Obra vial en Puebla pone en riesgo reconocimiento de la UNESCO

PUEBLA, Pue. (apro).- La construcción del viaducto Ignacio Zaragoza que el gobierno del estado inició el pasado mes de abril, ha generado polémica entre especialistas, académicos y activistas sociales, quienes advierten que esta obra pone en riesgo la denominación de “Patrimonio de la Humanidad” que la UNESCO otorgó al centro histórico de Puebla en 1987.
Organismos como el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos Mexico) y el Consejo Ciudadano del Centro Histórico, así como organizaciones no gubernamentales han pedido al ayuntamiento de Puebla y al gobierno del estado que hagan público el proyecto y se revisen “detalladamente” las consecuencias que podrían generar en la imagen arquitectónica y en la zona de monumentos de Puebla.
En tanto, los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Jesús Peña Espinosa, Silvia Martínez Arriaga y Cecilia Vázquez Ahumada, denunciaron que el gobierno poblano carece de licencia del INAH para la construcción del viaducto; y además no ha presentado, hasta ahora, un expediente técnico para valorar el impacto que podría provocar en los monumentos históricos que se encuentran en la zona en la que se planea.
El pasado 28 de abril, el gobernador Rafael Moreno Valle colocó la primera piedra del que será llamado “viaducto Ignacio Zaragoza” , el cual fue presentado como una “viabilidad de vanguardia” en México y América Latina, “que colocará a Puebla como ejemplo de infraestructura”.

Con esta obra, en la que se proyecta una inversión de 486.5 millones de pesos, el gobierno poblano asegura que se agilizará el acceso al Centro Histórico, a la zona de monumentos y otros sitios de esparcimiento de la capital poblana.
Según el proyecto anunciado, la obra cruzará por la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, donde se libró la batalla del 5 de mayo de 1862; afectaría la zona de San José, uno de los barrios fundacionales de Puebla y llegará a la altura del Teatro Principal, ya en el Centro Histórico de la ciudad.
El presidente del Consejo Ciudadano del Centro Histórico y organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo de las ciudades, Francisco Vélez Pliego, recordó que ya se han presentado casos en los que la UNESCO retiró el nombramiento de “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, como sucedió en Dresden, Alemania, porque las autoridades realizaron una obra similar sin atender las recomendaciones de los especialistas internacionales.
Integrantes del Icomos han señalado que el gobierno de Moreno Valle ha olvidado que la edificación de Puebla fue basada en los mejores conocimientos urbanísticos del siglo XVI y que fue un experimento de la corona española que buscaba llevar a la práctica los ideales humanistas de Tomás Moro.
En tanto que los investigadores del INAH declararon en rueda de prensa: “Advertimos contra cualquier obra arquitectónica que afecte la zona de monumentos históricos de la ciudad de Puebla, como acto de perjuicio, jurídico y moral, hacia la sociedad y la memoria histórica de los mexicanos.”
Dijeron que a las solicitudes de información sobre esta obra, el gobierno de Moreno Valle ha respondido sólo con una fotografía y un plano general, pero no con un amplio estudio sobre las consecuencias que podría ocasionar tanto el aumento en el aforo de vehículos como las vibraciones en los monumentos históricos que se encuentran en la zona.

Comentarios