Busca Calderón “frenar mi proyecto político”, acusa Ebrard

MEXICO, D.F. (apro).- El jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, acusó al gobierno de Felipe Calderón y a integrantes del Senado de pretender frenar el proyecto político que encabeza el perredista con miras al proceso electoral del 2012.
En el marco de su quinto informe de gobierno, Ebrard Casaubón denunció “cálculos políticos” detrás del recorte por 14 mil millones de pesos al presupuesto de la capital en la propuesta presidencial de Ley de Ingresos y Egresos del próximo año; en tanto que en el Senado, acusó, aún no se dictamina la iniciativa de reforma política del Distrito Federal.
En el recinto de la Asamblea Legislativa, aunque sin mencionar nombres, el mandatario capitalino aseguró que la oposición en la ALDF ha hecho “cálculos políticos con miras al 2012, pero tratar de esa manera a la ciudad no va a beneficiar a nadie, es pura mezquindad política”.
Luego deploró el “trato injusto” en la distribución de recursos federales para la Ciudad de México, por lo que hizo un llamado a los legisladores federales de PRI y PAN para que corrijan la iniciativa presidencial.
“El escenario que vemos para el año entrante es de alta complejidad y pone en riesgo los servicios esenciales para todas y para todos en nuestra ciudad, por lo que les solicito que actuemos en conjunto ante el Congreso de la Unión para que esto no ocurra”, exhortó Ebrard.
El jefe de gobierno, quien llegó a la ALDF acompañado de su nueva pareja, la exdiplomática hondureña Rosalinda Bueso, presumió avances en la capital en materia de programas sociales, a los que destina 33% del presupuesto, así como inversión en proyectos de infraestructura, unas 657 obras con una inversión de 35 mil millones de pesos, de los que por cierto 24 mil millones son de origen privado.
También destacó el saneamiento del medio ambiente (el año pasado, sostuvo, sumaron 59% los “días limpios”), y que por obras de infraestructura se tienen garantizados servicios básicos, como la distribución de agua, por al menos 25 años.
En medio de la violencia que aqueja al país, Ebrard aseguró que en la capital se han abatido en 12.5% los delitos de alto impacto entre 2010 y 2011.
Sin embargo, sólo mencionó dos tipos de esos ilícitos: secuestros, que habrían disminuido en 62.5%, y robo a vehículos, que se redujo 21.3% en el último año.
Además, resaltó que existen las condiciones para que el PRD siga gobernando la capital del país: “La ciudad ha avanzado mucho. Aquí, señoras y señores, no va a haber regreso. Aquí la ciudad, después de 14 años, ofrece una realidad de otro rumbo para México, un camino al futuro, un camino desde la izquierda”.
La presidenta de la mesa directiva, Alejandra Barrales, también coordinadora de la fracción perredista en la ALDF, destacó la labor de gobierno y se comprometió a buscar el incremento presupuestal para la ciudad en 2012.
Asimismo, Barrales ofreció contrarrestar los intentos de los “promotores de estas restricciones que piensan, equivocadamente, que con ello afectan a un proyecto político”.
La también aspirante a la candidatura del PRD al gobierno local, habló de los resultados que deja la administración de Ebrard a los capitalinos y de los beneficios que tendría el resto del país.
“La ciudad que usted nos va a heredar es una ciudad que tiene sello propio, es una ciudad que vivimos en libertad, es una ciudad que vivimos en tolerancia, es una ciudad de avanzada, pero lo más importante que usted nos hereda es la convicción, la certeza de que los mexicanos de todo el país podemos vivir con paz y libertad, como hoy lo hacemos quienes habitamos el Distrito Federal”, resaltó Barrales.
Al informe de labores acudieron los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo; de Michoacán, Leonel Godoy, y del Estado de México, Eruviel Ávila, éste último abucheado por simpatizantes de Ebrard apostados en los alrededores de la Asamblea, sobre la calle de Donceles.
También estuvieron presentes, entre otros, el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, y el líder de Nueva Izquierda (NI), Jesús Ortega, así como la secretaria general Dolores Padierna, y hasta la exgobernadora de Zacatecas, Amalia García.
Por el PRI sólo acudió la senadora María de los Ángeles Moreno, en tanto que por el PAN hizo lo propio el dirigente local Obdulio Ávila Mayo.
Se trató de un acto terso, con posicionamientos que poco o nada cuestionaron la gestión de Ebrard.
Las voces discordantes fueron del diputado del PRI, Gilberto Sánchez Osorio, y del panista Juan Carlos Zárraga.
El primero criticó las “dádivas” del gobierno capitalino a los sectores más vulnerables y también cuestionó que, “por las prisas electoreras”, se “hurgue en el pasado para encontrar supuestos culpables” de los males que aquejan al país.
El priista también recriminó que más de la mitad de los 200 mil trabajadores del Distrito Federal no cuenten con las garantías de seguridad social ni acceso a vivienda.
Aunque Sánchez Osorio aseguró que su partido “va a regresar a gobernar” el país y la capital de la República, descartó “restauraciones de alguna naturaleza (…) en el contexto social actual del país y del Distrito Federal, es impensable cualquier intento restaurador”.
Mientras, el panista Zárraga acusó a Ebrard de pasar de un gasto corriente de 25 mil millones de pesos, en 2007, a cien mil millones en 2010.
Asimismo, de incrementar, entre 2008 y 2011, en 7 mil millones de pesos la deuda pública, “que representa ya 40% del presupuesto total anual del Distrito Federal” y que es “casi el doble que la que dejó (el líder priista Humberto) Moreira en Coahuila”.
El panista también aseguró contar con 630 facturas pagadas por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) por el pago de servicios de retiro de espectaculares que no se hicieron.
En entrevista posterior, Zárraga aseguró que 90% de las facturas están a nombre de las empresas Grúas Napoleón y López Santos Grúas y Transportes.
Luego consideró que las 630 facturas equivalen a 40 millones de pesos, y que las dos empresas beneficiadas inflaron al doble los costos.
“Llamamos y pedimos un presupuesto y, por quitar un espectacular, esas mismas empresas cobran entre 30 y 35 mil pesos, pero al gobierno le están facturando 65 mil y 73 mil pesos”, acusó.
En respuesta, el diputado perredista Alejandro Carvajal criticó el proyecto de gobierno del PAN y alertó sobre los riesgos de regreso del PRI a Los Pinos.
Arropado por los suyos, Ebrard abandonó la ALDF en compañía de Rosalinda Bueso –quien dijo que “pronto” habrá boda— y en la calle fue aclamado por perredistas afines a Hugo Lobo Román, delegado en Gustavo A. Madero.
Los acarreados corearon “¡Marcelo, presidente!”, mientras cañones lanzaban al aire papeles amarillos y blancos.

Comentarios

Load More