Rechaza el Colegio Humboldt acusaciones de fraude

PUEBLA, Pue. (apro).- El Consejo Directivo del Colegio Humboldt rechazó este lunes el supuesto desfalco de 24 millones de pesos de un fideicomiso de orfandad.
Dos semanas después de que la revista Proceso publicó en su edición 1820, del domingo 25 de septiembre, que padres de familia de esa institución presentaron una demanda civil por un supuesto fraude, la institución emitió un boletín para dar su versión de los hechos.
De acuerdo con la directiva de la institución, en 2003 sólo recibió 10 millones 565 mil pesos que le fueron entregados por la propia Asociación de Padres de Familia, para pagar los estudios de 16 alumnos que habían perdido a sus padres en esas fechas, de los cuales siete aún continúan en el colegio.
“Se ha filtrado a la opinión pública información distorsionada que pretende poner en tela de juicio el prestigio de un referente de excelencia educativa desde hace más de cien años, así como de directivos y benefactores de nuestra comunidad escolar, con acusaciones de supuestas operaciones financieras fraudulentas”, afirma en su comunicado el instituto educativo alemán.
Asimismo, atribuye las denuncias en su contra a una campaña de difamación y desprestigio que fue instrumentada por los actuales presidentes de las mesas directivas de padres de familia: Augusto Carlos Galván Acosta (primaria) y Patricia Velasco Smith (secundaria).
“No existe desfalco, robo, ni denuncia penal por 24 millones de pesos. Es falso que existan hechos o documentos que acrediten esa aseveración. Ninguna autoridad ha determinado la existencia de este u otro delito”, señala el texto, aunque reconoce que existe una demanda civil en trámite presentada por los mismos padres de familia.
Añade:
“No existió complicidad alguna para realizar la supuesta defraudación entre mesas directivas de padres de familia anteriores y funcionarios de la empresa Volkswagen de México”.
La directiva del Colegio asegura que en 2003 los entonces miembros de la Asociación tomaron la decisión de “delegar la responsabilidad y el riesgo” de cumplir con la obligación de garantizar la educación de los 16 alumnos, cuyos padres habían fallecido, transfiriendo al colegio el importe total del fideicomiso, que ascendía a 10 millones 565 mil 40 pesos, monto que el seguro contratado había fondeado.
Sin embargo, la actual sociedad de padres de familia ha exhibido públicamente un estado de cuenta que fue emitido por la fiduciaria Bancomer, de fecha de emisión 1 de abril de 2004, en el que se reporta que el Fideicomiso 189-1 contaba con un saldo de 14 millones 218 mil pesos.
Este estado de cuenta, añade, corresponde a un año después de que se habían entregado los 10.5 millones de pesos al colegio para el pago de becas educativas de los 16 alumnos huérfanos y otras ocho que quedaron en reserva y que hasta la fecha no se ha precisado a quién fueron otorgadas.

Comentarios

Load More