Tendrá Puebla gobernador de 22 meses; aprueban reforma electoral

PUEBLA, Pue. (apro).- El Congreso estatal aprobó hoy por unanimidad la reforma electoral propuesta por el gobernador Rafael Moreno Valle, que prevé que su sucesor cubra una gestión de sólo un año y 10 meses, para que los comicios locales se puedan empatar con las federales del 2018.

Luego de la controversia que generó la reunión que el pasado lunes 25 sostuvieron Moreno Valle y el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira, presuntamente para analizar esta reforma, el debate de este viernes en el Congreso se dio sin mayores contratiempos.

El encuentro, previo a la aprobación de la reforma, provocó versiones de que el gobernador Moreno Valle ofreció al PRI inmunidad para los excolaboradores de Mario Marín a cambio de que los priistas respaldaran la propuesta electoral.

Previo a ello, en diferentes columnas políticas se manejó información sobre supuestos desvíos de recursos públicos cometidos por el ahora dirigente estatal del PRI, Juan Carlos Lastiri, cuando éste se desempeñaba como secretario de Desarrollo Social, precisamente en la administración del exgóber precioso.

Apenas la semana pasada, Lastiri había dicho que una administración estatal de 22 meses generaría problemas de gobernabilidad, de seguridad pública, de ejecución de obras y de aplicación de presupuestos, entre otros.

Sin embargo, después de la reunión con el gobernador, el líder estatal priista aseguró que la bancada del PRI aprobaría la reforma porque se habían tomado en cuenta adiciones planteadas por su partido.

Entre los cambios que se hicieron a la propuesta que presentó Moreno Valle está el suspender la redistritación del estado, sacar de la homologación de las elecciones a las juntas distritales y aumentar en 150% al financiamiento a partidos, entre otras.

Previo a la sesión del Congreso, los priistas Óscar Aguilar González y Alberto Amador Leal, legislador federal y exdiputado, respectivamente, pidieron a la dirigencia nacional que diera marcha atrás a este acuerdo, luego de considerar que anulaba las posibilidades de que el PRI recupere el gobierno del estado y daba facilidades al proyecto político de Moreno Valle.

“El PRI no debe ser tapadera de nadie ni un instrumento de salvación de los marinistas, ni de nadie”, advirtieron.

Pese a ello, en la sesión de este viernes, tanto priistas como panistas y diputados de PRD y PT destacaron los acuerdos alcanzados, luego de considerar que la reforma se había logrado por consenso de las diferentes fuerzas políticas y ponía a Puebla a la vanguardia electoral en el país.

El diputado por Convergencia, José Juan Espinosa Torres, quien había sido uno de los principales críticos de la propuesta de Moreno Valle, no asistió a la sesión de hoy.

Y los legisladores priistas, que apenas la semana pasada habían asegurado que era preferible que el periodo de transición durara cuatro años y 10 meses para que las elecciones locales concurrieran con las federales hasta el 2021, hoy destacaron los puntos de coincidencia que se alcanzaron en la reforma electoral, que incluso calificaron de plural y democrática.

Los diputados Enrique Doger Guerrero, del PRI, y Zeferino Martínez, del Partido del Trabajo (PT), fueron los únicos que en sus discursos advirtieron sobre la insuficiencia de los acuerdos, pues no se tomaron en cuenta, entre otras, demandas como las candidaturas ciudadanas. Pese a ello votaron a favor de la iniciativa.

El diputado panista Mario Riestra Piña destacó que la homologación de las elecciones permitirá reducir el gasto de recursos públicos y propiciará una mayor participación ciudadana.

En el caso de los alcaldes y diputados locales, que se elegirán en los próximos comicios locales, se estableció que durarán en el cargo cuatro años y medio para lograr que las siguientes elecciones se empaten con las federales.

Entre los cambios acordados, destacó, están la obligatoriedad de que los candidatos realicen al menos dos debates, mayores facultades de fiscalización de los gastos de campaña y posibilidad de candidaturas comunes.

También dijo que se redujo a 40 días el periodo de precampañas y a 60 el de campañas, y se aumentó de 25 a 30% la cuota de género, así como la obligatoriedad de que las suplencias sean cubiertas por mujeres para evitar los casos conocidos como “juanitas”.

Riestra Piña aseguró que los temas que quedaron fuera de esta reforma, como la redistritación electoral del estado y las candidaturas ciudadanas, serán abordados en el tercer periodo de sesiones que iniciará en octubre próximo.

Comentarios