Procuraduría de Chiapas cierra casa de arraigos

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Luego de que el Congreso local aprobó eliminar la figura del arraigo, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cerró la casa de arraigos “Quinta Pitiquitos” y consignó ante un juez a las últimas seis personas que mantenía en ese lugar.

El jueves pasado, los diputados locales acordaron reformas constitucionales con el fin de atender recomendaciones de organizaciones de derechos humanos y eliminar el arraigo, figura que todavía persiste en el sistema jurídico penal federal y en la mayoría de las entidades.

El procurador Raciel López Salazar informó que derivado de la iniciativa enviada al Congreso local por el gobernador Juan Sabines Guerrero para eliminar la figura del arraigo en Chiapas, la PGJE resolvió desde el lunes pasado la situación jurídica de las últimas personas que permanecían arraigadas en la “Quinta Pitiquitos”.

Además, dijo que ha instruido a todos los fiscales de la entidad a no solicitar más dicha medida cautelar, la cual calificó de “desgastada y no acorde con los nuevos tiempos que vive Chiapas”.

De esta forma, detalló, la Fiscalía Especializada Contra el Delito de Secuestro consignó ante el juez tercero del ramo penal a seis sujetos que estaban arraigados por el delito de privación ilegal de la libertad, quienes fueron trasladados al Centro de Reinserción Social para Sentenciados número 14 “El Amate”, donde enfrentarán el proceso en su contra.

El funcionario estatal también dio a conocer que el inmueble conocido como “Quinta Pitiquitos”, ubicado en la carretera Tuxtla-Chiapa de Corzo, será destinado al fortalecimiento de diversas actividades de la institución.

Comentarios

Load More