Ofrece Cameron restaurar orden en Gran Bretaña; hay mil 500 detenidos

MÉXICO, D.F. (apro).- El primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, se comprometió a hacer “todo lo necesario” para restaurar el orden en el país y castigar a los responsables de los disturbios que hoy cumplieron cinco días consecutivos.

Durante la reunión extraordinaria que sostuvo este jueves con el Parlamento británico para hablar de la ola de saqueos y destrozos en varias ciudades del país, Cameron externó su preocupación por la imagen de Londres ante el mundo.

“Necesitamos demostrar al mundo, horrorizado con lo ocurrido, que los responsables de los disturbios no representan al país y a nuestra juventud, y que a un año de los Juegos Olímpicos de Londres, el Reino Unido resiste y no abandona”, puntualizó.

Cameron insistió en que los actos de violencia registrados desde el pasado sábado 6 son producto de “delincuencia pura y dura”, que además, dijo, es “injustificable”.

Y defendió el despliegue de 16 mil elementos de la policía que –subrayó– actúan “de forma decisiva” para restablecer el orden en las calles, gracias a lo cual, añadió, Londres vivió una noche de calma.

“No permitiremos que una cultura del miedo exista en nuestras calles, haremos todo lo que sea necesario para restaurar la ley y el orden, y para reconstruir nuestras comunidades”, apuntó.

Hasta anoche, el número de detenidos sumaba mil 500, y Cameron aseguró que la policía tendrá toda la autoridad legal que precise para hacer frente a los alborotadores, incluidos menores de edad.

Al referirse a los jóvenes que participaron en los disturbios, el premier británico manifestó que eran miembros de hogares disfuncionales y de bandas callejeras, a quienes “buscaremos, encontraremos, procesaremos y castigaremos”, indicó.

Por su parte, el jefe de la oposición, el laborista Ed Miliband, coincidió en dar a los responsables el “castigo que merecen y que el pueblo espera”, pero advirtió que la clase política no debe olvidar su responsabilidad con los jóvenes.

“No podemos permitirnos perderlos”, señaló Miliband, quien recomendó constituir una comisión independiente que analice lo ocurrido, escuche a los afectados por estos “terribles” sucesos y busque soluciones para que no se vuelvan a repetir.

Varios de los detenidos por los disturbios que iniciaron en Tottenham, a raíz del asesinato de Mark Duggan a manos de policías, el pasado 6 de agosto, son menores de edad. Entre ellos se encuentra una niña de 11 años, detenida en Nottingham, quien se encuentra bajo custodia como sospechosa de cometer actos delictivos.

La edad de responsabilidad criminal en el Reino Unido abarca a menores de entre 10 y 17 años, que podrán ser procesados en tribunales para adultos en caso de que hayan cometido delitos como robo, incendios provocados y violencia.

Las detenciones en Londres suman ya 888; en Nottingham, 105; West Midlands, 330, y Manchester, 140. Además, en el condado de Leicestershire la policía detuvo a 19 personas, entre ellas dos niños de 15 años, mientras que en Gloucester se concretaron seis arrestos.

De las aprehensiones registradas en Londres, 371 personas han sido procesadas por su supuesta implicación en incidentes de violencia, desorden y saqueos, según la Policía Metropolitana. Y al menos 120 de los que comparecieron ante el Tribunal en esa ciudad eran menores de 18 años, según la policía británica.

Los tribunales de varias ciudades, como Manchester y Solihull (West Midlands), operaron toda la noche y hoy continuaron laborando para agilizar los cientos de casos pendientes ante la avalancha de detenciones registradas.

Casi cien personas comparecieron durante la noche ayer ante la corte de magistrados de Westminster en Londres, mientras que en el área de West Midlands los agentes realizaron 330 detenciones entre el lunes y el martes, cuando se produjeron los disturbios.

La nutrida presencia policiaca, sumada a la intensa lluvia que cayó la noche del miércoles en Londres, dieron a la ciudad su primera jornada de calma en cuatro días.

