Hasta con los niños Calderón promueve su guerra antinarco

MÉXICO, D.F. 29 de abril (apro).- Durante la celebración del Día del Niño, el presidente Felipe Calderón promovió hoy su guerra contra la delincuencia organizada, al afirmar que se encuentra “combatiendo a los malos”.

    Esta tarde, Calderón encabezó un acto multitudinario en el Parque Bicentenario, acompañado por su esposa, Margarita Zavala, quien se erigió en animadora infantil, organizó porras, bromeó con niños y jóvenes, pidió aplausos para su marido y música para recibirlo.

Felipe Calderón, por su parte, no perdió oportunidad de abordar su tópico frecuente: la seguridad y su estrategia para combatirla.

“Estamos trabajando por las niñas y los niños de México. Estamos trabajando por la seguridad. Por ejemplo, combatiendo a los malos, combatiendo a los delincuentes, porque queremos que ustedes, niñas y niños, puedan vivir en un México en paz, en libertad; que puedan ir a la escuela, que puedan jugar, que puedan crecer, que puedan salir a la calle sin miedo”, dijo el mandatario.

Luego, admitió:

“Eso nos está costando trabajo, sí, pero estamos luchando muy, muy fuerte contra la delincuencia para que ustedes puedan tener un México en paz y vivir en paz, como todos queremos, para nuestras niñas y para nuestros niños.”

    En su intervención, Calderón Hinojosa presumió la supuesta cobertura universal de salud para niños, alcanzada durante su gobierno, así como de las acciones de su administración en el cuidado del ambiente.

Congruente con el discurso de su marido, Margarita Zavala inició el evento actuando como animadora infantil, improvisando sobre los buenos deseos para la infancia: “Lo que tratamos de hacer por los niños es protegerlos”, dijo.

Luego, abundó en la importancia de la educación y dijo que la escuela es el lugar donde todos los niños y niñas deben estar, aunque admitió: “No les pregunto si les gusta ir a la escuela porque corro un riesgo, pero la verdad es que es el lugar donde deben estar.”

En su papel de conducción de la ceremonia, le avisaron que estaba entrando el presidente, por lo que Margarita Zavala pidió: “Vamos a recibirlo con un aplauso”, aunque con tan mala coordinación que no le indicaron por dónde llegaría su esposo, por lo que caminaba de un lado a otro sin saber por dónde ingresaría su marido.

 

Comentarios

Load More