Tigres lleva a la FIFA caso del arquero López Rubio registrado por América

MONTERREY, N.L. (apro).- Los Tigres de la Universidad de Nuevo León llevarán a la FIFA el caso del arquero Carlos López Rubio, registrado como suyo por el América ante la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), pese a que el equipo nuevoleonés había ya pagado la contratación del portero al club Talleres de Córdoba, de la Liga Argentina.

En conferencia de prensa, Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza, presidente y delegado deportivo del club, respectivamente, dijeron que recurrirán a la instancia internacional para reclamar el pago de 150 mil dólares que hicieron a la organización pampera para adquirir los servicios del juvenil que actualmente disputa la Copa del Mundo Sub-20 en Colombia.

Rodríguez aclaró que no reclaman los servicios del arquero nacido en Guanajuato, porque “ya no tiene cabida en el club”, pues aceptó registrarse con un equipo diferente cuando ya estaba contratado por los Tigres.

Explicó que el objetivo es que la FIFA haga justicia, pues Tigres primero contrató al jugador y posteriormente el América lo registró como propio en México. “Nos sentimos agandallados”, dijo el directivo.

Señaló que, a diferencia de lo que difundió el equipo cordobés, hasta ahora no ha sido reembolsada la cantidad que los universitarios entregaron para adquirir los servicios del arquero de 20 años que inició en el León de Primera A, de México, y que en el 2008 emigró a Talleres.

Garza explicó que dejaron de pelear el registro del jugador ante la Federación Mexicana de Futbol, y recurrieron directamente a la FIFA debido a que el pleito ya adquirió dimensiones internacionales, pues en él participan un equipo de Argentina y la Federación de Futbol de esa nación.

El delegado deportivo estimó que el proceso para reconocer los derechos sobre el jugador será largo y cuando termine Tigres demandará por daños y prejuicios a quien resulte responsable.

En días pasados directivos del club América convocaron a conferencia de prensa para informar que ellos ya habían adquirido a López, por lo que la exigencia de Tigres era infundada.

Comentarios