgarden y de la bahía de Saltsjon. En Millennium Salander gana una fortuna tras hacer varios movimientos financieros y así puede comprar el departamento del último piso, con 21 habitaciones en 350 metros cuadrados.

Aún sobre Gotgatan, a unos 10 minutos a pie se cruza la calle Tjarhovsgatan. En el número 4 está la taberna Kvarnen, una de las más antiguas de Estocolmo. Ahí se reunía Salander con sus amigas del grupo de rock Evil Fingers y con su novia, Miriam Wu, las noches de los martes. También Mikael Blomqvist frecuentaba el lugar.

La otra gran avenida que atraviesa el Millennium tour es Hornsgatan, que recorre Sodermalm de este a oeste. Ahí está el Mollqvist Kaffebar, cafetería que Stieg Larsson frecuentaba, muy cerca de su casa. El héroe de Millennium, Mikael Blomqvist, era también un asiduo del lugar. Eva Gabrielsson comenta a este semanario que en el mismo edificio llegó a instalarse la revista de Larsson: Expo.

Entre Hornsgatan y Soder Malarstrand, casi en la bahía norte de Sodermalm, está la casa donde “vive” Blomqvist. Es un lujoso ático de 65 metros cuadrados en el número 1 de la calle Bellmansgatan. Desde ahí se ven la bahía de Riddarfjarden y Gamla Stan, el casco antiguo de Estocolmo.

En las novelas de Larsson se entra al departamento desde el portón de la calle; en realidad sólo es posible hacerlo por una pasarela a 10 metros de altura, debido a los pronunciados desniveles en esa parte de Sodermalm.

Colaboración

 

Eva Gabrielsson, compañera sentimental de Larsson, fue fundamental en la selección de las locaciones de Millennium. Se basaron en el libro que ella escribía desde 1997 sobre el arquitecto sueco Per Olof Hallman, quien diseñó zonas residenciales en Estocolmo con el principio de que “la arquitectura y el urbanismo tienen como objetivo aportar ganas de vivir y serenidad a los habitantes”.

En su libro Millennium, Stieg y yo, Gabrielsson recuerda: “Los sábados lo animaba (a Stieg) a que hiciéramos largas caminatas a través de las ‘zonas Hallman’, sobre las cuales yo estaba escribiendo. Para ganar tiempo con Millennium él me había pedido permiso de usar los lugares de los que yo hablaba para hacer vivir a sus personajes en sitios que correspondieran a su personalidad”.

Stieg quería que el departamento de Blomqvist se situara en el viejo Estocolmo, en Sodermalm. Después de numerosas búsquedas se enfocaron en el edificio del número 1 de Bellmansgatan. Era ideal, dice Gabrielsson a Proceso, “pero le faltaban las salidas que, en la historia, permitían a tres grupos diferentes de personas vigilar simultáneamente a Blomqvist”.

Stieg se afligió. Ella le dijo que no se preocupara, que construirían una puerta imaginaria y le darían a la casa un número ficticio, de tal modo que así el lugar correspondiera con la intriga de la novela. Cuenta que la cara de Stieg “se iluminó” y le respondió emocionado: “¡Sí, vamos a hacer eso!”. No sabe por qué, pero dicha numeración ficticia no salió en el libro ya publicado.

Además en su libro, Gabrielsson precisa: “Todos los cafés citados en Millennium nos eran familiares. Nos servían de lugares de encuentro al final de mi día de trabajo, como el café Anna en Kungsholmen. En él, al principio del primer tomo, Blomqvist escucha por radio su condena por difamación”.

Se refiere también a los cafés Giffy y Java en Hornsgatan, así como al Mollqvist Kaffebar, donde Blomqvist se entera, otra vez por radio, de que el hombre que intentó matar a Lisbeth había sido asesinado.

Es también aquí donde el corazón de Salander queda destrozado cuando ve a Blomqvist besar a su amante Erika Berger al final del primer tomo de Millennium.   l

 

Comentarios

Load More