Desde España, anuncia procuradora cero tolerancia a corrupción

MADRID (apro).- La procuradora de México, Marisela Morales, aseguró hoy aquí que la “depuración” en su dependencia será “permanente” y a todos los niveles, y dijo que el mensaje a los funcionarios es que “no voy a tolerar” actuaciones ilegales o corrupción.

Las actuaciones de depuración “deben ser permanentes, no sólo en la PGR, sino en los tres niveles de gobierno, es lo que requiere el país para generar la confianza y reducir la impunidad”.

Personal del equipo de la funcionaria aseguró que actualmente se investiga al 8% del personal de la PGR (de un total de 20 mil) de cualquier tipo de práctica ilegal que se aparte de su responsabilidad.

Durante una gira de trabajo por Italia y España, y en entrevista con medios mexicanos y españoles, Morales anunció que los funcionarios de su área deben saber que “cualquier conducta va a ser sancionada; no se van a tolerar” ilegalidades.

Entrevistada en la Embajada de México en Madrid, la procuradora aclaró que las “depuraciones” no se deben tomar como “una falla”, y que su permanencia se debe a que la actividad delincuencial busca constantemente contaminar las instituciones implicadas en su combate.

Precisó que no son suficientes los exámenes de ingreso, sino que debe haber una evaluación y capacitación continua.

Desde el 7 de abril que ella ingresó a la Procuraduría General de la República y al 20 de julio, hay 462 personas que han sido destituidas, según datos de la propia PGR.

Notas periodísticas recientes señalan investigaciones sobre el ex subprocurador de Delitos Federales, Arturo Germán Rangel y una serie de directivos, como parte de una red de corrupción al interior de la PGR.

Marisela Morales dijo que no tienen elementos para suponer que este funcionario está implicado en delitos de corrupción y peculado, como se presume en las notas periodísticas.

Añadió que las 462 personas referidas han sido dadas de baja por diversas causas, algunas consignadas por abuso de autoridad, y otros delitos, lo que consideró una “traición a la institución”.

Señaló que los controles de supervisión y controles de confianza que son permanentes, se aplican, sobre todo, cuando descubren que “alguien se comporta de una manera que no corresponde al trabajo que debe desempeñar, en ese momento empiezas a perder la confianza, ha ocurrido en el pasado y no podemos pensar que no vuelva a ocurrir”.

La titular de la PGR dio a conocer que tentativamente en octubre firmará con el procurador general antimafia de Italia, Piero Grasso, la actualización de los acuerdos de colaboración en materia de delincuencia organizada y tráfico de estupefacientes, que están vigentes desde 2004.

Estos acuerdos hacen hincapié en temas como bienes asegurados y decomisados, y lavado de dinero.

También conformarán grupos operativos de coordinación entre las dos fiscalías, en temas como trata de personas, bienes asegurados y lavado de dinero, así como tráfico de drogas.

Con el nuevo ministro de Justicia italiano, Angelino Alfano, la procuradora Morales firmó los tratados de extradición y asistencia jurídica mutua en materia penal.

En España, la funcionaria acordó con el ministro del Interior, Antonio Camacho, un nuevo plan de capacitación de especialistas españoles en temas de lavado de dinero, el cual será dirigido a una nueva unidad que está creando la PGR, que depende de la oficina de la procuradora, de especialistas financieros para el combate de este delito.

La funcionaria se reunió, asimismo, con el ministro de Justicia, Antonio Caamaño y con el fiscal general de España, Cándido Conde Pumpido.

Comentarios

Load More