Caso Hank: primer fracaso judicial para Marisela Morales

MÉXICO, D.F., (apro).- La juez Noveno de Distrito en materia de procesos penales federales con sede en Tijuana, Baja California, propinó este martes un duro revés a la Procuraduría General de la República (PGR), el primero en la gestión de Marisela Morales, al decretar el auto de libertad con las reservas de ley al empresario Jorge Hank Rhon y coacusados.

A pesar de no haber sido notificada del fallo judicial, la PGR emitió un comunicado en el que informa que impugnará la resolución emitida por la juez Blanca Parra Meza.

Sin explicar las razones, la PGR se limita a señalar que la autoridad judicial mediante acuerdo del miércoles 8, “calificó de legal la detención preventiva de Jorge Hank Rhon y coinculpados”, al quedar demostrada la legalidad de las constancias que obran en el expediente…”.

Luego de notificar a los inculpados del auto de libertad, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) difundió la resolución de la juez Parra Meza, en la que dice que la resolución “se terminó de engrosar a las 23:10 minutos (hora de Baja California  y fue entregada al funcionario correspondiente para efectos de su notificación a los inculpados” que se encontraban recluidos en el Centro de Readaptación Social de El Hongo.

Alrededor de las 02.39 horas, una actuario acudió al penal, localizado en el municipio de Tecate, a fin de informar al Sistema Penitenciario Estatal de Baja California sobre la instrucción  judicial de liberar a los nueve internos, entre ellos el propietario del Grupo Caliente.

Ellos son: Juan Ignacio Parra Santos, Luis Alfonso Sánchez Solís, César Pérez Guerrero, Javier Marco Polo Ayala Roldán, Rubén Muñoz Nava, Marco Antonio Trinidad Gómez, Víctor Manuel de la Torre Horta y Rigoberto González López.

En el caso particular de Carlos Gonzalo Pérez Contreras o Carlos Gonzalo Rizo Pérez y Ramón López Apodaca, ambos fueron liberados la semana pasada, luego de pagar una fianza equivalente a alrededor de 23 mil pesos.

La liberación de Hank Rhon no duró ni un minuto porque apenas cruzó la puerta de la prisión de El Hongo elementos de la Policía Ministerial de Baja California lo detuvieron, lo subieron a una camioneta y se lo llevaron con rumbo desconocido, ante el desconcierto de abogados, familiares y un grupo de seguidores del empresario.

Cabe mencionar que las autoridades estatales, con el apoyo de fuerzas federales, bloquearon el acceso al penal.

Pasaron dos horas antes de que la prensa se enterara de que elementos de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia de esa entidad se habían llevado a Hank Rhon. Inicialmente se dijo que iba en calidad e presentado, pero posteriormente se aclaró que el empresario sería arraigado 30 días.

El motivo: la investigación sobre dos homicidios en los que se encuentran relacionadas dos de las armas que fueron aseguradas por el Ejército en su residencia el pasado sábado 4.

Una es una pistola escuadra calibre .40 milímetros, con la que el 28 de junio de 2010 fue asesinado en un parque de la Zona Río el sonorense Martín Feliciano Camacho Ontiveros, dedicado a la compra venta de autos usados en San Luis Río Colorado.

La otra arma es una pistola escuadra calibre .380, con la que el 16 de diciembre de 2009 mataron a Olegario Figueroa Leandro, un guardia que trabajaba en la Zona Río de Tijuana.

De las instalaciones de la PGJE, Hank Rhon fue trasladado al hotel San Luis, en Playas de Tijuana, el mismo sitio donde estuvo detenido, en marzo de 1994, Mario Aburto, luego del crimen del entonces candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio.

Según el auto de libertad decretado por la juez Parra Meza, la PGR no pudo demostrar que los militares se introdujeron el pasado sábado 4 al domicilio del político priista bajo el principio jurídico de la flagrancia de los delitos señalados.

El pasado sábado 4, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pusieron a disposición de la delegación de la PGR en Baja California a las 11 personas, a quienes les fueron aseguradas 88 armas de fuego de diferentes calibres y nueve mil 250 cartuchos útiles de diversos calibres.

El agente del Ministerio Público de la Federación, en los términos de ley, determinó procedente someter el asunto a consideración del juez, para que fuera éste quien resolviera la probable responsabilidad de los detenidos y las circunstancias en que debiera desarrollarse el proceso.

Posteriormente, la autoridad judicial, mediante acuerdo del 8 de junio, calificó de legal la detención preventiva de Jorge Hank Rhon y coinculpados, al quedar demostrada la legalidad con las constancias que obran en el expediente, de conformidad con lo establecido en el artículo 16, párrafo sexto constitucional, que señala:

“En caso de urgencia o flagrancia, el juez que reciba la consignación del detenido deberá inmediatamente ratificar la detención o decretar la libertad con las reservas de ley”, en concordancia al numeral 134, párrafo V, del Código Federal de Procedimientos Penales”.

Comentarios

Load More