Devela SSP entrañas de “La Familia Michoacana”

MÉXICO, D.F. (apro).- De enero de 2008 a la fecha, la Secretaría de Seguridad Pública ha detenido a 710 personas relacionadas con la organización delictiva de La Familia Michoacana en 11 entidades del país, 50 de los cuales destacan por su nivel de mando y peligrosidad.

La mayoría de las aprehensiones se han llevado a cabo en el propio feudo de la organización, el estado de Michoacán, con 411. El resto de los detenidos han caído, principalmente, en las regiones del centro y occidente del país: Estado de México, 175; Jalisco, 41; Distrito Federal, 36; Guerrero, 16; Querétaro, 11; Aguascalientes, 5; Guanajuato y Tamaulipas, 5; Morelos, 4 y Tlaxcala, 1.

De todos ellos, 533 están ligados principalmente a delitos contra la salud y 177 enfrentan procesos penales por los presuntos delitos de privación ilegal de la libertad y extorsión.

De acuerdo con el informe de la SSP, los operativos emprendidos para detener a integrantes de La Familia se han realizado con información proporcionada por agencias estadunidenses, en particular con la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), que ha derivado en la detención de 322 personas en Estados Unidos.

La Familia, dice el reporte oficial, es una organización criminal que busca su expansión y lucro, mediante la práctica de diversas actividades ilícitas vinculadas principalmente al narcotráfico.

Además, añade que utiliza mecanismos de control social como la violencia e intimidación para consolidar sus operaciones.

Con base en la información recabada hasta ahora, dicha organización cuenta con una estrategia mediática para posicionarse en la opinión pública. En la parte operativa, menciona que los integrantes de La Familia privilegian el arraigo social.

Reportes de inteligencia de la SSP establecen, asimismo, que en el año 2002 la organización criminal denominada La Empresa,“que más tarde se convertiría en La Familia, se alió al cártel del Golfo-Zetas para expulsar a Los Valencia de Michoacán. La alianza de La Familia con Los Zetas”, acota el informe, duró hasta el 2008.

Entre los fundadores de La Familia se encuentran José de Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez; Nazario Moreno González, El Chayo; Rafael Cedeño Hernández, El Cede; Carlos Rosales Mendoza, El Tísico; Enrique Plancarte, La Chiva; Arnoldo Rueda Medina, La Minsa, y Servando Gómez Martínez, La Tuta.

De acuerdo con la SSP, el desmantelamiento de La Familia comenzó en diciembre de 2010 luego de un enfrentamiento con policías federales en el estado de Jalisco. En esa balacera, perdió la vida uno de los principales líderes de la organización, Nazario Moreno González, El Chayo.

En cuanto a las alianzas con otras organizaciones criminales, en enero de 2010 se identificó a La Resistencia, que estaba integrada por miembros de La Familia, el cártel del Golfo y el cártel del Milenio de Los Valencia.

A finales de 2010, La Familia anunció una “tregua unilateral” por medio de 18 mantas colocadas en 10 municipios de Michoacán. En marzo de 2011, la recomposición de la organización quedó en evidencia con la aparición de 42 mantas en 20 municipios de Michoacán, con el nombre de Los Caballeros Templarios.

La captura de Miguel Ángel Cedillo González, El Pica, en abril pasado, y de José Efraín Zarco Cárdenas o José Villalobos, El Villa, en mayo pasado, dio pistas a la SSP de que La Familia buscaba nuevas alianzas, debido a que los dos detenidos trabajaban como operadores de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, en el estado de Morelos.

Bajo este esquema, dice el informe oficial, quedó establecido que La Familia no contaba con un liderazgo y se confirmó que el grupo delictivo se había fracturado con la aparición de Los Caballeros Templarios.

El 27 de mayo pasado, la Policía Federal detuvo en Jilotlán de Dolores, Jalisco, a 40 integrantes de La Familia personas, entre ellas: Gaudiyur Ambriz Altamirano, El Yogurt; César Barragán Valencia, Caramelo y Gerardo Fernández Covarrubias, El Mofles.

En este operativo perdieron la vida 15 presuntos delincuentes.  Posteriormente, en otro operativo que tuvo lugar al día siguiente fueron detenidos tres integrantes más de La Familia. En esta última acción se aseguraron 90 armas de fuego, más de 21 mil cartuchos y 500 cargadores.

Según el informe de la SSP, La Familia envió a un grupo de sicarios a los estados de Jalisco y Tamaulipas, en apoyo de los cárteles del Cártel del Golfo, a cambio de que le permitiera el paso de droga por la frontera tamaulipeca.

Sigue el informe: “Además se tiene conocimiento de que en su momento apoyaron a Héctor Beltrán Leyva, para expulsar a Édgar Valdez Villarreal, La Barbie de Acapulco, y así tener entrada para las embarcaciones provenientes de Centroamérica”.

Sobre la mecánica de operación de La Familia, el documento dice que los integrantes de esa organización son adiestrados en el manejo de armas y aplican castigos que van de los golpes hasta la muerte de sus integrantes. “Las personas de nuevo ingreso son entrenadas en la sierra para realizar torturas y homicidios en contra de individuos capturados por la organización criminal”.

El hilo que llevó a la captura de El Chango Méndez surgió en el estado de Jalisco. El 30 de mayo pasado, la Policía Federal capturó en Zapopan, Jalisco, a Rubén Gómez Cruz, El Chino, una de las personas de confianza de Jesús Méndez, a quien la SSP responsabiliza del trasiego de droga sintética (ice) de Apatzingán, Michoacán, a Texas, Estados Unidos.

Con la información proporcionada por El Chino, la Policía Federal siguió la pista de El Chango por tres estados del occidente del país –Jalisco, Zacatecas y San Luis Potosí– hasta dar con él en Aguascalientes, en el municipio de Cosío.

Comentarios