Reforma laboral busca destruir sindicatos, alertan líderes

MÉXICO, D.F. (apro).- Dirigentes perredistas y líderes sindicales coincidieron en que la reforma laboral que impulsan PAN y PRI no sólo es regresiva, sino que busca el desmantelamiento de las organizaciones de los trabajadores.

Al encabezar los trabajos del foro Las causas de la izquierda y la reconstrucción de la nación: reforma laboral, sus verdaderos alcances, la secretaria general del PRD, Dolores Padierna, denunció que ambos partidos son responsables de las precarias condiciones laborales de los trabajadores mexicanos.

“Son los partidos de los contratos de protección y de la intromisión en la vida sindical que buscan imponer una reforma laboral regresiva”, acusó Padierna Luna.

Francisco Hernández Juárez, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y secretario de la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, sostuvo que la propuesta de PRI y PAN busca destruir al sindicalismo mexicano.

En su opinión, “el PRD es un tanque de oxígeno para darle importancia al tema de la reforma laboral”, añadió.

“A pesar de que es desfavorable la correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados, debemos dar la pelea, debido a que se pretende dictaminar el próximo 6 de agosto” en un eventual periodo extraordinario de sesiones, alertó.

Si ello no ocurre, continuó, “en septiembre el tema laboral será la máxima prioridad”, por lo que pidió a PRD, PT y Convergencia meterse de lleno en los debates de la Cámara de Diputados, “pues hay condiciones para aprobar una reforma laboral moderna, y ahí la izquierda no puede ser un convidado de piedra”.

En su oportunidad, el abogado laboralista Arturo Alcalde Justiniani calificó las iniciativas de reforma de PRI y PAN como una trampa que cancela la libertad sindical.

“Se trata de un engaño que pretende romper con el principio de responsabilidad patronal, que trae como consecuencia la reducción de la estabilidad en el empleo”, acotó.

Y advirtió que “el despido libre es el verdadero rostro de la reforma que se propone desde el PRI y el PAN”, añadió.

En tanto, el también laboralista Manuel Fuentes Muñiz destacó que la reforma que se analiza en la Cámara de Diputados atenta contra los derechos individuales, concretamente en materia de jubilación.

“La propuesta sustituye al trabajador por un objeto, que se trata simplemente de un elemento sin pensamiento, sólo a disposición del patrón”, advirtió.

Añadió: “Esta reforma rompe con la esencia de la legislación laboral mexicana, al presentar un retroceso de cien años en la materia, por lo que la acerca más a un Código Civil o a un Código de Comercio, que al ámbito laboral”.

Asimismo, José Antonio Almazán, secretario de Jubilados del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), afirmó que la iniciativa presentada por el PAN el 18 de marzo de 2010, y la propuesta del PRI del 10 de marzo pasado, son planteamientos neoliberales con figuras jurídicas que atentan contra los derechos y las conquistas plasmadas en la actual Ley Federal del Trabajo (LFT).

“Ambas iniciativas son patronales y contienen figuras regresivas que atentan contra el principio clave  del derecho laboral: la estabilidad del empleo”, explicó.

Comentarios

Load More