La entrega del Chango Méndez

MÉXICO, D.F. (apro).- José de Jesús Méndez Vargas, El Chango o El Chamula, se entregó este martes 21 a la Policía Federal (PF) en Aguascalientes en momentos en que sus antiguos aliados de La Familia Michoacana le habían puesto precio a su cabeza.
Apenas el jueves 16, El Chango había sido señalado públicamente como traidor por su supuesta alianza con Los Zetas, el cartel de origen militar que desde el inicio del gobierno de Felipe Calderón le disputa el control territorial a lo que hasta principios de este año se conoció como La Familia Michoacana.
Hasta diciembre del año pasado, El Chango Méndez, con su grupo de guardias conocido como Los 12 Apóstoles, figuró como uno de los principales liderazgos de La Familia Michoacana, la organización que se dio a conocer en noviembre de 2006, dos semanas antes de que Calderón Hinojosa, originario de Michoacán, ocupara Los Pinos.
Pero la organización se disolvió como resultado de la ejecución del ideólogo de La Familia, Nazario Moreno González o Víctor Nazario Castrejón Peña, El Chayo, Naza o El Más Loco.

De acuerdo con el gobierno federal, El Chayo fue ejecutado en la incursión policial militar de diciembre pasado en varias comunidades de Apatzingán, aunque su cadáver no ha sido mostrado, a diferencia de lo ocurrido con otros jefes del narcotráfico abatidos durante este sexenio.
El 10 de marzo de este año aparecieron varias mantas en Morelia, la capital michoacana, en las que se anunció la desaparición de La Familia Michoacana y su reemplazo por Los Caballeros Templarios, organización en la que ya no participó El Chango Méndez.
El ahora detenido por la PF –en una operación de inteligencia en la que no hubo un solo disparo, según dijo el vocero de seguridad de Calderón, Alejandro Poiré– salió del grupo en disputa por su liderazgo.
Los jefes de la organización delictiva que se mantienen son Nicandro Barrera Medrano, El Nica; Dionisio Loya Plancarte, El Tío o El Licenciado, y Servando Gómez Martínez, La Tuta, El Profe o El Feo.
Méndez Vargas, quien en La Familia también era conocido como El Chamula, Gordito, Papá o El Ingeniero fue acusado por Los Caballeros Templarios de haberse unido a Los Zetas.
En mantas colocadas en la periferia de Morelia y en una docena de cabeceras municipales del estado, la organización señaló: “Para nosotros, El Chango Méndez y todo el grupo que decidió seguirlo son unos traidores a la patria, al tomar la decisión de unirse con Los Zetas. Y todos sabemos que todo traidor a la patria merece la pena de muerte”.
Desde su aparición, los Caballeros Templarios se han adjudicado decenas de ejecuciones en Michoacán.
El Chango Méndez había mantenido relación con Los Zetas desde que éstos, cuando constituían el brazo armado del cartel del Golfo, entrenaron a los sicarios de La Empresa, como se hizo llamar inicialmente La Familia Michoacana.
Como parte de esta organización, Méndez Vargas fue vecino de la 43 Zona Militar del Ejército, en Apatzingán.

Comentarios