Sin embargo, este jueves Scotland Yard detuvo a otro centenar de implicados en los disturbios, y agentes realizaron redadas por la mañana en domicilios del barrio Pimlico, en Londres.

La ciudad de Birmingham mantuvo anoche una vigilia por la muerte de los tres musulmanes de origen asiático que fueron arrollados por un vehículo cuando trataban de proteger el vecindario, la madrugada del miércoles 10. Un hombre de 32 años fue detenido por este hecho como sospechoso de asesinato.

El factor Blackberry en los disturbios

En los días más intensos de disturbios en Londres, las redes sociales como Twitter y Facebook, pero aún más los teléfonos móviles BlackBerry, demostraron su eficacia y poder de convocatoria, en virtud de que los alborotadores aprovecharon la herramienta de mensajería instantánea y gratuita que ofrece este teléfono multifuncional.

Durante su comparecencia en el Parlamento, Cameron anunció que el gobierno británico busca la fórmula para impedir que las redes sociales sirvan de canal de comunicación en la organización de disturbios y no descartó la posibilidad de bloquear los mensajes SMS en situaciones de violencia callejera.

Indicó que el ejecutivo trabaja con la policía, los servicios de inteligencia y la industria de internet con la intención de “parar” a quienes recurren a las redes para organizar actos violentos.

Pero además de las redes sociales el uso de mensajería a través del BlackBerry ha probado su eficacia porque es un servicio gratuito y ofrece la ventaja de estar codificado, a diferencia de Twitter y Facebook.

“Si utilizan Twitter y hasta cierto punto Facebook, sus mensajes son públicos”, en cambio “si utiliza la mensajería del BlackBerry, en general sólo los contactos que ha aprobado personalmente pueden ver sus mensajes”, explicó a AFP Alastair Paterson, director general de Digital Shadows, empresa especializada en la seguridad en internet.

Ante tal situación, la diputada de la oposición británica, David Lammy, representante de Tottenham –el barrio del norte de Londres donde estallaron los primeros disturbios–, pidió a BlackBerry contemplar la posibilidad de suspender su servicio de mensajería.

A través del director general de ventas de BlackBerry, Patrick Spence, la empresa canadiense que fabrica estos multifuncionales, Research in Motion (RIM), prometió ayudar a la policía.

“Nos compadecemos con quienes han sido afectados por los disturbios de los últimos días en Londres. Nos comprometemos con las autoridades a ayudarlas en todo lo que sea posible”, dijo Spence.

RIM decidió bloquear las conversaciones privadas de su aplicación Blackberry Messenger, con el fin de colaborar con las autoridades locales para reducir la comunicación entre los manifestantes.

También puso en manos de la policía datos de GPS, así como datos de usuarios y sus registros.

No obstante, la empresa fue infiltrada por el grupo de hackers Team Poison, que realizó con éxito un ataque al blog de Blackberry, en el que colocó un mensaje de advertencia para los ejecutivos de RIM.

Los hackers amenazaron con hacer pública información confidencial sobre empleados de la empresa y advirtieron que gente inocente podría verse afectada por los manifestantes.

“Estimado RIM: ustedes no ayudarán a la policía del Reino Unido, ya que si lo hacen miembros inocentes de la población que se encontraban en el lugar equivocado en el momento equivocado y eran dueños de un Blackberry pagarán por ninguna razón en absoluto.

“La policía está buscando detener a tantas personas como sea posible para salvarse de la vergüenza… Si ustedes ayudan a la policía, dándoles registros de chat, locaciones de GPS, la información del cliente y el acceso a BlackBerry Messengers, se arrepentirán.

“Nosotros  tenemos acceso a su base de datos que incluye la información de los empleados (…) Ahora bien, si ustedes ayudan a la policía, nosotros haremos pública esta información y se la daremos a los manifestantes… ¿De verdad quieren a un montón de jóvenes furiosos en las casas de sus empleados?”, advierte el mensaje del grupo de hackers.

Comentarios

Load More