Pánico en estadio de Torreón; suspenden partido Santos-Monarcas por balacera

TORREÓN, Coah. (apro).- Detonaciones de armas de grueso calibre ocasionaron que los asistentes al estadio Territorio Santos Modelo (TSM), donde se jugaba el partido Santos-Morelia, incursionaran en estampida en la cancha y se decidiera la suspensión del encuentro, poco antes de concluir el primer tiempo.

Era el minuto 40 cuando varias detonaciones de alto calibre provocaron que jugadores, auxiliares y técnicos iniciaran la huida rumbo a los vestidores.

El cuerpo arbitral, encabezado por el silbante Francisco Chacón, pitó la suspensión al tiempo que se dirigía a toda prisa a los vestidores, seguido por decenas de aficionados que ingresaron en la cancha intentando resguardarse del tiroteo.

Temerosos, la mayoría de los espectadores se tiraron al suelo, en las gradas de uno de los escenarios futbolísticos más modernos del continente, ubicado en una de las urbes más violentas del país.

La confusión de los primeros minutos hizo correr versiones de que el tiroteo se había desarrollado en el interior del estadio; sin embrago, la balacera ocurrió afuera, cuando un convoy militar encaró a un grupo de sicarios que transitaban por la carretera que conduce a Francisco I. Madero, uno de los municipios rurales de La Laguna.

Informes preliminares establecen que un convoy militar marcó el alto a una caravana de tres potentes camionetas cuyos tripulantes, en respuesta, rafaguearon a los soldados, quienes a su vez repelieron la agresión a tiros e iniciaron una infructuosa persecución.

En el enfrentamiento, un policía municipal, asignado al operativo de vigilancia del TSM resultó herido, mientras que entre el público se atendieron varios ataques de pánico.

Un operativo conjunto intercorporaciones inició de inmediato el patrullaje de diversos puntos de Torreón, sin lograr detener a nadie.

Dentro del estadio, los aficionados se vieron envueltos en la incertidumbre y el miedo durante aproximadamente 10 minutos. Algunos saltaron a la cancha mientras que otros se refugiaron detrás de la publicidad móvil.

Los jugadores locales subieron a las gradas a buscar a sus familiares que presenciaban el partido.

El presidente del club Santos Laguna, Alejandro Irrarragorri, anunció la suspensión oficial del encuentro, por acuerdo de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut).

Iragorri intentaba llamar a la calma. Acompañado de Oswaldo Sánchez, el directivo invitaba a los aficionados que permanecían en las gradas a presenciar otros encuentros de la jornada 6, a través de las pantallas gigantes del TSM.

Asimismo, les indicó que podían quedarse dentro del estadio hasta que se sintieran seguros.

Minutos después, se activó el código rojo, que llevó a las calles de Torreón a varios comandos policiacos y militares que intentaban localizar a los responsables.

Irrarragorri informó que no hubo víctimas dentro del estadio y dejó en claro que el episodio de violencia se registró afuera del inmueble.

La selección nacional tiene programado disputar un partido amistoso contra Brasil en el estadio Territorio Santos Modelo en octubre próximo. (Con información de Beatriz Pereyra)

 

Comentarios