Gobierno, incapaz de atender a víctimas de lucha antinarco: Álvarez Icaza

PUEBLA, Pue. (apro).- El representante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Emilio Álvarez Icaza, denunció que el gobierno mexicano ha sido incapaz de atender a las víctimas de la denominada guerra contra el narcotráfico, pues han quedado impunes las miles de desapariciones forzadas en el país.

También advirtió que, ante la problemática de violencia generalizada que vive el país, es urgente que la sociedad civil deje de tener una postura permisiva, y vuelva a retomar una agenda de alta intensidad, como ocurrió en los años noventa.

Al participar en el segundo encuentro de Organizaciones Civiles y de Derechos Humanos, que reunió aquí a representantes de más de 20 asociaciones civiles de Puebla, Veracruz y Tlaxcala, el exómbudsman de la Ciudad de México aseguró que los fenómenos de alternancia política en el país desmovilizaron los protagonismos civiles en el país.

“Hemos sido como sociedad muy permisivos, eventualmente por el miedo, por la amenaza y por la desconfianza a las autoridades, pero en la medida que sigamos echados pa’atrás, está descomposición que vive el país va avanzando”, alertó.

En ese sentido, anunció que este viernes saldrá del Distrito Federal la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad de la zona sur del país.

En esta ocasión, apuntó que la caravana pasará por Cuernavaca, Iguala, Chilpancingo, Acapulco, Oaxaca, Juchitán e Ixtepec, Tapachula y Ciudad Hidalgo, y se tratará de cruzar la frontera hacia Guatemala para hacer una ceremonia del “perdón y reconciliación” con los países de Centroamérica.

“Nosotros somos responsables como sociedad de lo que está sucediendo a las y los centroamericanos que pasan por nuestro país y que han sufrido por la violencia de los grupos de narcotraficantes y la indolencia de nuestras autoridades”, manifestó.

Apuntó que la caravana estará en San Cristóbal de las Casas y Acteal, Chiapas, el 15 de septiembre, y que el 16 llegará a Ococingo y Palenque, para luego seguir por Villahermosa, Coatzacoalcos, Jalapa y Puebla.

“La noche del 19 de septiembre se tiene programado que la caravana llegue a Tlatelolco, en la Ciudad de México”, agregó, “justo cuando se cumplen 26 años del terremoto. Ahora queremos otro tipo de sacudida, la de las conciencias, que ayude a la organización de la sociedad”.

Precisó que a la ruta sur de la Caravana la animan tres preguntas que se analizarán con otras organizaciones y con representantes civiles: ¿cómo estamos viviendo esta guerra? ¿Qué podemos hacer para detenerla? y ¿cómo estamos construyendo en la paz?

Refirió que ya suman 50 mil las muertes que se contabilizan desde que el gobierno federal declaró la guerra a la delincuencia organizada, y que las cifras más conservadoras (3 mil) de desapariciones forzadas, multiplican por cinco las que documentó el comité Eureka, durante casi 30 años, a causa de la “guerra sucia”.

Otro fenómeno que debe alertar a la sociedad de la necesidad de tomar una postura más “proactiva”, indicó, es el fenómeno de los niños huérfanos. Comentó que la Mesa de Infancia de Ciudad Juárez, estima que hay 10 mil niños y niñas que han perdido uno o los dos padres y que están en una condición extraordinaria de desprotección.

A esto, agregó, se suma la pobreza, la migración, la descomposición social y la incapacidad de las autoridades para dar respuesta a los familiares de víctimas de todo tipo de hechos de violencia.

“No hay un solo detenido, las víctimas son los que están llevando las investigaciones, las que están buscando información”, acusó. “Y ¿cómo no va a estar empoderada la delincuencia al grado de quemar el casino Royale en Monterrey?”, cuestionó.

Ante toda esta problemática, concluyó, es un hecho de que este movimiento ciudadano no comparte el diagnóstico expuesto por el presidente Felipe Calderón en su Quinto Informe de Gobierno.

Comentarios

Load More