Investigar desapariciones atribuidas a la Marina, pide AI a Calderón

MÉXICO, D.F. (apro).- Amnistía Internacional (AI) pidió al presidente Felipe Calderón iniciar de inmediato “una investigación civil” por la desaparición forzada de seis personas detenidas en Tamaulipas, a principios de mes, por efectivos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar).
La petición, hecha por el secretario general de AI, Salil Shetty, en una carta abierta al Ejecutivo mexicano, coincidió con el anuncio de que todo el personal de Infantería será capacitado en derechos humanos.
Convertidos en marines por Calderón para realizar operativos contra el narcotráfico en zonas continentales, los infantes de la Semar han sido acusados de forma creciente de violar los derechos humanos.
La más reciente, la detención y desaparición forzada de seis personas detenidas por infantes de Marina entre el 1 y el 5 de junio en Nuevo Laredo, Tamaulipas, estado en el que la Armada ha concentrado algunos de sus principales operativos.
“Han transcurrido casi cuatro semanas y aún no sabemos nada respecto del paradero de estas personas o del porqué fueron detenidas” por la Marina, señaló Javier Zúñiga, asesor especial de AI.
La Marina ha negado cualquier participación en los hechos en que desaparecieron José Fortino Martínez, José Cruz Díaz Caramillo, Joel Díaz Espinoza, Martín Rico García, Diego Omar Guillén Martínez y Usiel Gómez Rivera.
De acuerdo con AI, en cuatro de esos casos, personal no uniformado de la Marina sacó a los hombres de sus casas sin orden de aprehensión y se los llevó en vehículos oficiales, acusados de posesión de droga y armas.
“En una ocasión, familiares siguieron al convoy hasta las puertas de una bases militar cercana”, mientras que otras familias han reportado durante este mes la desaparición forzada de otras ocho personas en Nuevo Laredo, pero los casos no han sido denunciados por temor a represalias, añadió.
El organismo humanitario internacional señaló que como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, Calderón ordenó el despliegue militar, por lo que la cadena de mando termina en él y, como tal, “es el último responsable de cualquier abuso cometido contra los derechos humanos”.
Amnistía también exigió a Calderón que la investigación del caso sea realizada por la justicia civil y no por los tribunales militares, como de manera insistente se lo han pedido organismos internacionales como la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos.
La Marina, que ha sido investigada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por casos de homicidios y tortura, anunció que “en los próximos días, y sin descuido de la operatividad de las fuerzas”, se dará cursos de garantías fundamentales, de forma simultánea, a todo el personal de Infantería en todas las instalaciones navales del país.
En especial, los cursos serán para “quienes se encuentran destacados y desarrollando operaciones de alto impacto”; es decir, a quienes realizan operaciones contra el narcotráfico.

Comentarios

Load More