Propone la CIDH dar visas especiales a migrantes en tránsito hacia EU; Segob lo rechaza

MÉXICO, D.F. (apro).- La regularización de migrantes centroamericanos y el otorgamiento de visas especiales para transitar por México fueron dos de las propuestas más importantes que el relator sobre Derechos de Trabajadores Migratorias y Miembros de sus Familias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González Morales, presentó al gobierno de Felipe Calderón.
En conferencia de prensa, después de su paso por México, donde quedóa sombrado por el drama que viven los migrantes en su camino hacia Estados Unidos, el enviado de la CIDH explicó que, en el contexto de violencia que vive el país, sobre todo en la rutas de migración hacia Estados Unidos, las visas otorgadas a centroamericanos, “acompañadas de otras medidas de seguridad”, ayudarían a salvaguardar la vida de éstos y les daría garantías para denunciar delitos.
Felipe González destacó que la seguridad de los migrantes sólo puede garantizarse si los países cuyos ciudadanos emigran a Estados Unidos toman medidas conjuntas para mantener la integridad y vida de las personas que deciden abandonar sus países en busca de mejores oportunidades en otras naciones.
González Morales consideró que las estaciones migratorias visitadas tienen condiciones similares a las cárceles, por lo que recomendó otorgar visas o premisos de ingreso a México por 180 días, lo que evitaría que lo migrantes fueran detenidos en su tránsito a Estados Unidos.

En su visita a México, el relator González Morales recorrió, en compañía del secretario general de la CIDH, Santiago Cantón, las ciudades de Oaxaca e Ixtepec (Oaxaca); Tapachula y Ciudad Hidalgo (Chiapas); Tierra Blanca y Veracruz (Veracruz); Reynosa y San Fernando (Tamaulipas), y el Distrito Federal.
Tras reconocer el apoyo de autoridades federales y estatales para realizar el recorrido, el relator especial de la CIDH, instancia perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que terminó su visita con “sentimientos encontrados” por la “dualidad” en que se vive el fenómeno migratorio en México, pues por un lado se impulsan una ley migratoria que deja de criminalizar a los migrantes, y eso está por verse, pero por otro lado está la “realidad, la tragedia humanitaria para miles de migrantes que cruzan el país”.
Manifestó su “profunda preocupación por la grave situación que viven los migrantes, tanto extranjeros como mexicanos, en su tránsito por México (durante el cual) son víctimas de asesinatos, desapariciones, secuestros y violaciones sexuales”.
Los representantes de la CIDH reconocieron que en varias entrevistas con migrantes sobrevivientes de secuestros, documentaron denuncias de la complicidad de autoridades policiales y migratorias con integrantes de la delincuencia organizada, en específico de los Zetas.
Reconoció que varían las cifras de migrantes agarviados por autoridades y por el crimen organizado, sobre todo en lo referente a los secuestros de indocumentados, sin embargo advirtió que “es evidente que de no ser cierto, no vendrían cientos de personas de Centroamérica en carava a denunciar esta situación”. Agregó que los secuestros van más allá de la denuncia formal y “esta realidad debe ser enfrentada por las autoridades”.
González consideró injustificable y violatorio de los derechos humanos que los migrantes indocumentados sean sometidos a internamientos similares a los procesados por un delito, pues las estaciones migratorias tienen condiciones similares a las de cárceles. Esta misma crítica, señaló González, hizo la CIDH a Estados Unidos en su último informe sobre migración.
Por su parte, Cantón insistió en que en la reglamentación de la Ley de Migración es necesario que se realice una consulta ciudadana y que se tome en cuenta la opinión de las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos “que han llegado donde no lo han hecho los órganos del Estado para atender a los migrantes”.
Urgió a hacer las correcciones a la Ley de Migración en la reglamentación, de manera que se pueda garantizar la seguridad e integridad de los migrantes, que se contemplen el abastecimiento de alimentos y de servicios médicos adecuados.
La relatoría entregó a la cancillería mexicana un informe preliminar con 13 recomendaciones en las que se incluye una dirigida a todos los países involucrados en el tema migratorio, lo cual, advirtió Cantón, “no es común que lo haga la CIDH”.

Segob rechaza propuesta

Por la noche, la Secretaría de Gobernación, por medio del subsecretasrio de Población, Migración y Asuntos Religiosos, René Martínez Zenteno, rechazó las propuestas de la CIDH y de los integrantes de la caravana Paso a Paso Hacia la Paz, que demandan otorgar visas especiales a migrantes en tránsito hacia Estados Unidos y la desaparición del Instituto Nacional de Migración (INM).
Martínez Zenteno se reunió por la tarde con el relator especial de la CIDH, Felipe González, a quien prometió que el gobierno mexicano acatará las recomendaciones de la Comisión sobre el tema migratorio. Sin embargo, dejó en claro que las solicitudes sobre el otorgamiento de visas especiales y la desaparición del INM no podrá cumplirse. “El reto es fortalecer las instituciones, no desaparecerlas”, justificó el funcionario.

Comentarios